Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Vuelta a clase para 900 niños en Jesuitas

Un jolgorio de chillos y risas volvió a inundar ayer los pasillos, las aulas y el patio del colegio San Ignacio, en Pamplona. El centro navarro con más alumnos matriculados en Infantil y Primaria levantó el telón del curso 2010-2011 "con toda la ilusión".

Actualizada Martes, 7 de septiembre de 2010 - 20:34 h.
  • CARMEN REMÍREZ . PAMPLONA

MÁS de 900 alumnos y medio centenar de profesores vivieron ayer la vuelta al cole en Jesuitas, haciendo que más de 30 aulas de este edificio ubicado en el corazón de Pamplona volvieran a bullir de vida. Dos meses y medio después del inicio de las vacaciones de verano, este centro, que cuenta con el mayor número de alumnos matriculados en Infantil y Primaria de la Comunidad foral según los datos del departamento de Educación, volvió ayer a impartir clase.

La mayoría de los estudiantes proceden de Pamplona y su Cuenca (los hay que acuden desde Burlada, Gorraiz o Huarte, señalaba Javier González, del equipo directivo del centro), y muchos no se han visto en todo el verano, por lo que aprovechaban esta primera jornada para ponerse al día. Como Elisa Sagasti Burgos, de 11 años, que entre canasta y canasta, pasaba el recreo con su amiga María De la Torre Cabezón, de 10. "Nos contamos qué tal nos ha ido en vacaciones y vemos qué nos encontramos de nuevo en el colegio. Este año, por ejemplo, han cambiado algunas puertas", indican.

Marisa Ruiz, coordinadora de Infantil y Primaria, explicaba que ese "cambio" ha consistido en la renovación de algunos materiales, como la colocación de puertas ignífugas (no arden o lo hacen con mucha dificultad) o la compra de ordenadores y pizarras electrónicas para 8 clases de 1º y 2º de Primaria.

Estreno para los nuevos

Tocaba primer día y, por tanto, turno también para la presentación de los nuevos alumnos que se incorporaban a Jesuitas. En clase de María Díaz Erroz, tutora de 1º C de Primaria, eran dos los niños nuevos. "Se han presentado, para que sus compañeros les conozcan. El resto, ya venían juntos desde los 3 años", explicaba, mientras sus pupilos se afanaban en ordenar los pupitres .

En el nivel de los más pequeños, el estreno sí que era total. Para los 107 niños que este año cursarán el primer curso de Infantil de Jesuitas, la de ayer fue la primera de seis jornadas de adaptación. Pasaron una hora, jugando y con sus padres. Algunos, como Mijaíl Mercado, abandona, primero a regañadientes y luego llorando a moco tendido la sala donde ha pasado el primer día de colegio de su vida. "Tranquilo, que mañana (por hoy), puedes volver", le despedía cariñosamente la coordinadora. Claro que entonces será sin mí, parecía pensar su madre mientras arrastraba resignada a un desconsolado Mijaíl a la salida.

A pesar de su tamaño (cuatro aulas por curso), no todos los alumnos que quieren entrar en Jesuitas pueden hacerlo. Marisa Ruiz cifraba en unos 9 los que se han quedado fuera. "Por así decirlo, esos 9 son los que han llegado hasta la fase final. Hay a padres a los que, por problemas de falta de espacio se le advierte ya desde el principio que no lo va a tener fácil para entrar y desisten antes", asume. No fue el caso de Ainhoa Noguera, de 3 años, que salía risueña de la mano de su madre. "Nos ha ido muy bien, ¿verdad? Nos vamos muy contentas", decía.

Ilusión y calor

La clase de 5º A, formada por 27 alumnos, respondía casi al unísono a las preguntas de Marisa Ruiz. "Han empezado con toda la ilusión", indicaba la profesora. El bochornoso día de ayer no influía en ellos, aunque a otros sí se les notó, aseguraba Javier González, uno de los responsables del centro. "Hace buen tiempo, por lo que cuesta un poco más acostarse y claro, luego a la mañana también da más pereza levantarse. Pero esto son dos días. Es cuestión de acostumbrarse a que a partir de hoy vuelve a sonar el despertador".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Yo también recuerdo los grandes momentos que viví en ese colegio y como dice Esteban las clases no bajaban de 40 alumnos y había 4 clases en cada curso.Muy buen colegio y grandes profesores.Me alegro por D. Adolfo estará muy orgulloso de seguir estando presente en el cole.Fran
  • Para El Fofo: ¿Ya sabes que uno de los responsables del Centro es hijo de D. Adolfo?. Javier González, se llama. El mejor colegio de Pamplona desde hace décadas.exalumno.
  • Esteban, detrás de "estaba" tienes que poner una coma. Punto negativo y no me discutas que te ganas un sábado.El Fofo
  • 27 alumnos en clase, cuando yo estaba de 40 no bajaba, que tiemposEsteban

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra