Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OPINIÓN | J.M. BELCOS

Con piel de cordero

El de mañana es el mejor momento para reaccionar ante un equipo que motiva especialmente a los hombres de Camacho

Actualizada Sábado, 29 de enero de 2011 - 02:04 h.
  • José Mari Belcos

Los Osasuna-Real Madrid siempre son duelos especiales, por la rivalidad entre los dos equipos, pese a la diferencia de presupuestos y jugadores, y la dificultad que siempre les ha supuesto a los blancos ganar en un campo hostil para ellos como el Reyno de Navarra. Sin embargo, el de este domingo es un partido atípico en el que los dos equipos parecen tener la cabeza en otra cosa y al que los dos llegan en situaciones muy diferentes.

Los de Mourinho mantienen a duras el rumbo en la Liga a la estela del mejor equipo de mundo entre los rumores que se encarga de propagar el entrenador portugués sobre su futuro en el club y que hacen tambalearse aún más la nave. A ello, se añade la incertidumbre del rendimiento de su nuevo fichaje, el polémico Adebayor, que viene con la difícil misión de hacer olvidar la ausencia de Higuaín y que, presumiblemente, estrenará la camiseta blanca sobre el césped del Reyno de Navarra.

Los de Camacho, inmersos en una preocupante crisis de resultados, buscan una solución a sus problemas, tanto en defensa, donde no logran alcanzar la fortaleza que les caracterizó a principio de temporada, como en ataque, donde la baja del ya recuperado Pandiani unida al justo rendimiento de los Aranda, Lekic y Sola, han minado su capacidad de hacer daño arriba. A pesar de las arengas de última hora lógicas ante un choque de tal entidad, el equipo llega cabizbajo a un partido en el que, para sacar algo positivo, hay que levantar mucho la cabeza y sacar fuerzas de donde no las hay.

Hay cierto desánimo en la afición rojilla, que ve cómo, partido tras partido, su equipo es incapaz de remontar el vuelo y que, irremisiblemente, camina como un cordero camino del matadero. Quizás por eso mismo, por la confianza que esta actitud pueda generar en el rival, éste es el mejor momento para reaccionar ante un equipo que motiva especialmente a los hombres de Camacho y que, apocado por la apabullante superioridad del Barcelona en Liga y recién salido de una pequeña crisis institucional después del enfrentamiento de Mourinho con Valdano, no termina de despejar las dudas en torno a su juego.

Va a ser difícil, porque, por nombres, por presupuesto y por resultados, el equipo de la capital es muy superior. Sin embargo, Osasuna ya tiene puesta la piel de cordero y ahora sólo falta que el Real Madrid despierte al lobo que lleva dentro. Que aúlle el Reyno.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra