Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Barroso llama al optimismo y asegura que la recuperación se acelera en Europa

El centroizquierda del hemiciclo criticó su falta de firmeza en uno de los debates de más actualidad en Europa, como es el de las expulsiones de gitanos en Francia

Actualizada Martes, 7 de septiembre de 2010 - 13:53 h.
  • AGENCIAS. Estrasburgo (Francia)

El presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, ha asegurado hoy que la recuperación económica se acelera en Europa y ha invitado al optimismo en el estreno del debate sobre el Estado de la Unión, en el que ha fijado el paro como la principal preocupación del Ejecutivo comunitario.

"Las previsiones económicas en la Unión Europea (UE) son hoy mejores que hace un año. (...) Europa ha demostrado que se mantendrá en pie", ha subrayado Barroso en su intervención ante el pleno del Parlamento Europeo (PE).

El presidente de la Comisión Europea (CE) ha hecho una extensa defensa de las medidas adoptadas por la UE ante la crisis y ha recordado que "aquellos que predijeron el fracaso de la Unión, se han equivocado".

En un tono optimista, Barroso ha subrayado que la recuperación económica se acelera en Europa y que el bloque crecerá por encima de lo previsto este año, aunque ha dejado claro que el desempleo es "todavía demasiado elevado" y que la coyuntura internacional sigue planteando riesgos.

Pese a ello, ha vuelto a defender políticas de austeridad y ha insistido en que "la consolidación presupuestaria es fundamental", un mensaje que contrasta, por ejemplo, con el plan de inversiones anunciado ayer por Estados Unidos para fomentar el empleo.

"Sin consolidación no habrá estabilidad, sin estabilidad no habrá crecimiento y sin crecimiento no habrá empleo", ha repetido Barroso, para quien es necesario superar el debate entre consolidación y crecimiento, pues cree que los dos son compatibles.

Una vez más, el jefe del Ejecutivo comunitario ha llamado a los Estados miembros a apostar por "más Europa" y a coordinar sus políticas, un mensaje jaleado por la mayor parte de la Eurocámara.

Buena parte de los grupos, sin embargo, han acusado a Barroso de no ser lo suficientemente firme ante los gobiernos y de ser incapaz de frenar una política europea dirigida por Francia y Alemania.

"Durante demasiado tiempo usted ha estado haciendo concesiones al eje franco-alemán que hoy dirige el Consejo", le ha reprochado el líder socialista, Martin Schulz.

El centroizquierda del hemiciclo también ha criticado esa supuesta falta de firmeza en uno de los debates de más actualidad en Europa, como es el de las expulsiones de gitanos en Francia.

Hoy, Barroso se ha limitado a hacer un llamamiento para "no volver despertar fantasmas del pasado" y a recordar que "el racismo y la xenofobia" no tienen sitio en Europa, pero sin referirse explícitamente al caso francés.

"Esta Comisión es campeona de Europa de las declaraciones genéricas, pero no es capaz de señalar con el dedo situaciones particulares en ciertos Estados miembros", le ha criticado el líder de Los Verdes, Daniel Cohn-Bendit.

El portavoz liberal, Guy Verhofstadt, también ha exigido al Ejecutivo comunitario que reaccione ante una política "inaceptable" como la que defiende el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

En general, las críticas de los grupos políticos a la CE se han centrado principalmente en esa supuesta debilidad y en su forma de actuar, más que en el fondo de sus ideas.

El debate sobre el Estado de la Unión, un nuevo intento por dar más relevancia a la discusión política en Estrasburgo (Francia), se ha estrenado finalmente con un hemiciclo casi lleno, después de la polémica por el plan para multar a los eurodiputados que no acudiesen que empañó las horas previas a la cita.

Las presiones de los parlamentarios terminaron por tumbar la iniciativa, pero el presidente de la cámara, Jerzy Buzek, ha asegurado hoy que se seguirán estudiando fórmulas para evitar las bancadas prácticamente vacías con las que se han topado en ocasiones Barroso y otros invitados.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra