x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Jueces británicos acusan a EEUU de ocultar pruebas de tortura en Guantánamo

Los magistrados no divulgaron las evidencias porque las autoridades estadounidenses amenazaron con interrumpir la cooperación antiterrorista con Gran Bretaña si se hacían públicos los detalles

Actualizada Miércoles, 4 de febrero de 2009 - 20:14 h.
  • AGENCIAS. Londres (Reino Unido)

Dos jueces del Tribunal Superior de Inglaterra y Gales acusaron hoy a Estados Unidos de ocultar pruebas sobre la supuesta tortura a un presunto terrorista recluido en la prisión de la base naval estadounidense de Guantánamo (Cuba). En la resolución de una vista celebrada a puerta cerrada, los magistrados no divulgaron las evidencias porque las autoridades estadounidenses amenazaron con interrumpir la cooperación antiterrorista con Gran Bretaña si se hacían públicos los detalles.

Los jueces también indicaron que los abogados que en el caso representan al ministro británico de Exteriores, David Miliband, precisaron que la amenaza sigue vigente bajo la nueva Administración del presidente Barack Obama.

El recluso en cuestión es el etíope Binyam Mohamed, de 31 años y con estatus legal de residente en el Reino Unido, que lleva más de cuatro años en Guantánamo acusado de conspirar con la red terrorista Al Qaeda para atentar contra civiles.

En el auto, los jueces John Thomas y David Lloyds Jones, afirman que las pruebas de supuesta tortura deberían divulgarse al margen de lo "embarazoso que puedan ser políticamente".

Thomas y Jones señalan que no tenían "ninguna razón" para vislumbrar que "se produciría una amenaza tan grave como la efectuada por el Gobierno de Estados Unidos de que reconsideraría el compartir información inteligencia" con el Ejecutivo de Londres si difundían un aparte "limitada pero importante" de las pruebas.

Desde Downing Street, residencia y despacho oficial del primer ministro británico, Gordon Brown, un portavoz dijo no tener conocimiento de una amenaza de la Administración de Obama para cancelar la cooperación antiterrorista con el Reino Unido.

"No hemos tratado con la nueva Administración (de EEUU) sobre los detalles de este caso", aseguró el portavoz al remarcar que Londres y Washington tienen "una muy sólida relación en asuntos de inteligencia" y que "eso continuará".

Con conocimiento de la resolución judicial, el diputado conservador David Davis, ex portavoz de Interior del principal partido de la oposición, pidió en el Parlamento explicaciones al Gobierno.

Según Davis, el auto sugiere que el Reino Unido fue cómplice de las supuestas torturas infligidas a Mohamed, por lo que exigió que el ministro de Exteriores haga una declaración tan pronto como sea posible para "explicar qué demonios está pasando".

El parlamentario "tory" subrayó que David Miliband tiene que aclarar el "nivel de complicidad" de las autoridades británicas en las presuntas torturas.

El pasado agosto, Mohamed ya ganó una batalla legal al dictar el tribunal Superior que el Gobierno británico debe desclasificar información que el preso reclama como prueba de que sufrió torturas.

El etíope argumentó en aquella ocasión que los documentos del Gobierno británico apoyan su tesis de que las pruebas presentadas contra él se obtuvieron mediante tortura.

Los jueces Thomas y Lloyds Jones fallaron entonces que el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido (Foreign Office) debe "desclasificar en confianza" información que "no sólo es necesaria, sino esencial" para la defensa del sospechoso.

El abogado de Mohamed, Clive Stafford, director también del grupo pro derechos humanos "Reprive", indicó que los gobiernos estadounidense y británico "tienen la obligación" de investigar y no eliminar las pruebas sobre presuntas torturas.

Por su parte, Shami Chakrabarti, directora de la organización defensora de los derechos civiles "Liberty", reclamó al Gobierno británico una "investigación pública inmediata" acerca del papel del Reino Unido en el caso.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual