x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Pinchos y barras con poco sitio

La hora punta en el Casco Viejo el domingo fue entre la 13,30 y las 14,30

Actualizada Lunes, 19 de abril de 2010 - 10:48 h.
  • TERESA VILLAVERDE . PAMPLONA

DESPUÉS de tres meses haciendo pruebas al fin puede ver el resultado. Michel González Peñaranda está satisfecho. La XII Semana del Pincho arrancó el sábado con éxito y la degustación del bar Gaucho de Pamplona es de las más aclamadas por los clientes. "Hemos hecho muchas pruebas y hemos pensado distintas combinaciones", explica González.

Así han surgido Aromas de la tierra, con salmón a baja temperatura, espárrago crudo y flor de borraja, y Texturas del Gaucho, un pincho que entre sus ingredientes cuenta con pasta fresca y trufa negra. Pasadas las tres, la gente aún se resistía a irse a pesar de que a esa hora cerraba la cocina. Los clientes se repartían entre la barra, las mesas y la terraza, del bar Gaucho a pesar de que los rayos de sol fueron escasos.

250 en un día

El sábado daba comienzo la XII Semana del Pincho que durará en 91 bares hasta el 25 de abril. La hora punta en el Casco Viejo el domingo fue entre la 13,30 y las 14,30. "Ha venido mucha gente, aunque menos que el sábado. Pero no se ha notado diferencia con otros años", aseguraba Diego Úriz García, camarero de La Cocina Vasca. En el Okapi no daban a basto. El pitido que anunciaba la llegada de una nueva degustación desde la cocina sonaba cada minuto. Jesús Langarica, encargado del local, y sus compañeros, descolgaban constantemente el teléfono interno para hacer más peticiones a los cocineros. En la barra no cabía la gente. Extranjeros, ciclistas tomado un respiro, pamploneses y el comedor a rebosar. "Un día de esta semana viene el triple de gente que el resto del año", contaba Langarica. Sólo el sábado sirvieron 250 degustaciones.

Sandra Izquierdo Gilabert, barcelonesa de 33 años afincada en Pamplona, había salido con unos amigos de fuera a tapear por el Casco Viejo de Pamplona. "De momento he probado tres degustaciones y la del Gaucho, que es la que más me ha gustado", afirmó. Su compañero, Sebastián Miranda Díaz, es extremeño y se estrenaba en la Semana. Después de recorrer varios bares no se decidía a nombrar un favorito. "El del Gaucho y el del Iru me han parecido los mejores", dijo. Aunque todavía le quedaban muchos por catar. "Vivo en Barcelona, allí todo es muy caro así que los precios de aquí me parecen correctos", aseguró.

Pincho y Wii

Ana Martínez de la Pera Martínez y Rodrigo Pérez Mediavilla habían venido desde Miranda de Ebro y era la primera vez que disfrutaban de la Semana del Pincho. "En general, me han parecido un poco caros", reconocía Martínez, de 24 años. "Son pinchos demasiado elaborados, muy sofisticados", añadió, por su parte, Pérez.

La elaboración sofisticada de los pinchos del Okapi fue espontánea. "En un principio íbamos a sacar el cordero en un trozo y el arroz en el plato, tumbado. Al final hemos troceado la carne", explicó Langarica. El resultado final son dos pinchos cilíndricos. "La presentación nos parece igual de importante que el sabor", añadió.

En La Cocina Vasca además de cuidar la estética y el gusto, este año han querido premiar a sus clientes, repartiendo boletos para el sorteo de una videoconsola Wii con cada degustación. El premio se dará al final de la semana.

Pero el secreto no está en las promociones, al final, sino en el resultado final de la degustación. Tener una buena idea y que guste: "Hemos querido hacer un guiño a nuestro comienzo en la Semana hace cinco años. Entonces empezamos con una cazuela de huevos estrellados con hongos. Lo hemos vuelto a hacer, pero en pasta brick", cuenta Javier Yárnoz Villanueva, uno de los dueños del local.. El segundo pincho, con crema de guisantes y gamba y fondo de changurro, era la novedad. "Por lo que comenta la gente, está gustando mucho", afirmó Úriz.

¿Conclusión? Un buen comienzo para la Semana del Pincho. Ni la crisis ni el cielo nublado del domingo evitaron que los bares se colapsasen hasta que, a las tres de la tarde, los camareros se tomaron un merecido descanso.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual