Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Un pequeño circo en plena calle

Lo más sorprende de este circo que se instaló ayer en Nuevo Artica es que sus animales ponis, una llama, cabras e incluso un búfalo pastan en los jardines. La Guardia Civil ya les ha pedido que se vayan

Actualizada Miércoles, 25 de agosto de 2010 - 01:40 h.
  • R.ELIZARI . PAMPLONA

LA carpa del circo Couche es tan pequeña que cabe en el parque de los Aromas, en Nueva Artica. Ayer a la mañana este circo procedente de Burdeos se instaló con sus caballos, sus ponis, sus cabras, una llama e incluso un búfalo de afilados pitones en plena calle ante la atónita mirada de todo el que pasaba por allí. Pero esto no es lo más sorprendente. Los animales pastaban en el jardín al alcance de cualquiera.

Las cabras estaban atadas a los bancos, los caballos y los ponis, a improvisadas estacas clavadas en la hierba, y el búfalo, entre unos matorrales.

Los agentes del servicio de protección de la naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) llevaban ya varios días siguiendo la pista a este circo itinerante. Les sorprendieron en Estella, y no tenían documentación. En Pitillas volvieron a dar con ellos y su peculiar espectáculo. Entonces, ya le dieron un ultimátum de 24 horas para abandonar la Comunidad foral.

Un espectáculo familiar

Melisa Flori, una de las propietarias de este circo compuesto por 6 personas, 4 adultos y dos niños, explicaba ayer que su idea era ofrecer dos funciones. La primera, ayer a las 20.00 horas y otra, hoy a las 19.00: "Brindamos un espectáculo familiar", contaba. Y cuando se le pregunta si habitualmente sueltan los animales sin ningún tipo de protección, responde con naturalidad que "no son peligrosos", y que siempre están con ellos. También cuenta, mientras señala a su marido recogiendo agua de una fuente próxima, que están bien atendidos y que, por ejemplo, al búfalo le dan los 52 litros de agua que necesita todos los días.

Los más contentos con este circo eran los más pequeños, como María, una pamplonesa de 7 años: "¡Mira mamá! No es un perro, es una cabra".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra