Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Terrazas acristaladas sin techo, un "refugio" para los fumadores

La nueva normativa permite estos espacios siempre que no estén cubiertos o estén rodeados lateralmente por un máximo de dos paredes

Actualizada Miércoles, 9 de febrero de 2011 - 02:11 h.
  • GORKA MORENO. Pamplona

Terrazas cerradas con cristaleras en los laterales pero sin cubrir en su parte superior. Ésa es la ingeniosa idea que un establecimiento hostelero situado en la plaza del Castillo de Pamplona, el Casino Eslava, ha llevado a la práctica para que los clientes puedan fumar de manera confortable mientras disfrutan de sus consumiciones. Por supuesto, al calor de imponentes estufas.

Aparentemente, la ocurrente fórmula de este establecimiento no presenta ninguna objeción legal. La normativa que entró en vigor con la llegada de 2011, que a su vez sustituía a la Ley 28/2005 de 26 de diciembre de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, no deja lugar a dudas.

"En el ámbito de la hostelería, se entiende por espacio al aire libre todo espacio no cubierto o todo espacio que estando cubierto, esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos", señala el texto. En el Departamento de Salud Pública del Gobierno de Navarra también lo tienen claro. "Sucede lo mismo que con los patios interiores de la casas, que también son espacios al aire libre. Si se cierra la cubierta está prohibido -fumar-, así que deberían señalizarse estas circunstancias", apuntan desde el Ejecutivo foral.

En el Casino Eslava, un enorme cartel anuncia la curiosa oferta: "Permitido fumar". Eso sí, cuando la climatología acompaña, porque cuando llegan los chubascos los propietarios se ven obligados a recolocar el techo y a quitar el letrero.

"Nosotros cumplimos estrictamente con la legalidad. Creemos que se trata de una buena alternativa para los días en que no llueve. Si debido al mal tiempo nos vemos obligados a cubrir la terraza, no dejamos fumar y punto", afirman en el local.

La iniciativa no ha pasado inadvertida para los clientes. Incluso algunos aseguran que este rincón se ha convertido ya en su particular "refugio". "Mi mujer no me deja fumar en casa. Así que vengo bastante, porque es el único sitio que conozco donde puedo echarme un pitillo a gusto, sin chupar frío y mientras me tomo un buen café", subraya un pensionista que prefiere mantener el anonimato. Está claro que cuando la ley aprieta, el ingenio se agudiza.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra