x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OTRASCOMARCAS

Quince años en el exilio

Larraun busca ayuda para construir un nuevo ayuntamiento. Su sede actual presenta un grave deterioro y, además, se sitúa en Lekunberri, fuera de su término municipal

Actualizada Jueves, 5 de febrero de 2009 - 04:00 h.
  • P.F.L. . LEKUNBERRI.

EL invierno pasa factura en el deteriorado edificio que alberga el Ayuntamiento de Larraun. Su arcaica red eléctrica no ha soportado los envites del frío, varios días se han quedado a oscuras, y sin poder trabajar; incluso debieron posponer un pleno; además, la lluvia ha hecho mella en un tejado añejo que hace aguas por todas partes.

La situación, en palabras del alcalde, José Mari Astiz, "es insostenible", pero la calculadora echa humo cuando tratan de hacer cuentas para construir un nuevo ayuntamiento. Y, además de la situación física, les preocupa también la administrativa. El consistorio lleva quince años en el exilio. Se sitúa en el casco urbano de Lekunberri, pero este municipio se segregó del valle en 1995 y la peculiar situación conlleva, incluso, trabas legales.

En aquel 1995, el Gobierno de Navarra cedió a Larraun el uso de la conocida como Casa Gabari, en suelo de Larraun. El edificio fue sede de la Cruz Roja, también cuartel de la Guardia Civil durante la construcción de la autovía y, en los últimos años, gaztetxe. Actualmente, el edificio, en suelo de Mugiro, aunque adyacente a la carretera de San Miguel de Aralar, se encuentra vacío. Los gestores municipales llevan años tratando de trasladar allí el ayuntamiento, pero la ayuda no acaba de llegar. En más de una ocasión han visto como las ayudas del Plan Trienal del Gobierno de Navarra pasaban de largo, pero lo quieren volver a intentar. Además, recuerdan que destinarán las recientes ayudas del Fondo Estatal de Inversión Local precisamente a realizar algunas reformas en la casa Gabari. Sin embargo, el presupuesto para instalar allí el ayuntamiento sería mucho mayor y, sin ayuda institucional, carecen de fondos para poder asumir el coste. Cálculos provisionales cifran en más de 500.000 euros el coste del proyecto.

Además, el alcalde recuerda que los plazos se agotan y que la cesión inicial de la casa Gabari, para 30 años, concluye en 2024. "Al final quedan quince años y también habrá que hablar de la posibilidad de prolongar la cesión. Son muchos temas pendientes de concretar, pero lo claro es que el ayuntamiento está en muy malas condiciones. Los radiadores no pueden más, cada dos por tres salta el automático, las goteras son innumerables y los daños en el tejado también. Y, entre otras cosas, el edificio no está ni mucho menos adaptado para minusválidos. No hay ascensor y las escaleras son peligrosas para personas mayores", enumera José Mari Astiz. La casa alberga también otros servicios como la cámara agraria y montes. En definitiva, sirve a quince concejos con 1.600 vecinos.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El deterioro es evidente en el interior del consistorio. P.F.L.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual