x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Odei Ijurco niega su pertenencia a la organización ilegalizada Segi

Una de las víctimas aseguró que el acusado intentó "quemar vivos" a los policías

Actualizada Jueves, 5 de febrero de 2009 - 15:58 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Un acusado de lanzar varios artefactos explosivos contra dos agentes de la Policía Foral navarra durante la noche electoral del pasado 9 de marzo en Pamplona negó hoy su pertenencia a la organización juvenil ilegalizada SEGI y explicó que la camiseta con el anagrama de esta asociación que se encontró en el registro realizado en su casa tras su detención la compró "en un puesto en las fiestas" de su barrio.

Del mismo modo, el procesado, Odei Ijurco, que hoy compareció ante la Sección Tercera de la Audiencia Nacional para ser juzgado por un acto por el que la Fiscalía pide 38 años de prisión, relató, a preguntas de la defensa, que las transparencias con logotipos de SEGI, Gestoras pro Amnistía, Askatasuna y Batasuna que aparecieron en su domicilio son de "una campaña" que se hizo en el barrio contra la ilegalización de estas organizaciones.

Además, aseguró que la documentación encontrada en la basura de su casa y relativa a acciones contra el Tren de Alta Velocidad en el País Vasco (TAV) la recogió en una "asamblea" para después leerla y que cuando comprobó que no le "interesaba" la rompió y la tiró. Ijurco negó en reiteradas ocasiones su pertenencia a SEGI, aunque reconoció que conoce a "algunas personas" que sí son miembros, porque su trabajo es "público" en el barrio, y que ha "leído" sobre ellos en prensa.

La Fiscalía acusa a Ijurco de la comisión de un delito de desórdenes públicos terroristas (2 años y 6 meses), dos atentados contra miembros de la Policía (14 años cada uno) y tenencia y empleo de aparatos incendiarios (8 años) como integrante del entorno de la organización Segi. Añade a su acusación el agravante de disfraz, ya que el acusado portaba durante la algarada una manga de camiseta empleada a modo de verdugo.

Durante el registro de su domicilio, la Policía incautó numerosa documentación relacionada con Segi y material destinado a la fabricación de artefactos incendiarios. Además, encontraron fotografías del presidente y uno de los columnistas de Libertad Digital y de uno de los fiscales del Tribunal Supremo.

"Líder" del grupo "organizado"

Durante el juicio, que continuará mañana a partir de las 10.00 horas, testificaron varios agentes forales, que, al relatar los hechos ocurridos en el Casco Viejo de Pamplona, coincidieron en señalar que Ijurco se encontraba junto a un grupo de "20 o 25 personas", que parecía "perfectamente organizado" e incluso "uniformado" con vestimentas negras.

Uno de los testigos, el jefe del dispositivo policial puesto en marcha para garantizar la seguridad en la noche electoral, destacó que el procesado parecía estar "a la cabeza" como "líder" del grupo, que, al encontrarse con una furgoneta policial, comenzó a lanzar cócteles molotov. El acusado lanzó después dos artefactos contra dos agentes que intentaron darle alcance.

El agente foral, que fue uno de los que después interceptó a Ijurco, aseguró que el procesado lanzó los dos artefactos "a menos de tres metros de distancia" de él y del otro compañero que acudió a detenerlo. "Intentó quemarnos vivos", afirmó el responsable, que aseguró que no va a poder "olvidar jamás" lo ocurrido esa noche, ya que sintió que la seguridad física de los integrantes de su equipo "peligró".

Según este agente, el detenido respondió con "gran violencia" a la detención, incluso cuando se encontraba dentro del furgón policial. En el forcejeo, sufrió una "contusión de parrilla costal bilateral" y en tres dedos de la mano. El otro policía resultó herido con una fractura del "arco zigomático derecho".

Por su parte, el detenido sufrió lesiones consistentes en una herida en el cuero cabelludo "de unos seis centímetros", que, según los testigos, fue descubierta ya en comisaría, además de contusiones en las muchas y erosiones en una mano y la pierna derecha. Todos los agentes coincidieron en señalar que estas heridas son "compatibles" con la "violencia desmedida" que presentó el detenido en su detención.

El responsable policial defendió que, en su opinión, "sin lugar a dudas" se trataba de un grupo de 'kale borroka' y apuntó que el "objetivo" de sus actos "podía haber sido el Ayuntamiento", ya que "ETA había dado directrices" de boicotear la jornada electoral.

Guevara: "Por encima del presidente del Gobierno estoy yo"

Al juicio, que quedó suspendido por falta de tiempo hasta mañana, no se presentó uno de los testigos, lo que provocó el enfado del juez de la Audiencia Nacional Alfonso Guevara, que preguntó "quién es" un funcionario policial "para decir que se va porque le están haciendo esperar".

"Por encima del presidente del Gobierno, por encima del ministro de Justicia, por encima del ministro del Interior, en este momento estoy yo", aseguró Guevara, que mandó llamar al funcionario para que responda en su despacho por este "acto de desobediencia".

Odei Ijurco, en la Audiencia Nacional donde se le juzga por participar presuntamente el 9 de marzo del año pasado, día de celebración de las últimas elecciones generales, en un ataque con artefactos incendiarios contra dos policías forales en Pamplona.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual