Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La investigación de la ISAF afirma que el asesino de los guardias civiles tenía vínculos terroristas

La investigación apunta a que el ataque fue "premeditado" ya que el policía afgano "no abrió fuego contra nadie más e intentó escapar tras el asalto"

Actualizada Domingo, 29 de agosto de 2010 - 17:01 h.
  • AGENCIAS. Madrid/Algeciras

El equipo de investigación coordinado por la Fuerza de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF) ha revelado que el policía afgano Ghulam Sakhi, que acabó el pasado miércoles con la vida de dos oficiales de la Guardia Civil, el capitán José María Galera y el alférez Leoncio Bravo, así como del intérprete del Ejército de Tierra Ataolá Taefik Alili, había sido arrestado y privado de su licencia de armas hace un año por vínculos con los talibán.

Como consecuencia, el secretario general de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), Alberto Moya, pedía este domingo la retirada de los agentes del cuerpo destinados en Afganistán en misión formativa porque "su seguridad no está garantizada", al tiempo que ha acusado al Ministerio del Interior de vetarles la asistencia a los funerales de los guardias civiles asesinados en territorio afgano.

La investigación de la ISAF afirma que el afgano Sakhi fue reinsertado después de su arresto en el Cuerpo Nacional de Policía afgano (PNA), tras recibir el aval de dos líderes locales, a sabiendas de que su cuñado era "un conocido terrorista de la zona".

La ISAF, que califica el incidente del miercoles en Qala-I-Now como "un ataque no provocado", indica que "el tiroteo fue desencado a causa de las conexiones del asaltante con los terroristas". La investigación apunta a que el ataque fue "premeditado" ya que el policía afgano "no abrió fuego contra nadie más e intentó escapar tras el asalto".

La "violenta protesta" que tuvo lugar unos 25 minutos después del tiroteo, parecía haber sido planeada de antemano, según los investigadores, que han descubierto montones de ladrillos "apilados antes de la protesta". De igual modo, la ISAF ha señalado que algunos de los manifestantes "iban armados" y "portaban granadas de mano, cócteles molotov".

"El ataque y la protesta fueron coordinados y son el resultado de actividad terrorista", señalan las conclusiones del informe del equipo de investigación, coordinado por el general de brigada británico Allan McLeod, y que se encuentran en la web de la misión de la OTAN.

Los investigadores destacan que, durante el transcurso de la manifestación, "los instructores militares españoles permanecieron dentro de la base con los agentes de la PNA que estaban entrenando". La protesta fue controlada por la Policía afgana y dejó 25 heridos, once de ellos por arma de fuego, aunque la ISAF no tiene claro cómo sufrieron sus heridas ya que, en ese momento, "muchos de los manifestantes estaban disparando y lanzando ladrillos y granadas". El informe, no obstante, confirma que "ninguna de las heridas fue causada por las fuerzas de la ISAF".

AUGC: "HA SIDO UN ACTO DE GUERRA, NO UN ATENTADO TERRORISTA"

Moya ha criticado la "precipitación" del Gobierno al enviar a los guardias civiles a realizar trabajos de instrucción y formación al país porque como reiteró, "la seguridad de los agentes no está asegurada". Además, ha recalcado que la Guardia Civil "no tiene medios ni está preparada para asistir y desarrollar su función en un conflicto bélico".

En este sentido, ha señalado que "es inexacto" afirmar que el asesinato de los guardias civiles se ha debido a un atentado terrorista por "utilizar un argot policial", cuando, a su juicio, "es un acto de guerra y así debe ser afrontado". De ahí que insistiera en pedir la "retirada de los guardias civiles de aquella zona".

De hecho, ha indicado que algunas misiones internacionales que llevan "con éxito" en formación e instrucción de policías "en varios países como Senegal, Mauritania, Haití o la antigua Yugoslavia", si bien ha afirmado que en estos países "no son un escenario bélico como lo es Afganistán".

Al hilo, ha destacado que los guardias civiles destinados en territorio afgano "son instructores que pertenecen a la unidad de acción con sede en Logroño", por lo que ha matizado que "tienen una misión exclusivamente de formación policial a la policía afgana".

Sin embargo, ha opinado que "en un país donde la misión militar se mezcla con la de reconstrucción, no es el ambiente más adecuado para que los guardias civiles puedan hacer su misión".

"Tanto es así que al no tener formación ni las unidades preparadas para un despliegue táctico en un conflicto bélico, exigimos la retirada de los guardias civiles de la zona", ha insistido, a lo que ha sumado que desde la asociación están valorando la posibilidad de personarse judicialmente como acusación "porque puede haber irresponsabilidad en tener a los guardias civiles en este lugar".

Los agentes que se encuentran en Afganistán llevan a cabo la misión de instruir a 47 aspirantes a policías, un trabajo que según el secretario general de AUGC se puede realizar en España como se ha hecho con policías mauritanos, cuyas "unidades navales se han instruido en los servicios marítimos de la Guardia Civil" del país. "Se puede hacer exactamente igual, traer a los policías de su país, formarlos en España y a su vez ellos formarían a otros policías en Afganistán", ha aseverado.

En otra línea, Moya ha criticado la "gestión gubernamental de los actos fúnebres" porque, según ha dicho, "la clase política se ha afanado en hacer un acto oficial de bastante eco vetando la asistencia y presencia de los guardias civiles --en concreto, a las asociaciones profesionales del cuerpo-- en el mismo". "Es algo que no tiene parangón en ningún otro colectivo y menos en el sector público, porque a la administración nunca se le va a ocurrir no colaborar con los sindicatos cuando hay un accidente de trabajo", ha concluido.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra