Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El etarra Andoni Otegi pide "facilidades" para superar el conflicto vasco

El presidente del tribunal le respondió que en el proceso judicial que se está siguiendo "las manifestaciones parapolíticas no tienen cabida"

Actualizada Jueves, 23 de septiembre de 2010 - 14:12 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El etarra Andoni Otegui ha pedido al tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga por un atentado cometido en Marbella (Málaga) en 2002 que "en el proceso para superar este conflicto político, ponga facilidades y termine con la negación y el sufrimiento de todos estos años".

Tres semanas después de que ETA hiciera público un comunicado en el que anunciaba "el cese de sus acciones armadas ofensivas", Otegui ha dirigido esta petición al presidente del tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Fernando García Nicolás, quien le ha contestado que en el "proceso judicial" que se estaba siguiendo "las manifestaciones parapolíticas no tienen cabida".

La fiscal Teresa Sandoval ha elevado a definitiva su petición de 20 años y tres meses de prisión para Otegui y Óscar Celarain por los delitos de estragos terroristas, utilización ilegítima de vehículo con fines terroristas y falsificación de documentos con fines terroristas.

La representante del Ministerio Público ha considerado durante su informe de conclusiones que, tras la vista oral, "ha quedado acreditada la participación y autoría de los dos acusados" y que, "con el fin de subvertir la paz pública y el orden social, colocaron el coche bomba". Por su parte, la defensa ha solicitado la libre absolución, pero no ha participado en el resto del juicio "por expreso deseo" de sus defendidos.

Ninguno de los dos procesados, que según la acusación formaban el 'comando Argala' de ETA, ha querido participar en el juicio, llegando Celerain a afirmar que no le da "ninguna legitimidad" al tribunal y que, por ello, no iba a participar.

Los testigos y peritos que comparecieron en el juicio por este coche-bomba, --que no provocó daños personales por haber avisado una llamada anónima de la colocación del mismo media hora antes de que estallara, pero afectó a 29 vehículos y 80 inmuebles--, han asegurado que le dieron un grado "de fiabilidad alta" al aviso de bomba y que la zona en la que se colocó era "una zona habitada, una vía principal muy concurrida".

La acusación se basa fundamentalmente en la 'cantada' de Andoni Otegui que, tras su detención, envió una carta de autocrítica a ETA --que están obligados a enviar todos los miembros de la banda al ser detenidos--explicando los motivos de su detención, las acciones en las que ha participado y los comandos que pueden verse afectados.

En ese documento manuscrito, encontrado por la policía francesa en el domicilio del ex jefe militar de ETA Juan Fernández de Iradi, alias "Susper", ha explicado un perito que el acusado Otegui narra su viaje por varias provincias españolas y Portugal, contando que estuvieron diez días entre Marbella y Fuengirola (Málaga), poniendo en ambas localidades un coche-bomba que estalló el mismo día --21 de junio de 2002--.

Así, señalaba Otegui que se alojaron dos días en Marbella en un hostal y, después, se instalaron en el monte, donde tenían "una especie de chabola" hasta que les llegó explosivo de Francia para preparar el coche-bomba de Fuengirola hasta que, el 19 de junio, ya estuvieron ambos colocados en el lugar donde posteriormente se produciría el atentado.

Tras ello, escaparon con una moto que habían alquilado y conducían ambos, con la que recorrieron 300 kilómetros hasta Úbeda (Jaén), donde encontraron un control policial que pasaron, pero decidieron abandonar la moto al considerarla peligrosa y recorrieron otros 200 kilómetros en taxi hasta Albacete.

Según el agente que ha relatado los hechos recogidos en la 'cantada' de Adoni, coinciden "al dedillo" con las investigaciones policiales posteriores, tras incautar en Francia la documentación falsa con la que realizaron este viaje.

Otro documento escrito por 'Susper' y datos recogidos en la agenda del ex jefe militar de ETA Javier García Gaztelu, alias 'Txapote', confirman que los dos procesados eran los únicos integrantes del 'comando Argala'. El juicio ha quedado visto para sentencia.

Sandoval considera que los dos etarras, que fueron entregados temporalmente este año por las autoridades francesas, son responsables de la colocación del coche que estalló el 21 de junio de 2002 en la localidad malagueña, provocando importantes daños materiales. Los dos fueron condenados a ocho años de prisión en febrero 2006 por el Tribunal de Primera Instancia de París por integración en asociación de malhechores con fines terroristas.

Los hechos juzgados se remontan a cuando ambos eran integrantes del comando itinerante 'Argala' de ETA. Para llevar a cabo el atentado, utilizaron un Renault 19 que habían robado en Le Vigan (Francia) entre el 31 de mayo y el 3 de junio de 2002 y en el que colocaron una carga de entre 40 y 50 kilos de un alto explosivo, con un artefacto de iniciación eléctrica y activación temporizada.

Según el escrito de conclusiones, elevado a definitivo, de la representante del Ministerio Público, la madrugada del día 19 de junio de 2002 los dos acusados introdujeron en el maletero del coche robado el artefacto y lo activaron para que hiciera explosión a las 13.00 horas del día 21 de junio. Tras cambiarle las matrículas por unas placas falsas, lo aparcaron en la calle Rubeinstein de Marbella, donde estalló a la hora que se había determinado.

El atentado había sido anunciado mediante una llamada realizada desde Francia al Palacio de Exposiciones de Sevilla, ese mismo día a las 12.15 horas. Como consecuencia de la explosión no resultó herida ninguna persona, pero sufrieron daños materiales una veintena de vehículos, ascendiendo el total de estos daños a 69.180 euros, y un importante número de inmuebles.

Celarain fue absuelto el pasado mes de julio en un juicio en el que se le había acusado de participar en la colocación de una bomba en la sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social en Zarautz (Guipúzcoa).

El tribunal estimó que no había pruebas suficientes para "sustentar la condena" de Celarain. Precisaba la Sala que las mismas pruebas que fueron "sobradamente suficientes" para condenar por los mismos hechos a Andoni Otegi, en el caso de su compañero de comando eran insuficientes, ya que "afectaban indefectiblemente y directamente" a Otegi, pero no al otro.

Celarain también está procesado por la muerte del concejal de UPN José Javier Múgica Astibia en Leiza (Navarra) en 2001 y por el atentado contra la casa cuartel de Santa Pola en el verano de 2002, que provocó la muerte a un hombre y a una niña. Fue detenido junto a Andoni Otegi cerca de la ciudad francesa de Touousse el 20 de septiembre de 2002.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra