x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Pamplona renueva el voto de las Cinco Llagas

El acto litúrgico e institucional se celebra de forma ininterrumpida desde el siglo XVI y que está relacionado con una promesa que hizo la ciudad para librarse de la peste

Actualizada Jueves, 1 de abril de 2010 - 19:07 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Pamplona ha renovado hoy el Voto de las Cinco Llagas, un acto litúrgico e institucional que se celebra de forma ininterrumpida desde el siglo XVI y que está relacionado con una promesa que hizo la ciudad para librarse de la peste. En una tarde fresca y soleada se ha celebrado este evento, la única cita de la Semana Santa pamplonesa en el que participa la Corporación municipal "en cuerpo de ciudad", es decir, ataviada con el traje protocolario, portando las medallas oficiales y provista de los elementos rituales protocolarios, como la vara de mando o el collar de la alcaldesa.

En su recorrido por el casco viejo de la capital navarra la corporación ha estado arropada por un cortejo con maceros, libreas y clarineros. No han faltado a este evento la junta de la Hermandad de la Pasión con los hachones, y los representantes de las antiguas parroquias de Pamplona.

El paso de las Cinco Llagas es una representación del Sagrado Corazón en manos de dos ángeles arrodillados, según ha precisado el Ayuntamiento pamplonés en un comunicado en el que ha señalado que el Sagrado Corazón lleva esculpida la imagen de las cinco llagas que 'le fueron infligidas a Nuestro Señor' durante la crucifixión, y la corona de espinas. Se trata de una imagen policromada, no demasiado pesada, que es portada por cuatro voluntarios.

El paso de las Cinco Llagas está vinculado a una promesa que tuvo lugar en Pamplona durante una fuerte epidemia de peste. La tradición recoge como a finales del siglo XVI, en el año 1599, una mujer moría en la Magdalena iniciando la epidemia en la ciudad, que, según los cronistas, llegó a registrar hasta trescientos muertos en una villa cada vez más preocupada, mientras el obispo buscaba remedio.

Con la ciudad inmersa en el luto un fraile franciscano de Calahorra, que vivía en un convento fuera-puertas de la ciudad, tuvo una visión: había que imprimir tantos papeles como habitantes con los dibujos de las Sagradas llagas de Cristo y su corona de espinas y llevarlas fijadas al pecho, descubierto este, durante 15 días. Transcurrido ese plazo una procesión dejaría las estampas en la Iglesia de San Agustín.

Así se hizo y los cronistas reflejan cómo el 27 de noviembre la epidemia cedió de forma radical.

Las Sagradas llagas de Cristo y la corona de espinas son desde el 2 de septiembre del 1600 el anverso de la medalla de la ciudad (en el reverso está el león de Pamplona) y el Ayuntamiento prometió (hizo voto de) procesionar una vez al año para conmemorar el milagro.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Para culturizar un poco a más de un lector, se podría haber citado en el artículo que las señoras con tocado y peineta se dice que van vestidas de "manolas". El diccionario SOPENA dice: Moza del pueblo bajo de Madrid, que se distinguía por su traje y desenvoltura.JAVIER
  • Ya os vale de actos litúrgicos e institucionales. Cada vez que sale la corporación pamplonica a la calle lo hace en procesión. Un poco de seriedad y sobre todo de respeto a todos los ciudadanos -a todos, a los de otras confesiones, a los agnóisticos, a los ateos, a los que creen en una sociedad laica-. un poco de respeto

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual