x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El avance rebelde es detenido en Ras Lanuf, de donde huyen decenas de familias

La aviación fiel a Gadafi bombardeó en varias ocasiones para amedrentar a los milicianos

Actualizada Lunes, 7 de marzo de 2011 - 20:23 h.
  • EFE. Ras Lanuf (Libia)

El avance rebelde hacia la ciudad de Sirte (centro) parece haberse atascado hoy en el enclave petrolero de Ras Lanuf (este), de donde han salido decenas de familias con destino a Bengasi, segunda ciudad libia y principal bastión de la oposición rebelde. "No sigáis avanzando, quedaos aquí, debemos proteger el petróleo", repetían hoy los altavoces de un coche en el puesto de control de los milicianos en las puertas de Ras Lanuf, donde la aviación fiel a Gadafi bombardeó en varias ocasiones para amedrentar a los milicianos, como pudo constatar Efe.

Al menos en tres ocasiones las baterías antiaéreas de esta posición rebelde intentaron sin éxito derribar a los aviones que atacaron primero a varios kilómetros de la posición, después a cinco y finalmente a menos de mil metros de donde se concentraban unos dos centenares de jóvenes milicianos.

Con cada explosión el mismo ritual: gritos, disparos de las baterías antiaéreas, huidas despavoridas hacia el desierto y el retumbar de la polvorienta explosión.

Después, los inexpertos rebeldes vuelven a unirse y comienzan a celebrar que la explosión no ha caído sobre ellos disparando al aire sus pistolas y metralletas y cantando canciones patrióticas y contra el líder libio, Muamar el Gadafi.

"Son como niños con ropa nueva en un día de fiesta", confiesa Ibrahim al Jodeiri, un ex militar de 50 años que abandonó el Ejército hace tres años tras sufrir una trombosis una vez cumplidos 21 años de servicio.

"Nadie dirige a nadie, cada grupo hace lo que quiere, avanza o retrocede, dispara o no, tienen armas, son suyas y hacen con ellas lo que quieren", asegura Ahmed Fathi, que también ha estado cuatro años en el servicio militar y que asegura que ahora se ha unido a las filas rebeldes.

No obstante, insiste en que hay que reconocer que la necesidad ha hecho que muchos hayan aprendido en sólo 24 horas a manejar las armas.

Tanto Fathi como Jodeiri, que se encuentra en el puesto fronterizo de Brega, a 120 kilómetros al este de Ras Lanuf, como varios rebeldes consultados por Efe, creen que la intención de las brigadas de Gadafi no es otra que asustar a los rebeldes.

"No quiere una matanza de civiles, además hay periodistas. Lo que quiere es que no avancen, que retrocedan", comenta Fathi.

Sólo el domingo, siete rebeldes murieron y otros 55 resultaron heridos en los combates entre Ras Lanuf y Ben Yauad, localidad esta última tomada por los rebeldes ayer y recuperada esta madrugada por las fuerzas de Gadafi, después de que los rebeldes se hubieran retirado.

Además, los enfrentamientos y el temor a que la situación se atasque en este enclave petrolero, ha empujado a decenas de familias a abandonar la localidad en dirección a Bengasi, la segunda ciudad del país y en manos de los rebeldes.

En el control rebelde de Ras Lanuf las familias levantaban los dedos en señal de victoria entre los disparos al aire de los milicianos que no hacían caso a las llamadas de los micrófonos para ahorrar munición.

No obstante, ninguna de las dos familias consultadas por Efe reconoció que huía de los combates. "Tenemos unos días libres y nos vamos de vacaciones a Bengasi, pero después volvemos", dijo un padre de familia con su mujer y sus dos hijos montados en un coche cargado de pertenencias personales.

Ya a unos kilómetros del frente de combate, algunas familias lejos del fervor de los combatientes que se van uniendo a la ofensiva en un goteo continuo, reconocían que la situación en Ras Lanuf era preocupante

Los rebeldes se muestran convencidos de que recuperarán Ben Yauad, a pesar de que, según indica Gadafi ha colocado francotiradores en las azoteas.

Después se lanzarán sobre Sirte, la ciudad natal de Gadafi, lo que muchos consideran que será la batalla definitiva.

"Sirte es un cuartel, tiene todo tipo de armas ligeras y pesadas, aviones, misiles, mucha gente va morir allí", opina Jodeiri que asegura que sirvió dos años en esta localidad.

Mientras en el frente oriental continúa lo que algunos denominan el juego del "gato y el ratón" entre las brigadas de Gadafi y milicianos, en el occidente, la ciudad de Misrata, en manos de la oposición y situada entre Sirte y Trípoli, continúa asediada por la fuerzas del régimen.

En Al Zauiya, a 92 kilómetros al suroeste de Trípoli, se vive el mismo escenario que en Misrata. Hoy por cuarto día consecutivo las denominados "revolucionarios" han resistido un nuevo ataque de artillería de las fuerzas gadafistas, que insisten en recuperar la ciudad.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Una población de 6 millones con altos índices de analfabetismo llamando a nuestras puertas, es un auténtico terremoto . Hay una web que trata en detalle sobre ello , http://lareplica.es/ Rafa

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra