x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MARÍA HERNÁNDEZ

"No soy muy consciente de lo que estoy consiguiendo"

Su primera temporada en el profesionalismo no marcha nada mal. Ya forma parte de la élite continental

Actualizada Jueves, 23 de septiembre de 2010 - 03:27 h.
  • FERNANDO CIORDIA . PAMPLONA

El acento de María Hernández Muñoz no es el de cualquier chica de Pamplona de 24 años. Es lo que tiene llevar tanto tiempo a miles de kilómetros de su casa. Con 15 se marchó y tres después inició sus estudios universitarios en Estados Unidos (Purdue, Indiana). Allí se ha forjado como una gran jugadora de golf. Estos días está por Pamplona. Es raro verla por aquí, teniendo en cuenta que al cabo de la temporada viaja durante 30 semanas.

Mejor no le puede estar yendo.

Estoy muy contenta. He ganado un campeonato en Eslovaquia del Tour Europeo y llevo dos Top 10 en el mismo circuito. Además, en el British me fue muy bien. Estoy jugando cada vez mejor, así que no puedo estar más feliz.

¿Entraba dentro de sus planes?

Llevo trabajando durante muchos años y siempre he tenido el objetivo de poder estar ahí arriba. Cada vez voy mejorando.

¿Se siente más estadounidense que navarra?

Navarra seré siempre, pero estoy muy contenta allí. En la Universidad he tenido un gran apoyo. Me dan todo lo que quiero y hago todo lo que quiero. Tengo la suerte de tener la mejor gente conmigo.

Salió muy joven de casa.

Tenía 15 años. Estuve un año en Barcelona y dos en Madrid. De allí me fui directamente a Estados Unidos.

¿Tenía tan claro que se podía dedicar al golf profesional?

Lo pensaba, pero mi objetivo real no era ser profesional. Quería ser mejor jugadora y fui mejorando poco a poco. Han pasado ocho años desde que me fui de casa y he cambiado mucho. Salió la oportunidad de pasarme a profesional y no me puedo quejar.

¿Le costó dejarlo todo por el golf?

Fue complicado llegar a la universidad en Estados Unidos, sobre todo por el idioma. Tuve la suerte de que mi universidad no puede ser mejor . El grupo de entrenadores es magnífico, los mejores que hay en Estados Unidos. Entré en el equipo donde había todo extranjeras salvo dos americanas. Eso me facilitó bastante porque todas nos entendíamos bien. Me adapté poco a poco.

¿Cómo es aquello?

La universidad de Purdue es gigante, como si fuera Pamplona. Está a una hora y media de Indianápolis. Puedes hacer todo lo que quieras y perderte en ella. Tiene instalaciones increíbles. Es impresionante. Todo es a lo grande.

¿Qué es lo más le sorprendió?

Que tiene de todo, como dos campos de golf. Las facilidades para practicar el golf son impresionantes. Tienes todo lo que necesitas. No me hace falta cambiarme de sitio. De mi casa a clase tardaba dos minutos en bicicleta y de mi casa al golf, cinco. Así que tienes al lado todo lo que necesitas.

¿Sigue viviendo en Indiana?

Sí. Además, soy entrenadora de golf en la universidad siempre que estoy allí. Me lo pidieron. Además, también suelo estar en Texas. Tengo allí unos amigos. Depende del calendario.

Le fue bien como universitaria.

Gané 14 torneos y gané los nacionales. Fui nombrada la mejor jugadora del año y algún reconocimiento más. En el último año, de enero a mayo, gané seis de los ocho títulos. Fui de menos a más. No podía esperar nada mejor.

¿Se creyó entonces que algo bueno estaba por llegar?

Realmente, nunca he pensado que podía hacerme un hueco. Sé que tengo mi juego y sé que tengo cosas en las que mejorar mucho para poder estar un día arriba del todo. Desde me empecé a jugar a golf siempre he ido de forma ascendente. Estaba jugando a un buen nivel en la universidad y creí que era el momento de intentarlo. No podía dejar la oportunidad y luego pensar en por qué no había probado. Lo he intentado y voy de momento bien. Ahora, a seguir hacia adelante.

Obtuvo las tarjetas del Tour Americano y del Tour Europeo, algo de lo que pocas españolas en la historia pueden presumir.

Si soy sincera, no me esperaba que pudiera sacarme la tarjeta del americano. He tenido la suerte de sacarme las dos y eso está muy bien. Por los problemas económicos, Estados Unidos ha perdido campeonatos. Puedo compaginar los dos Tours.

¿Es consciente de que está en lo más alto del golf europeo profesional?

No soy consciente. Voy a mi día a día y trabajo. Pero no. No soy consciente de todo esto. En Estados Unidos apenas ha habido jugadoras españolas y ahora estamos unas poquitas.

¿En qué cambia la forma de jugar en Estados Unidos?

Hay una gran diferencia. El nivel es mucho más alto y los campos de golf son más largos y complicados. Sin duda, el mejor golf está en Estados Unidos.

Cuando empezó en el circuito profesional, ¿se sentía inferior entre las jugadoras a las que siempre ha admirado?

Dio más impresión más al principio. Pero ya no. Cada vez me siento más cómoda. Es lo que me está ayudando a ser un poco mejor. Todas son majísimas. He tenido la suerte de tratar de Juli Inkster, con Lorena Ochoa... Son las mejores. Te intentan ayudar en todo lo que pueden. Por la forma que me han tratado no puedo decir nada negativo de ellas. Hay muy buen ambiente. Obviamente somos compañeras de trabajo, así que intentamos tener la mejor relación posible entre nosotras.

¿Cómo lleva esa presión de quedar en un puesto alto para ganar el máximo dinero posible?

Yo no tengo ninguna presión. Sé lo que puedo conseguir y sé al nivel que estoy, así como las cosas que puedo conseguir. Me tomo el día a día y mejorar cada jornada.

Hay que recordar que ustedes se costean los viajes y los hoteles.

El tema es complicado porque además no tenemos apoyos de los patrocinadores. Pero de momento me están yendo las cosas bien a nivel individual. Tengo la suerte de que mi familia me apoya en todo momento.

¿Se nota la crisis en el golf?

Mucho. Hemos perdido campeonatos, hay menos premios y el dinero por premio ha caído. Hay menos patrocinadores.

¿Qué le falta al golf femenino para llegar al masculino?

Más publicidad y apoyo de los medios de comunicación, además de patrocinadores que apoyen al deporte femenino en conjunto. No lo tenemos de momentos pero con suerte algún día llegará.

¿Hay más repercusión en Estados Unidos?

Mucha más que en España y que en Europa. No hay comparación. Hay más apoyo al deporte femenino. El golf femenino está más bajo que el masculino pero por lo menos se apoya más.

¿Cómo lleva eso de estar de aeropuerto en aeropuerto?

Es un poco complicado y al final te cansas. Lo que quieres es venir a tu casa y estar una semana de descanso tranquilamente. Pero bueno, te tienes que acostumbrar porque es tu trabajo.

¿En cuántos países puede estar a lo largo de un año?

Ni me lo he planteado. Viajo 30 semanas.

¿30 semanas?

Sí, sí. Eso, sin contar el Campeonato de España, el Open de España... Son 30 semanas viajando. Ha habido muchas veces que me he despertado y no sabía dónde estaba. Cosas que pasan... Es el oficio, el trabajo.

¿Cuál es el lugar más exótico donde ha estado?

Hawai. Fue una gran experiencia. Este año, lo más seguro es que vaya a Dubai a final. Ahora me toca ir a Asia. Prácticamente he estado en todos los estados de Estados Unidos. En Europa también he estado en todos los sitios. Me estoy recorriendo todo el mundo, aunque es una pena que no da tiempo a hacer turismo.

¿Cómo lleva el inglés?

Ningún problema. Hay veces que tengo problemas para hablar en español...

¿Qué se echa de menos de la vida de Pamplona?

De todo. La cultura, la ciudad, la comida, los amigos, la familia... A través de Internet mantengo contacto con ellos. A veces te entran las ganas de volver y descansar. Pero bueno, me fui de casa con 15 años y llevo casi 8 fuera de casa. Al final te acostumbras.

¿Qué le queda por conquistar?

Espero ir a más. Esto es un proceso. Quiero trabajar día a día y con suerte los resultados llegan. No sé lo qué pasará en un futuro. Sé que tengo que trabajar y eso es positivo para los resultados.

¿Se ve algún día entre las 25 mejores jugadoras del mundo?

Eso espero. No es algo que esté en mi mente ahora, pero sí, podría ser un objetivo.

¿Se jugando muchos años?

Sí, pero tengo los pies en el suelo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • María, te doy la enhorabuena. Conocí tus comienzos en Gorraiz, junto con tus padres. La dedicación de ellos a tí y tu gran disciplina. Es muy bonito poder disfrutar en los tiempos que vivimos, de una hija disciplinada con todas las ilusiones de mejorar día día en lo que se proponga. Hoy desde esta etapa de tu vida, se que llegaras a donde te propongas. Para tus padres mi "gran felicitación", son tambien un ejemplo. Me figuro que estarás muy orgullosa. Un fuerte abrazo. MonchoPedro

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra