x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Una casa del románico en el 2010

Estudia la teoría y aprende la práctica. Esto ha llevado a Manu Martínez Larrea a sentir verdadera pasión por el románico y construir en Castejón, su localidad natal, una casa característica del siglo XII

Actualizada Viernes, 2 de abril de 2010 - 01:42 h.
  • I.CASTILLO . PAMPLONA

PIEDRA a piedra y de estilo románico está levantando Manu Martínez Larrea su vivienda en Castejón. Adquirió un terreno en su localidad natal y decidió construir una casa propia del siglo XII. Tal es así que sus allegados le conocen como el cantero del siglo XXI. Aspira a habitarla, pero su principal objetivo pasa por hacer algo que embellezca el pueblo.

Encargado de mantenimiento del Ayuntamiento de Castejón, no necesita definirse para descubrir su pasión por el románico. Asiste a cursos, estudia y demuestra su afición en cada una de las piedras que conforman la estructura de su casa que crece desde el año 2003 en un terreno de unos 300 metros cuadrados en una urbanización de reciente construcción. "En 2004 tuve que parar por un accidente durante casi dos años. Retomé la construcción en 2006. Ahora me queda el tejado", explica.

Asiduo a los cursos sobre el románico que organiza la Fundación Santa María la Real de Aguilar de Campoo (Palencia) y a los de la escuela de oficios de León ha ido empapándose de teoría y práctica. "A raíz de estos cursos surgió un cariño grande hacia el románico y además he podido aprender cantería y carpintería de armar. Todo ello lo apliqué a los conocimientos teóricos y así surgió la idea de hacer una casa de este estilo", dice.

Piedra y ladrillo

En el proceso de construcción de la vivienda de unos 110 m2 de planta y una altura, Manu Martínez, de 37 años, aplica los conocimientos actuales pero "respetando técnicas de construcción antiguas". "He empleado piedra antigua, material de derribo y otra que he tenido que adquirir en canteras. Además, he intentado no tallar todos los detalles de forma minuciosa para que parezca que se ha erosionado y mantiene la pátina propia del tiempo", comenta Martínez.

Una vez que se llega a Castejón no resulta complicado identificar la vivienda. Cuenta con una portada románica "con inspiración de románico tardío, finales del siglo XII". "La portada tiene una tendencia cisterciense, con mucho motivo vegetal y he querido que conservara cierta pátina para que pareciera más o menos original. A la casa pensé darle una estética propia del valle del Ebro, con piedra autóctona, que es caliza y conocida como campanil, por el sonido que emite al golpear una contra otra, y ladrillo. En el casco antiguo de Tudela se ven ejemplos de construcción mixta de ladrillo y piedra", explica.

Manu Martínez no se ha marcado una fecha fin de obra. "Es muy difícil. Si se quiere, estos proyectos no terminan nunca. En un futuro próximo, espero comenzar con el tejado, un tejado a cuatro aguas. Todo depende del ornamento. También desconozco cuánto me está costando. He guardado facturas y albaranes y puede que cuando termine de construirla me siente y las sume todas", comenta.

Esta vivienda causa expectación entre los amigos de Manu Martínez. "Muchas de las personas con las que coincido en los cursos han venido a ver la casa. La conocen a través de fotografías, pero cuando la ven les gusta más. Los amigos del románico de Valencia me han invitado a dar una conferencia sobre el proceso de construcción de la vivienda y luego vendrán a visitarla", cuenta.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Bueno, esto es un 'románico' sui géneris. Para empezar, trata de imitar el estilo arquitectónico religioso para un edificio civil, cosa que no ocurriría en el Medievo. Aparte de eso, por lo que se ve en las fotos el arquitecto se ha permitido muchas licencias de todo tipo. Bien, podríamos hablar entonces de "estilo ecléctico" y dejarlo así. Seamos piadosos. Rafa
  • Me imagino que la construirá sin baño, ni calefacción ni nevera, como las del románico.Ramón
  • Animo MANU, pasa de todos y tu para arriba, no van a poder contigo. De tu amigo de la casa alta.JJCO
  • Lo que faltaba, otro templo de mal gusto. Por favor no dañar al ARTE ni a la HISTORIA. El ARTE ROMÁNICI si, las Horteradas dañan la vistaPilar
  • A mi me gusta el románico y esto me parece una horterada.Otro amante del románico
  • Esto es un elogio del buen gusto. Felicitaciones por la realización de un proyecto grato a la vista y muy digno y confortable para habitarlo. En la Ribera nos falta gusto por la estética y la obra de este señor es la excepción que confirma la regla. Desde el amor al buen gusto y al románico y o le felicito de corazón.Amante del románico.
  • En primer lugar, FELICITACIONES a MANU y a DIARIO NAVARRA, por este artículo tan interesante.En segundo lugar plasmar en la realidad actual un estilo de viivienda de estas características es muy meritorio en todos sus aspectos.Hojala tengamos por Navarra, muchos Manus así,Si algún día me despalzo a Castejón MANU, me gustaría ver tu bonita casaun saludoPatxi Zandueta AyesaPatxi Zandueta Ayesa

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual