Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
tenis | open usa

Nadal bate a Feliciano y se medirá a Verdasco en cuartos

Verdasco batió a Ferrer por 5-7, 6-7 (8-10), 6-3, 6-3 y 7-6 (7-4) en un épico partido de más de cuatro horas

Actualizada Miércoles, 8 de septiembre de 2010 - 07:49 h.
  • AGENCIAS. Nueva York

El español Rafael Nadal, número uno del tenis mundial, derrotó hoy a su compatriota Feliciano López por 6-3, 6-4 y 6-4 para avanzar a los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos. Nadal, que cerró con un furibuno derechazo a la 1:15 de la madrugada de hoy, miércoles, su sexta victoria en ocho partidos con López, jugará el jueves ante otro español, Fernando Verdasco, buscando un lugar en semifinales.

Verdasco sobrevivió hoy a un épico partido ante su compatriota David Ferrer para avanzar a los cuartos de final del Abierto de tenis de Estados Unidos.

Verdasco, número ocho del mundo, batió a Ferrer, 12, por 5-7, 6-7 (8-10), 6-3, 6-3 y 7-6 (7-4) en cuatro horas y 23 minutos para igualar los cuartos de final que logró un año atrás en Nueva York.

"Me siento muy cansado, fue un partido muy duro tras haber perdido los dos primeros sets. Fue la mayor recuperación de mi carrera, nunca había remontado dos sets a cero", aseguró el español, que se recuperó de sendas desventajas de 4-2 en el set final y de 4-1 en el tie break de ese parcial.

¿Cuál fue la fórmulaâ, le preguntaron. "Luché, no pensé demasiado en los dos primeros sets perdidos. Seguí luchando, también tras el break del quinto set".

El éxito de Verdasco fue fundamental para cumplir su doble objetivo de terminar el año entre los diez mejores del mundo y asegurarse su presencia en el Masters de Londres.

Verdasco volverá a tener el jueves a un español como rival, ya que se medirá con el ganador del partido que esta noche disputan sus compatriotas Rafael Nadal y Feliciano López.

Número cuatro del ranking mundial en su mejor momento, Ferrer funcionó hoy en el inicio del partido no sólo como el contragolpeador feroz que sabe ser, sino que controló las acciones ante un Verdasco algo sorprendido por la sed de mando de su rival.

El ganador pareció tomarse un respiro tras el esfuerzo que le significó ganar el segundo parcial por 10-8 en un tie break en el que estuvo dos veces set point abajo.

Verdasco pasó así a controlar el juego y se llevó con más comodidad el tercer y cuarto set.

En el quinto y decisivo parcial Ferrer quebró el servicio de su adversario hasta tomar una ventaja de 4-2. Pero entonces Verdasco reaccionó: pasadas ya las cuatro horas de juego, su zurda pareció de hierro para lograr golpes con ángulos y potencia devastadora.

Subido a una nube de adrenalina, Verdasco llegó eufórico a su silla con ventaja de 5-4. Acababa de ganar su saque con una notable volea, y el partido parecía cambiar de mando.

Pero nadie mandaba a esa altura, sólo la euforia de los espectadores se imponía cuando, tras cuatro horas y 16 minutos de lucha, vieron que el partido se definiría en el tie break del quinto set, algo que sólo sucede en el US Open.

Un grito desde el alma cruzó la noche neoyorquina cuando Ferrer logró su segundo "minibreak" con una potente derecha cruzada de devolución sobre el saque de Verdasco y se puso 4-1.

Pero un revés cruzado de Verdasco y dos errores de derecha de Ferrer emparejaron el marcador a 4-4. Emoción al límite.

Y al límite parecía en lo físico Ferrer, que dejó un revés en la red -su tercer tiro fallado consecutivamente- y lanzó fuera otra derecha para verse, en cuestión de instantes, 6-4 abajo y con dos match points para Verdasco.

Entonces Verdasco, más "Gladiator" que nunca, corrió en diagonal toda la cancha para alcanzar un toque de volea de Ferrer y pasarlo con un drive paralelo con top que voló en comba fuera de los límites de la cancha hasta entrar en la última esquina.

"¹Lo he ganado, lo he ganado! ¹Vamooooooosss!", gritó Verdasco eufórico, casi con lágrimas en los ojos, mientras caía de espaldas sobre el cemento de Flushing Meadows.

Ferrer, desolado, sólo atinó a arrojar sin fuerza la raqueta a su bolso y a ofrecerle una mano a su rival para levantarlo del piso. Ambos se unieron en un breve abrazo que no disimuló la desazón de Ferrer y la euforia del hombre que llega al próximo partido tan cansado como convencido de que todo es posible.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Con la cantidad de deportes interesantes que se pueden retransmitir por televisión y todo es fútbol, fútbol y más fútbol (partidos, programas con los comentarios más jugosos, opiniones, fichajes...) ¿donde se pueden ver estos partidos de tenis?NO SOLO EXISTE EL FUTBOL

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra