x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Una ETA débil busca ganar tiempo

Actualizada Lunes, 6 de septiembre de 2010 - 04:00 h.
  • FLORENCIO DOMÍNGUEZ ES DOCTOR EN CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN Y EXPERTO EN TEMAS DE SEGURIDAD Y TERRORISMO

E TA no anunció ayer el inicio de ninguna tregua, sino que aseguró que hacía meses que había decidido no realizar "acciones ofensivas". En realidad lo que había decidido, en el mes de marzo, era un "parón técnico" para recuperarse de la cadena de golpes policiales que habían frustrado sus planes de continuar con la actividad terrorista. ETA ni siquiera le llama tregua al anuncio hecho ayer.

La banda terrorista ha querido hacer un acto propagandístico de gran alcance con un anuncio de escasa entidad y para ello ha recurrido a la BBC a la que envió un vídeo con la declaración leída por una encapuchada. En 1998, la banda utilizó también la BBC para dar a conocer la tregua de aquel año con unas declaraciones tan equívocas como falsas ya que señaló entonces que aquella generación no volvería a coger las armas. El tiempo ha demostrado lo falaz de las manifestaciones al canal británico.

El anuncio de ayer se ha efectuado con gran despliegue mediático, pero con poco contenido sustancial porque los terroristas no sólo no se plantean el abandono de las armas, es que ni siquiera hablan de tregua ni de alto el fuego. Emplean el término "suspensión de acciones ofensivas". ¿Qué significa eso? Que pueden matar a un policía como hicieron con el agente francés Jean Serge Nerin, en el mes de marzo, cuando ya estaba en vigor el parón técnico que ahora ha pasado a categoría política. Que van a seguir extorsionando a los empresarios, como no han dejado de hacer en estos últimos meses. Que van a seguir reclutando nuevos etarras, dándoles adiestramiento, recogiendo información para cometer futuros atentados. Que van a seguir comprando o robando armas y explosivos.

Todo eso al menos porque según cómo se entienda lo de "acciones ofensivas" podrían incluso seguir cometiendo atentados. Un documento del aparato político de ETA intervenido a principios de 2009 por la policía francesa contemplaba diversas modalidades de actuación terrorista: "Podríamos realizar acciones en España, puntuales, pero no ofensivas: para que la cuestión no se refleje como un simple conflicto armado y militar entre España y la Organización", señala una de ellas.

La banda terrorista sigue sin plantearse el abandono de las armas. Su decisión hasta el momento es la de continuar con el terrorismo, pero este propósito se encuentra, sin embargo, entre dos opciones que lo frenan. La primera de ellas, la que le ha llevado al parón actual, es la presión policial eficaz que realizan los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Eso es lo que le ha forzado a suspender sus "acciones ofensivas", porque no estaba en condiciones de realizar otra cosa.

La segunda es el conflicto de intereses abierto entre ETA y Batasuna. La presión legal sobre el brazo político de la banda terrorista le ha llevado a admitir que tiene que pagar un precio por intentar volver a la legalidad y poder presentarse en las elecciones. Batasuna tiene necesidad de que ETA se mantenga en tregua para que aumenten sus posibilidades de burlar la ilegalización y por eso ha pedido a la banda una tregua.

La respuesta de ETA tiene muy poco que ver con la petición de Batasuna, aunque ahora este partido pretenda presentarla como un gran paso. ETA no quiere que aumente el conflicto de intereses con Batasuna, pero tampoco ha conseguido imponerse a este partido en los últimos meses. En esa tesitura, desoye su petición de tregua bajo control internacional, pero hace un gesto dando carta de naturaleza a una situación de hecho y convirtiendo su debilidad en una operación política. Intenta ganar tiempo para poder reconducir a Batasuna sin renunciar mientras tanto al terrorismo que es su voluntad principal.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual