x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los detenidos tenían información sobre ertzainas, empresarios, jueces, fiscales y cuarteles de la Guardia Civil

Grande-Marlaska por el que envía a prisión a los presuntos etarras Iñigo Zapirain Romano, alias 'Aritza'; Beatriz Echevarria Caballero, 'Kot'; y Lorena López Díez

Actualizada Sábado, 5 de marzo de 2011 - 19:07 h.
  • EUROPA PRESS. Madrid

Los cuatro presuntos etarras detenidos el martes en una operación de la Guardia Civil desarrollada en Vizcaya tenían información sobre ertzainas, empresarios, jueces, fiscales y personas que no se ha podido identificar, así como empresas relacionadas con la construcción del Tren de Alta Velocidad (TAV), cuarteles de la Guardia Civil y sedes judiciales, todas las cuales podrían haberse convertido en "potenciales objetivos de atentados".

Así consta en un auto dictado este sábado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska por el que envía a prisión a los presuntos etarras Iñigo Zapirain Romano, alias 'Aritza'; Beatriz Echevarria Caballero, 'Kot'; y Lorena López Díez, que formaban junto a Daniel Pastor Alonso, 'Txirula', el 'comando Otazua' de ETA. A todos ellos se les imputan los delitos de integración en organización terrorista, tenencia de armas y explosivos y falsificación.

En su declaración ante el juez Zapiarain ha reconocido, uno por uno, la participación del 'comando' en 14 atentados, entre ellos los que costaron la vida al inspector del Cuerpo Nacional de Policía Antonio Eduardo Puelles, que fue asesinado con una bomba lapa adosada a su vehículo en Arrigorriaga (Vizcaya) en junio de 2009, y al brigada del Ejército Luis Conde, que murió en septiembre de 2008 en Santoña (Cantabria) al estallar un vehículo cargado de explosivos. Su compañera, Beatriz Echevarria, también admitió los hechos en su declaración ante la Guardia Civil.

Además del atentado que costó la vida a Luis Conde, el juez Marlaska acusa a los cuatro detenidos de otros dos atentados con coches-bomba: el que destruyó la casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos el 29 de julio de 2007 y el que explotó ante la Delegación de Defensa de Logroño el 9 de septiembre de 2007.

De igual modo, este grupo fue presuntamente responsable del atentado que costó la vida al agente Eduardo Puelles y de otros dos atentados con bombas-lapa: el cometido el 9 de octubre de 2007 contra el escolta Gabriel Ginés en Bilbao; y el que sufrió un miembro del Cuerpo Nacional de Policía que residía en Zorroza el 16 de septiembre de 2008. En este caso, el dispositivo no llegó a estallar.

Zapiarain también ha admitido ocho atentados cometidos con explosivos. Según su testimonio, los detenidos atentaron el 29 de enero de 2006 en el barrio bilbaíno de Santuchu. En 2007 lo hicieron en los municipios de Fuenmayor (La Rioja), Torrelavega (Cantabria) y Rubena (Burgos) el 20 de septiembre, y en el Juzgado de Paz de Sestao el 16 de diciembre. Al año siguiente atacaron el 23 de febrero y el 20 de noviembre un repetidor del monte Arnótegui, una antena en La Población (Navarra) el 12 de abril; y la Tesorería de la Seguridad Social en Arrigorriaga (Vizcaya) el 30 de abril. En 2009 el único atentado con explosivos se produjo el 6 de mayo, cuando fue atacado un repetidor en el valle de Guriezo (Cantabria).

En la resolución judicial, Grande-Marlaska detalla que el 'comando Otazua', que operaba en Vizcaya, Cantabria y Burgos desde al menos 2006, fue creado por la etarra Saioa Sánchez, que huyó a Francia el 23 de diciembre de ese año como consecuencia del hallazgo de una gran cantidad de explosivo en la localidad vizcaína de Amorebieta.

El 'talde', integrado por los cuatro detenidos menos Lorena López Díez (novia de Pastor), fueron adiestrados por la dirección de la banda terrorista ETA en Francia cuando el jefe de los comandos era Garikoitz Aspiazu Rubina, 'Txeroki', al que el juez no cita en su auto. Desde 2006, recibieron material explosivo en varias ocasiones así como los elementos necesarios para la fabricación de vehículos-bomba "listos para su uso".

El magistrado detalla en su resolución varias "evidencias" que demuestran la participación de los detenidos en el atentado contra la casa-cuartel de Burgos. Así, en el domicilio de Pastor se encontró una carpeta de cartón marrón comprada en una copistería de la avenida del Cid Campeador de la ciudad castellana, mientras que en el de Zapirain y Echevarria se halló un plano de Burgos con una anotación en la que podía leerse 'Sanfran/Yagüe' en referencia a la intersección de la calle San Francisco con el Hospital General Yagüe, lugar situado a 300 metros de donde fue estacionada la furgoneta-bomba.

De igual forma, los agentes de la Guardia Civil se han hecho con bridas plásticas idénticas a las utilizadas en el atentado con bomba-lapa de Zorroza, un cartel de advertencia igual al utilizado en el atentado de Guriezo, una pegatina triangular de color amarillo con un rayo quebrado similar a la utilizada en la acción terrorista de La Población o una cizalla que podría haber sido utilizada para romper la valla perimetral de varios de los repetidores atacados.

Además, en los domicilios de los detenidos se han encontrado un manual titulado 'Los francotiradores', propiedad de Pastor; un dibujo manuscrito de una pistola que explicaba su uso, un ejemplar de la revista 'ETAren Ekintza Armatuak (acciones armadas de ETA), varios 'zutabes' (boletines internos de ETA), un pasquín denominado 'Reflexión sobre la iniciativa de Catalunya', varias ganzúas, una remachadora para la colocación de matrículas, llaves afiladas para la apertura de vehículos y varios archivos encriptados.

En el domicilio que Daniel Pastor y Lorena López compartían en el barrio Aperribai 4B de Galdácano (Vizcaya) también se hallaron un subfusil provisto de cargadores y abundante munición para el mismo, una pistola lista para su uso con varios cargadores, y documentos de identidad y policiales falsos.

Además, los dos presuntos etarras almacenaban unos 200 kilos de material explosivo, entre ellos unos 100 kilos de sustancia pulverulenta blanca, 50 de amonitrato, 48 de nitrato pentrita y otras cantidades menores de polvo de aluminio y nitrometano, así como detonadores, cordón detonante, ollas a presión y tornillería.

A partir de estas pruebas, Grande-Marlaska ordena el ingreso en prisión de Zapirain y Echevarria, que "habrían intervenido en los atentados descritos", así como de Lorena López, que aún cuando no es señalada como "integrante" del 'comando' por el resto de los detenidos, "necesariamente" teníaque pertenecer a él con "carácter permanente", porque convivía con Pastor, al que facilitó "infraestructura".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual