Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Un huerto "plantado" en las aulas

Fomentar los lazos de unión entre generaciones. Con este fin, la asociación de jubilados El Salvador y el colegio Rochapea de Pamplona mantienen un programa para que los mayores impartan sus lecciones

Actualizada Sábado, 22 de enero de 2011 - 02:01 h.
  • NOELIA GORBEA . PAMPLONA

INTERCAMBIO de conocimientos, experiencias y cariño al margen del guión que marcan los libros. Suena el timbre del colegio público Rochapea de Pamplona, anunciando que las clases se reanudan tras la hora de comer, y los alumnos corren a sus pupitres.

Sin embargo, una vez al mes, los docentes se retiran a un segundo plano dejando paso a los más veteranos. A las tres de la tarde, una decena de socios de la asociación de jubilados El Salvador toma las riendas de la clase y saca de sus carpetas las lecciones que impartirán a sus nuevos alumnos.

Uno a uno, los estudiantes descienden las escaleras del centro acompañados por sus tutores en dirección al patio, donde gracias al acuerdo suscrito entre ambas entidades se ha creado un huerto de un centenar de metros cuadrados en el que Juan Miranda, uno de los jubilados, explicará a los menores cómo cultivar la tierra, las claves del respeto al medio ambiente y la esencia de las plantas autóctonas. "Los profesores trabajarán fichas con los alumnos para que el conocimiento sea completo", apunta Alberto Iglesias, director del centro.

Este proyecto, que realizarán hasta final de curso los estudiantes de 3º y 4º de Primaria, pretende potenciar las relaciones entre ambas generaciones. "La familia y el colegio son los dos pilares que darán forma a los jóvenes de ahora", explica Basilio Montero, presidente de la asociación.

Para todas las edades

Con este mismo fin, desde las dos entidades han potenciado una serie de actividades diferentes, en las que los jubilados se convertirán en profesores por unas horas. Así, atendiendo al curso en el que se encuentren los alumnos, podrán contarles cuentos escritos por Juan Herránz, uno de los socios, mostrarles las claves de los antiguos oficios o invitarles a visitar la asociación. "Les enseñamos cómo se juega a la rana o a la petanca y les invitamos a almorzar".

Por ello, gracias a este vínculo, dicen que no les importa que decenas de voces les llamen "abuelos". "Yo no tengo nietos y me encanta escucharles", asegura Goyo Guinda, vicepresidente de El Salvador.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Esto sí que es "comunidad de aprendizaje". Qué se abran las escuelas al barrio, a las familias, qué fluyan ideas nuevas y nuevos mediadores de aprendizaje!María
  • Enhorabuena por la iniciativa. Espero que se extienda a más centros...Fenomenal
  • Da gusto cuando una lee una noticia positiva. enhorabuena por la idea a los profesores y a los jubilados. Estoy segura de que a los niños les encantará y que los mañores disfrutarán con ello.teresa
  • me parece una idea muy buena! javier
  • me parece una idea genial. Que los niños aprendan a valorar a los mayores, y que ambos puedan disfrutar de un rato en compañia aprendiendo del huerto. Muy buena inicitiva, integracion en las aulas, claro que si!!profesora

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra