Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUAN JOSÉ ORTEGA PINTOR

"Si una obra no conmueve, no se puede considerar arte"

El pintor riojano vuelve a dar una lección de maestría en la galería Fermín Echauri, fiel a su cita bianual con Pamplona. Sus obras invitan a sumergirse en atmósferas invernales de silenciosos paisajes de bosques y dunas.

Actualizada Viernes, 4 de marzo de 2011 - 04:00 h.
  • NEREA ALEJOS . PAMPLONA

¿Se puede hablar de una composición fotográfica en sus cuadros?.

¿Se puede hablar de una composición fotográfica en sus cuadros?

Sí, pero en este caso surge de una manera intuitiva, natural. Sabes que de otra manera no funcionaría. Y a la hora de exponer las obras, se tiene que crear un ritmo, un contraste, para que no resulte algo monótono. Por eso nunca me desentiendo del montaje de la exposición, pero en esta galería sé que puedo dejarlo en manos de Fermín Echauri. Él sabe cómo potenciar los cuadros.

¿Qué condiciones cumplen los lugares que ha retratado?

Me tienen que llegar. Primero están la mirada al paisaje y el estudio de la composición, pero luego en el taller hay que trabajar la carga emocional. Si un cuadro no transmite emoción, no funciona.

Son paisajes que no parecen pertenecer a un lugar en concreto.

Sí, cada espectador los puede hacer suyos, hasta el punto de que resultan familiares.

Es increíble cómo capta los reflejos del agua, la luz...

Pero no porque quiera destacar esos efectos de una manera fuerte. No me gusta que haya una parte que distorsione el cuadro, por eso persigo esos matices propios de la atmósfera invernal. Hay pocos tonos, pero muchísimos matices.

¿No se ve retratando el Pirineo navarro en otoño?

Sí, los rojos, los amarillos... Pero ahora estoy en otra fase. Mi etapa anterior era totalmente fauve, con azules rabiosos y amarillos limones... Era una pincelada muy gestual y expresionista, nada comedida. Lo que pinto ahora no es algo premeditado, sino una consecuencia del trabajo y del tiempo.

¿Y cuándo se da cuenta de que el cuadro está terminado?

Ése es el "quid". Mis cuadros son una especie de maremágnum donde lo mismo utilizo pinceles, espátulas, el pigmento más sólido, o zonas a base de veladuras... Combino distintas herramientas en función de la emoción que quiero crear. Hay momentos en que tengo que abandonar el cuadro para volver a retomarlo con otra mirada. A veces no doy con lo que quiero transmitir y entonces desecho la obra. Si no, tengo la sensación de que el propio cuadro me delata.

Recientemente se ha celebrado la feria Arco. ¿Qué le parece que el arte se haya convertido en un valor de mercado?

Es consecuencia de la sociedad en que vivimos. Llevo un par de años sin ir a Arco porque ya no me sorprendía. La provocación por la provocación no me divierte y no me aporta nada. Personalmente me gusta más Art Madrid porque veo menos artificio. Creo que una obra tiene alma si ha pasado por las manos del hombre.

¿Es cada vez más necesario que el artista acerque su obra al espectador?

Mi pintura no necesita ser comprendida, porque apela a lo emocional. Si una obra de arte no conmueve al espectador, entonces no se puede considerar arte. No te puede dejar indiferente, ya sea para bien o para mal.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra