x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TEATRO | PEDRO IZURA

Un Valle-Inclán ambicioso

Actualizada Jueves, 29 de enero de 2009 - 04:00 h.

Parece que ha llegado la hora de arreglar viejas cuentas con los autores de la generación del 98. Valle Inclán no ha tenido demasiado éxito en la puesta de largo de su legado. Cándido incluso se atrevió a matar definitivamente el teatro de don Ramón. Curiosamente, el mismo Cándido que criticó el esperpento triunfó años más tarde con la publicación de un libro escrito con las mismas claves que llevaron el teatro de Valle a la inmortalidad.

El libro se tituló Pecado escarlata y se publicó en el 2001.

El esperpento es una técnica que busca en la caricaturización y en lo grotesco imágenes que se parezcan a la realidad como forma de presentarla y de criticarla. Como narración periodística es una herencia fantástica ya que refleja una parte de la sociedad sonrojante para las clases cultas y pudientes, algo que había que esconder. Una España de pandereta, cercana a la felicidad por ignorante pero auténtica y probablemente no demasiado alejada de lo que nos hemos convertido a día de hoy. Esta ignorancia enraiza sus valores en la tradición más rancia. Incluidos en el libro Martes de carnaval estos Cuernos presentan prólogo, doce escenas y epílogo. Al igual que sus hermanas Las galas del difunto o La hija del capitán, vivió más entre los títeres que entre los actores de carne y hueso. Sus representaciones se veían potenciadas en su cruel y descarnada verdad y el público se mofaba con aspectos que tenían maldita la gracia.

Esta versión de Ángel Facio aporta elementos muy actuales a su lectura del libreto, uno de ellos es la naturalidad. Se enfrenta al texto dando a cada palabra su espacio y a cada personaje vida propia. No es que se aleje completamente de los clichés o de la caricatura, pero sí que hace reconocibles los tipos que presenta. La escenografía es un elemento importante en este montaje, tanto, que la propia necesidad de crear espacios diferentes dificulta en algunos momentos el ritmo interno de la narración que apenas pueden suplir unos pasodobles bien elegidos.

Pero esta circunstancia no entorpece una lectura ambiciosa, capaz de eliminar los monigotes y enfrentar al público personajes de carne y hueso potenciando eficazmente los grotesco, lo ridículo. La identificación con el espectador se hace más amable, gana en agilidad y sobre todo en contundencia. Resulta decisiva en esta puesta en escena la búsqueda del personaje en una realidad distorsionada, o quizás no tanto.

El argumento es sencillo: un militar (guardia civil en esta versión) ve su honor ultrajado. La única solución, la sangre. Todo lo demás son fotografías más o menos reales de la sociedad. Y así se llena de teatro un escenario cuando se tiene algo que decir. Las interpretaciones (casi veinte actores forman un elenco prohibitivo en los tiempos que corren) brindan momentos de gran altura en un juego cómico que los intérpretes ejecutan a la perfección. Incluso el discurso monótono y pesado del prólogo en el que el alter ego de Valle, expone sus ideas sobre el teatro resulta brillante. "Hay que llevar el temblor de la fiesta de los toros a las tablas". Quizás se refiriera a la verdad. o quizás solo quiso criticar el teatro de sus coetáneos, o vaya usted a saber.

Se ha dicho que esta obra es una crítica a los dramas de honor de Calderón. Es posible, pero el teatro no se llena de sesudos pensadores sino de público y creo que salió satisfecho del teatro como un servidor. Tengo un termómetro últimamente que funciona a la perfección. Ese termómetro son unos cuantos aficionados universitarios con los que suelo compartir alguna que otra experiencia teatral. Hablar con ellos resulta refrescante y su visión de los diferentes espectáculos limpia. Estos cuernos y el señor Friolera les parecieron impresionantes. Nada más que decir.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Teté Delgado y Nancho Novo, durante su actuación en el Gayarre. SESMA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual