x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los astronautas del Discovery finalizan la segunda y última salida espacial

Una fuga en el traje espacial del primero de los cosmonautas retrasó las labores unos 20 minutos

Actualizada Jueves, 3 de marzo de 2011 - 09:52 h.
  • EFE. Washington (EE UU)

Los astronautas Steve Bowen y Alvin Drew completaron hoy una larga lista de tareas durante las 6 horas y 14 minutos que duró la segunda, y última, excursión espacial de la misión STS-133 del Discovery.

La caminata comenzó a las 15.42 GMT, con un retraso de veinte minutos debido a una una fuga detectada a última hora en el traje espacial de Bowen.

Los astronautas descubrieron el escape en la cánula de hidrógeno que ayuda a limpiar el dióxido de carbono del traje durante la revisión rutinaria antes de iniciar cualquier paseo espacial.

Los especialistas de misión Mike Barratt, del Discovery, y Paolo Nespoli, de la EEI, ayudaron en las labores para aislar y reparar la fuga, cuyo origen estuvo en un fallo en el anillo en la cánula de hidrógeno, que tuvo que ser reemplazada.

La NASA aseguró que Bowen no estuvo en peligro durante el escape y que durante el paseo hicieron varias pruebas para asegurarse de que el traje no presentaba problema alguno.

Pese al retraso, los dos astronautas completaron las tareas que tenían programadas e incluso hicieron algo de trabajo extra que dejaron avanzado para la próxima misión del Endeavour el próximo abril, según indicó el centro de control en Houston.

La primera tarea fue liberar al espacio una pequeña cantidad de amoniaco que quedó en la bomba del módulo estropeado que movieron el pasado lunes y que regresará a la tierra a bordo del Atlántis en junio.

A continuación, Bowen se dirigió hacia el módulo Columbus para sustituir una placa de adaptador de carga, mientras Drew almacenó una pieza que el Discovery devolverá a la Tierra.

También instalaron un sistema de inclinación y giro en una cámara del sistema robótico canadiense Dextre, eliminaron las cubiertas térmicas del Carrier 4 y realizaron algunas reparaciones eléctricas el módulo Tranquility, entre otras tareas.

Mientras tanto, la especialista Nicole Stott coordinó las labores desde el interior y las comunicaciones entre los astronautas y el centro de control en Houston.

Poco antes de acabar la expedición, Drew tuvo un problema con el sistema de iluminación que va adherido al casco que le obligó a concluir sus tareas.

El dispositivo de luz se desprendió cuando se encontraba camino de la esclusa Quest para dejar una bolsa de herramientas. El astronauta no perdió el aparato, que quedó pendido de un cable, y pudo terminar de retirar la protección térmica del módulo en el que estaba trabajando.

Su compañero Bowen intentó sin éxito colocarla y el control ordenó que Drew iniciara el camino hacia la esclusa de aire Quest, donde los astronautas pasan un tiempo antes de volver a la estación espacial y preparan su sistema sanguíneo para prevenir problemas de descompresión.

Bowen volvió a la banda de estribor del módulo Zarya para colocar un adaptador y realizó un par de tareas menores antes de unirse a Drew en la popa del laboratorio Destiny para regresar juntos al interior de la nave.

El control de la misión agradeció a los astronautas "la rápida y buena respuesta" y concluyó así una jornada que comenzó a las 10.24 GMT cuando fueron despertados con la canción "Speed of Sound" del grupo Coldplay.

Esta fue la expedición espacial 155 en apoyo técnico del complejo orbital, la séptima para Bowen, que lució unas franjas rojas en su traje para distinguirse de Drew, para quien fue su segunda salida.

Los dos astronautas protagonizaron el pasado lunes la primera de las dos expediciones extravehiculares que la NASA ha previsto en este viaje, que será el último del Discovery.

El comandante Steve Lindsey, el piloto Eric Boe y los especialistas Alvin Drew, Steve Bowen, Michael Barratt y Nicole Stott, componen la misión STS-133 del Discovery, la número 39 y última, antes de que sea retirado de funcionamiento.

El Discovery ha llevado hasta la EEI el Módulo Permanente Multipropósito "Leonardo", que va cargado de piezas de repuesto, la plataforma Carrier 4 y al androide Robonaut 2, que dentro de unas semanas será trasladado al laboratorio Destiny.

Después de una misión de 11 días, el transbordador regresará a la Tierra el lunes 7 de marzo a las 17.47 GMT.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual