x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Elvira Lindo: "Hoy me siento con capacidad para decir lo que quiero"

La historia se desarrolla en el Madrid de los años 80 del pasado siglo

Actualizada Lunes, 13 de septiembre de 2010 - 16:46 h.
  • AGENCIAS. Madrid

La escritora Elvira Lindo, que ya prepara la segunda edición de su última novela, 'Lo que me queda por vivir' (Seix Barral), ha admitido que afrontó este trabajo con "mucho miedo" pero que, poco a poco, reunió "valor" para escribir su obra más personal y autobiográfica.

En declaraciones a los medios, la autora gaditana ha subrayado que, en un principio, necesitó el apoyo de sus seres queridos para publicar esta novela, que transita a medio camino entre la ficción pura y dura y sus recuerdos de juventud en el Madrid de los ochenta.

"Ahora me siento con capacidad para decir lo que quiero. Hay autores que siempre tocan el mismo palo y otros que no, y no me parece ni bien ni mal, pero yo he evolucionado. Cuando escribes una obra tan arrebatada, te sientes libre, te sientes bien", ha dicho.

Todo ello, en una novela con nombre de bolero que nos muestra que "en la vida hay muchas vidas diferentes" y que narra la historia de una mujer, Antonia, que revisa su pasado para poner las cosas en su sitio, para exorcizar los recuerdos de una década llena de cambios.

Antonia vuelve a Madrid, la cuna de 'La Movida', con la única compañía de su hijo Gabriel, de tan sólo cuatro años, quien protege a su madre del desamor sin conocer aún los extraños caminos de las relaciones adultas y huyendo así de su papel de "mera comparsa".

Según la autora, hablar de sentimientos no ha sido fácil, ya que, en su opinión, "es más sencillo describir una escena de sexo que la pasión que sentimos por otras personas". "No es que el amor sea un tabú aquí, pero creo que nos falta educación sentimental", ha dicho.

"Esto tiene que mucho ver con el pudor español. Somos personas muy abiertas y, sin embargo, tenemos un pudor extremo a la hora de hablar de lo que sentimos. Y eso se traduce en el cine, en la literatura. Te dicen: 'Bueno, eh..., no te vayas a poner sentimental", ha precisado.

Después de todo este camino, la novelista ha agradecido el apoyo de su familia, su editora y sus amigos, ya que, a su parecer, "es inevitable" que el público, la crítica y los periodistas capten partes de su vida en la novela. "Tuve mucho miedo", ha indicado.

La obra, que refleja la fuerza de esta época de cambio sin demasiada nostalgia, también revela el pulso vital de una edad difícil pero dinámica, en que la conciencia social formaba parte del ambiente y los trabajadores se sentían protegidos por la camaradería.

"Ahora la gente no se encuentra con fuerzas, todo el mundo está muy inseguro, buscándose la vida. Ya nadie se atreve a protestar. No es que fuéramos más valientes, es que estábamos más seguros. Luego había otras cosas que eran peores, claro", ha subrayado la autora.

De esta forma, Elvira Lindo ha destacado las miserias de los 80, lejos de la idealización de 'La Movida' y de sus consecuencias. "Me da mucha rabia esa idealización de los 80. Fue una época necesaria pero también tuvo cosas muy negativas, como la droga", ha afirmado.

"En los años ochenta, cuando ñel entonces alcalde de Madridí Tierno Galván decía aquello de 'Quien no esté colocado, que se coloque', pues quedaba muy divertido, pero algunos jóvenes pensábamos que ese señor no tenía ni idea de lo que era la droga", ha concluido.

Nacida en Cádiz hace casi medio siglo, Elvira Lindo ha trabajado como guionista y locutora y ha recibido diversos premios y menciones, entre las que figuran el Premio Nacional de Literatura Juvenil (1998) y el Premio Atlántida del Gremio de Editores de Cataluña (2009).

Como novelista, destaca su trabajo en la saga infantil 'Manolito Gafotas', que le ha valido el reconocimiento de la crítica y el público en todo el mundo, así como sus últimas novelas para adultos 'El otro Barrio' (1998) y 'Algo más inesperado que la muerte' (2003).

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra