Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Creencias urbanas y la América profunda

Una carretera letona, una procesión en Nueva York, retazos y recuerdos de un paciente en Barcelona, o el trabajo de la población afroamericana. Esta variedad es lo que enriquece al Punto de Vista, que ayer presentó cuatro propuestas al público.

Actualizada Viernes, 25 de febrero de 2011 - 04:00 h.
  • MICHELLE UNZUÉ . PAMPLONA

RASCACIELOS, perritos calientes, tiendas míticas, luces de neón.... Exacto. Ha acertado, sí, se trata de Nueva York. Pero el href="https://www.diariodenavarra.es/enlaces.asp?id=http://navarra.definde.com/ficha-evento/punto-de-vista-vii-festival-internacional-de-cine-documental-de-navarra-5238" target="_blank">festival Punto de Vista ofreció ayer, en el ecuador del certamen, una visión completamente diferente de la Gran Manzana en la sección oficial. La norteamericana Jeanne Liotta presentó Crosswalk, en el que registra las procesiones en Semana Santa de sus vecinos católicos del Lower East Side de Manhattan.

"Nueva York es una ciudad loca y enorme, con mucha diversidad. En esa ciudad hacemos lo que nos da la gana, lo dice hasta la policía. Es un espacio abierto a todos y tenemos que apoderarnos de él. Para mí una fuente de inspiración muy importante es Pasolini y sus películas que hablan de mitos y religiosidad. Porque hablo de las creencias de la gente normal", explicó ayer la cineasta, que también es docente universitaria. Jeanne Liotta ha condensado en 19 minutos doce años de rodaje, siempre el día de Viernes Santo y cámara Super 8 en ristre. El espectador contempla imágenes de una procesión que discurre entre el caos habitual de Nueva York y que paraliza, durante unos instantes, su bullicioso ritmo de vida. "El Super 8 es muy simple y rápido y enseguida tienes una idea de lo que quieres rodar. Cada Viernes santo grababa sólo un rollo, me gustaba tener esa limitación. Además la cámara formaba parte de la procesión, yo no me imponía y era parte del proceso. Mi sueño, un tanto perverso, es tomar los fotogramas más minúsculos a gran escala, como homenaje a mis vecinos, para que se vean", bromeó la directora estadounidense.

Otra América

Punto de Vista también ofreció otra cara de América, la de la población afroamericana que vive a las orillas del lago Erie. El cineasta nortemericano Kevin Jerome Everson acudió ayer al festival para mostrar Erie, la migración del sur al norte de los Estados Unidos de la población afroamericana. Todo, estudiado milimétricamente. "Nada ocurre al azar, excepto la escena de un hombre que intenta entrar en su coche porque se ha dejado la llave dentro. Tenía apuntes y dibujos en mi cuaderno de notas y los cambiaba sobre la marcha. Escribí quince escenas y sólo utilicé ocho, al final no calculé bien los tiempos", recordaba ayer. En Erie todo es pausado y reflexivo: dos hombres instalando un anuncio de Volkswagen en una valla publicitaria, una niña que contempla, embelesada, la llama de una vela, un enfermero que guarda el instrumental del hospital... "Cada escena dura once minuto y pido al espectador que haga un esfuerzo, el mismo que realizan los trabajadores. En esa zona del lago la General Motors tenía una fábrica, ahora la mayoría del empleo lo dan las clínicas médicas", expresó. Erie es un viaje del sur al norte de Estados Unidos, y concluye con las poéticas imágenes en barca de una chica que contempla las cataratas del Niágara. Todo el filme está rodado en blanco y negro "para que tuviera una calidad atemporal, no sabes si está rodada en los años 50 o antes", concluyó Everson.

Otras geografías

Punto de Vista dio un salto geográfico para trasladar al espectador a Letonia. Concretamente a una carretera transitada por ciclistas, niños con patinetes y corredores de footing en On Rubik"s Road, de la directora Laila Pakalnina. "Hay temas ocultos dentro de la película, pero si no se entienden no pasa nada... Se centra en una carretera muy conocida que tiene el nombre de Rubik. Era un gobernante de la época comunista, opuesto a la independencia de Letonia, pero luego la gente le votó en el Parlamento", comentó ayer, y también aseguró que le gustaría grabar en formato de 35 ó 70 mm. "Todo depende del dinero, ahora ruedo con una cámara de fotos Canon apoyada en un trípode", declaró.

Verdades no son. Así reza el comienzo de Color perro que huye, la película del director venezolano Andrés Duque. El cineasta, que reside desde 2000 en Barcelona, toma como punto de partida una lesión en su pie para mostrar retazos en apariencia inconexos. "Estuve dos meses en cama por un accidente y la película surge de la conciencia de que mis imágenes son fantasmas, están en un banco de la memoria. Trabajo con una cámara HD y una tarjeta, ya no tengo cintas y el hecho de que mis imágenes no tengan soporte, una estabilidad, me generó mucho estrés", aseguró. En su obra aparecen desde escenas de su Venezuela natal hasta imágenes de su perro Román o detalles del mundo onírico del pintor El Bosco.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra