Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OSASUNA

Llueve sobre mojado

Aranda, el mejor, acortó distancias tras un inicio bochornoso y Osasuna cayó en la pura impotencia en la segunda parte

Actualizada Lunes, 24 de enero de 2011 - 02:29 h.
  • FERNANDO CIORDIA . ENVIADO ESPECIAL A ALMERÍA .

La mochila que porta en la espalda Osasuna contiene cada vez más piedras pesadas. No hay forma de soltar lastre, nadie encuentra el camino para poner freno a la caída. El equipo navarro se halla inmerso en un importante problema anímico, más allá del futbolístico que refleja la tabla y de la pésima racha de tres de los últimos 24 puntos. La zona del descenso acecha mientras Camacho no es capaz de enderezar el rumbo de un barco que naufraga en todos los puertos a los que rinde visita.

Osasuna sigue cometiendo errores en defensa y su guión de ataque está manido. Nada cambia y el osasunismo se deprime. Cada jornada que transcurre hay más dificultades para reconocer al verdadero Osasuna, al Osasuna de siempre, al de la raza. Empezando por su vestimenta, mezcla de la primera y segunda equipación, el de ayer ofreció la imagen de la desorganización. Al Almería le bastó con colocarse mejor y ser más alegre en el campo. Ulloa, un jugador que no quiso Camacho como 9, fue su estilete en la fría tarde andaluza.

El enésimo mazazo ocurrió en un estadio que antes no había visto ganar a su equipo. Especialista en levantar cadáveres, el cuadro de Camacho se tiró al precipicio en los primeros diez minutos. El resto, como si no se hubiera jugado. Dos goles, uno por supuesto a balón parado, echaron a las primeras de cambio cualquier atisbo de no llegar al año sin ganar fuera de Pamplona. Ridícula y sonrojante racha.

Otra vez a balón parado

Suspendió el propósito de enmienda anunciado durante la semana. Las charlas y el trabajo de campo para erradicar la hemorragia de las jugadas en contra a balón parado quedaron en agua de borrajas cuando en el minuto 8 el central almeriense Carlos García se anticipó a Josetxo y Soriano para entrar como un avión desde atrás. La jugada fue calcada a otras muchas anteriores. Ocho goles encajados en córners en veinte jornadas.

El Almería rajó por completo el flanco izquierdo rojillo de inicio. Damiá fue el lateral y sufrió demasiado nuevamente en una banda que no es la suya. El empuje de Kalu Uche permitió al hasta ayer colista lanzar un par de córners, el segundo de los cuales acabó en gol. Templó Bernardello al primer palo, auténtico talón de Aquiles.

El hundimiento de salida tuvo su continuación instantes después cuando Vargas, Míchel y Ulloa triangularon para marcar el segundo. Osasuna fue un mero espectador en esa jugada. En el centro del campo, en la banda izquierda y en el área. Encajar dos goles en diez minutos puso de manifiesto por dónde camina este equipo. Su fragilidad defensiva es de juzgado.

En ataque, Aranda y Camuñas se salvaron de la quema. Entre los dos mantuvieron un hilo fino para la esperanza. El delantero marcó su cuarto gol del curso, el que acortaba distancias. Llegó de un buen pase de Puñal y un lanzamiento en carrera seco y lejano por encima de Alves.

Hasta el descanso, Osasuna se colocó un disfraz, pareció ser un mejor equipo. Camuñas tuvo en sus botas el empate. Un centro de Aranda lo controló con habilidad y talento. Le faltó potencia al disparo. Luego se inventó una acción personal que acabó con la pelota picada por encima del larguero. Osasuna estaba llevando el partido a su terreno, pero el marcador le pesó demasiado. El colegiado también puso de su parte con el agarrón de Marcelo Silva sobre Aranda. Hubiera sido la expulsión del central.

Tristeza como equipo

La tímida reacción se quedó en papel mojado en la reanudación. Osasuna no estaba curado. Nuevamente salió mejor el Almería, que explotó su arma, de nombre Leonardo Ulloa. Se había acercado en un par de ocasiones hasta que Jakobsen, un lateral izquierdo que además es zurdo, puso el balón en la cabeza del gigantón argentino.

Con casi toda la segunda parte por jugar, el pescado ya estaba vendido. Dio la sensación de que el equipo bajó los brazos. Aranda y Camuñas no pudieron hacer más. Puñal se desgañitaba en un doble pivote huérfano de compañero. Coro se diluyó como un azucarillo y Soriano no tuvo pulmón en el área. De los laterales no se supo nada en ataque. Bastantes problemas tuvieron los dos como defensas.

Camacho sentó a Sergio, con problemas en un tobillo desde el primer acto. Retrasó a Lolo como central y a Soriano como pivote. Saltó Lekic. El equipo siguió igual de triste, sin saber cómo romper a un Almería ordenado atrás. Estaba más cerca el cuarto del Almería que el 3-2. Llegó el gol rojillo, pero en el tiempo extra. El buen remate Lekic se quedó al final en mera anécdota. Osasuna había perdido el partido hacía muchos minutos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ESTO ES UNA PENA Y UNA VERGÜENZA, CAMACHO E IZCO HAN CONSEGUIDO QUITARNOS LA AFICIÓN Y LA ILUSION POR EL EQUIPO. YO CREO QUE ESTO YA NO TIENE SOLUCIÓN Y QUE ESTÁ CLARO QUE NOS VAMOS A SEGUNDA DE CABEZA Y ENTONCES VEREMOS LO QUE PASA. SIN CANTERA, SIN DINERO, SIN RECURSOS, SIN SENTIMIENTO, SIN NADA DE LO QUE OSASUNA PRESUMÍA. NO SE PUEDE HACER PEOR, NO SE PUEDE FICHAR PEOR, NO SE PUEDE GASTAR DINERO EN JUGADORES QUE LUEGO NI JUEGAN (LEKIC). QUE PENA. UN AFICIONADO RESENTIDO
  • zaragocista, que vosotros jugaréis en segunda la temporada que viene eso lo saben aquí y el limamaño-julapas
  • Muy bien zaragozista alli jugaremos los dos equipos.Cabezaburu
  • este año no os salva ni el tato,a segunda pa los proximos 15 años,aupa zaragoza.zaragocista
  • VER-GON-ZO-SO. A SEGUNDA VAMOS DE CABEZA. Y NOS ESTA LLEVANDO CAMACHO. POR SI ALGUIEN TIENE DUDAS.ARRATE

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra