Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Un relato de espías y símbolos mágicos convierte un monasterio búlgaro en un imán para turistas

Narra la búsqueda de un mítico objeto, símbolo de los bogomilos, una corriente religiosa surgida en el siglo X

Actualizada Domingo, 26 de septiembre de 2010 - 09:47 h.
  • AGENCIAS. Sofía (Bulgaria)

Una desaparecida secta religiosa, un símbolo perdido capaz de unir a todas las religiones y una profecía del fin del mundo son los ingredientes de una novela, que como si de un relato de Dan Brown se tratase, han convertido a un antiguo monasterio búlgaro en un imán de turistas atraídos por el misterio.

El monasterio de Zemen, fundado en el siglo XI, es el escenario en el que transcurre la novela "El símbolo del búlgaro", en la que el escritor Dimitar Nedkov narra la búsqueda de un mítico objeto, símbolo de los bogomilos, una corriente religiosa surgida en el siglo X.

El libro, un éxito de ventas en Bulgaria, explica que ese objeto, redondo y que contiene los signos de todas las religiones del mundo, se guardaba sobre el altar de la iglesia del monasterio hasta que los bogomilos decidieron dividirlo en tres piezas y esconderlas para protegerlo de los cruzados que se dirigían a Tierra Santa.

Según el libro, uno de los fragmentos fue enviado a América, otro acabó en manos de la Inquisición y el tercero desapareció y se cree que sigue escondido en el monasterio.

La novela relata las aventuras de un agente de la CIA que viaja a Bulgaria para localizar ese tercer fragmento y unirlo a los otros dos que ya ha podido recuperar.

Según narra Nedkov en esta historia, es esencial reunir los tres fragmentos ya que el símbolo permitiría descifrar los mensajes ocultos de todas las religiones del mundo y lograr la reconciliación entre ellas.

Y todo esto antes de que en el año 2012 se produzca el Apocalipsis provocado por el antagonismo de las religiones y el triunfo de los fundamentalismos.

La publicación del libro, por el que desfilan políticos, espías y masones en busca del misterioso objeto, ha despertado entre los búlgaros el interés por el antiguo monasterio, situado a 75 kilómetros de Sofía, una joya de la arquitectura religiosa ortodoxa.

También ha sacado del olvido al bogomilismo, una corriente cristiana considerada herética por el Vaticano, y parecida al catarismo en su concepción maniquea de un mundo en el que Dios tendría dos hijos, Satán y Miguel, que encarnan el bien y el mal.

El bogomilismo tuvo su origen en Tracia, en el sureste de Europa, aunque las persecuciones movieron a sus seguidores hacia Bosnia. Los bogomilos, cuyo nombre significa "los amados de Dios", negaban el nacimiento divino de Jesús Cristo y rechazaban los sacramentos cristianos.

Las ideas del bogomilismo se expandieron a Italia y Francia e influyeron en otra corriente herética, la de los cátaros.

Aparte de la curiosidad despertada por el libro de Nedkov, el monasterio de Zemen es considerado uno de los monumentos más valiosos de la cultura medieval búlgara, debido a lo original de su arquitectura y las pinturas que alberga.

En la iglesia del conjunto destaca su forma cruciforme, única dentro de la arquitectura religiosa ortodoxa. El templo tiene una cúpula de alto tambor cilíndrico y decorada por dos filas de nichos.

Además, el templo alberga un fresco de gran valor artístico que representa la fijación de los clavos en la cruz de Cristo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra