Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La Universidad de Navarra colabora en el control de la brucelosis en África

La iniciativa, impulsada por la UE, cuenta con la colaboración de 18 universidades y laboratorios europeos y africanos

Actualizada Martes, 14 de septiembre de 2010 - 20:01 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Profesores del departamento de Microbiología de la Universidad de Navarra han trabajado este verano en la continuación del proyecto "Integrated Control of Neglected Zoonoses" (ICONZ), que incluye el estudio y control de la brucelosis en varios países africanos.

Esta iniciativa, informa la Universidad de Navarra en un comunicado, está impulsada por la UE y en ella colaboran 18 universidades y laboratorios europeos y africanos.

El equipo de investigadores preparó un curso teórico y práctico para hacer diagnósticos y tipificar la bacteria Brucella, y formar a veterinarios de Mozambique: "Pretendemos enseñar a estos profesionales a detectar la enfermedad en animales y utilizar técnicas modernas de vacunación. Además, en los próximos meses procuraremos determinar la prevalencia de la enfermedad en zonas piloto", explica el profesor Ignacio Moriyón.

Para ello, este microbiólogo viajó al país africano junto con José María Blasco, veterinario del CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón), con quien diseñó también la continuación del estudio para el próximo año.

"En la primavera de 2011 comenzaremos una campaña de vacunación en estas zonas piloto", adelanta el experto en zoonosis.

El profesor de Microbiología asegura que parte del proyecto consiste en facilitar el control de la enfermedad con métodos de vacunación más sencillos y baratos: "Procuramos enseñar cosas sensatas a las personas que pueden hacer algo en estos países, adaptaciones de aplicaciones que utilizamos en los países desarrollados, pero que puedan emplearse donde apenas existen medios materiales".

"Sus limitaciones son muy grandes. El centro en el que hemos estado disponía, por ejemplo, de una de las pocas cabinas de flujo laminar del país", añade el experto, que apunta que se trata de un aparato necesario para trabajar con Brucella y que "en cualquier universidad se puede contar por decenas".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra