x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Más de un millón de franceses protestan contra la reforma de las pensiones

París fue una vez más el epicentro de la protesta, por reunir más manifestantes que ninguna otra ciudad -80.000, según la policía, 270.000, según los sindicatos-,

Actualizada Martes, 7 de septiembre de 2010 - 19:20 h.
  • AGENCIAS. París

Más de un millón de franceses se manifestaron hoy para pedir al presidente, Nicolas Sarkozy, que rectifique su proyecto de retrasar la edad de jubilación, el mismo día en que los diputados comenzaron el debate de la reforma que sitúa en 62 años la edad mínima para el final de la vida laboral.

El Gobierno, que estimó en 1.120.000 los manifestantes en todo el país, y los sindicatos, que los cifraron entre 2,5 millones y más de tres millones, coincidieron en que la de hoy fue una jornada de apoyo más numeroso a la oposición a la reforma de las pensiones que la del 24 de junio pasado.

Los sindicatos aseguraron haber logrado la mayor movilización de los últimos años, en una jornada en la que afirmaron haber sacado a la calle a 2,75 millones de personas, según la CGT (Confédération Générale du Travail), cifra que el sindicato SUD llevó a más de 3 millones.

Era su objetivo, conseguir una buena respuesta, la única forma para intentar de hacer recular al Gobierno, como ya sucedió con las históricas manifestaciones de diciembre de 1995 y en mayo de 2003, cuando lograron paralizar reformas que iban en el mismo sentido.

El Ejecutivo se mostró primero más prudente y difundió unos datos policiales en los que se contabilizaron algo más de medio millón de manifestantes, lejos de los 800.000 de hace tres meses, pero posteriormente elevó la participación por encima del millón de personas.

La quinta jornada de protesta contra la reforma de las pensiones tuvo un sabor particular porque coincidió con el inicio de la andadura parlamentaria del proyecto gubernamental.

Mientras el ministro de Trabajo, Eric Woerth, defendía las ventajas de ampliar la carrera activa de los franceses, miles de ellos coreaban en la calle lemas en defensa de la jubilación a los 60 años, el auténtico caballo de batalla de la reforma.

En unas 200 ciudades francesas desfilaron manifestantes en contra de los planes gubernamentales, que tienen muchas posibilidades de salir adelante puesto que el Ejecutivo cuenta con un importante respaldo parlamentario.

París fue una vez más el epicentro de la protesta, por reunir más manifestantes que ninguna otra ciudad -80.000, según la policía, 270.000, según los sindicatos-, pero también por haber dado cita a los líderes de los principales sindicatos y a responsables políticos de la izquierda.

"Es la mayor movilización de los últimos años", aseguraba el líder del sindicato CFDT, François Chérèque, mientras que su colega de la CGT, Bernard Thibault, no dudaba en declarar que "la movilización es superior a la del pasado 24 de junio".

"Ese era nuestro objetivo y el Gobierno no podrá obviar lo que está pasando", agregó.

Pero ajeno al ruido de la calle, el ministro de Trabajo continuaba en la Asamblea defendiendo su proyecto "normal", "natural" y "lógico", la única forma de asegurar, dijo, el futuro de las pensiones.

El ministro, salpicado por el llamado "caso Bettencourt" -un escándalo de tráfico de influencias en torno a la heredera del imperio cosmético L'Óreal-, se mostró firme.

Antes de comenzar la sesión había recibido el apoyo expreso de Sarkozy, que recibió a los diputados de su partido para pedirles firmeza con la reforma pero flexibilidad a la hora de introducir enmiendas encaminadas a suavizarla en lo que se refiere a los trabajadores de oficios más duros.

Esa parece la única concesión que está dispuesto a hacer el Ejecutivo para calmar a la calle, aunque los sindicatos afirmaron no conformarse con eso y algunos comenzaron a pedir una nueva jornada de protesta.

Su movilización no se limitó a sacar a las calles a miles de personas. Muchos otros no acudieron a sus puestos de trabajo, provocando importantes perturbaciones en diversos sectores.

En particular el transporte, que se vio confrontado a una nueva jornada de caos, particularmente molesto en las horas punta.

Una cuarta parte de los vuelos previstos en los aeropuertos parisienses fue suspendida de forma preventiva, pero los principales problemas se registraron en las estaciones de ferrocarril y en los transportes urbanos.

Funcionaron dos de cada cinco trenes de alta velocidad, uno de cada cuatro del resto de convoyes de largo recorrido o la mitad de los regionales.

En París, la incidencia del paro en el metro fue algo menor de lo que se esperaba, aunque en la mayor parte de las líneas circularon menos trenes de lo previsto.

En otros sectores el paro fue bastante seguido. Un 55% en la educación, según los sindicatos -entorno al 30%, según el Ministerio-, un 40% en correos -un 22% según el Gobierno-.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Y se llaman "socialistas". Da verguenza. Avariciosos y repugnantes. Quieren dejar un bueen saco de deudas para las generaciones de mañana. La naranja de Francia ya no suelta ni una gota de zumo.Roberto
  • mi linea, de las mas afectadas, preveia un tren de cada cuatro en funcionamiento. 20 mins de frecuencia. lo mas engorroso es q hay mas gente q de normal, pero ayer habia carteles en todas las estaciones con la prevision del servicio de hoy. navarra en parisin situ
  • increible, de 45 minutos en tren que hay de mi casa al curro a 3 horas y cuarto cogiendo 5 autobuses diferentes, todos ellos abarrotados, una odisea,,,,,,Navarro viviendo en parisJabho
  • Casi igualito que aquí. Por un lado, los trabajadores tienen una mínima conciencia social y no dudan en movilizarse y defender sus derechos. Por otro, no existen esos abusivos servicios mínimos que minimizan las huelgas por estos lares. A ver si aprendemos.Jose

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra