x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CRÓNICAS DE ASFALTO FRANCISCO JAVIER ZUDAIRE

Roldán no tiene para el taxi

¿Adónde ha llegado este país? No se puede caer más bajo, y no hay crisis que justifique la imagen, cutre y desmañada, ofrecida al mundo en virtud de los mil y un telediarios salpicados por el orbe.

Actualizada Domingo, 28 de marzo de 2010 - 07:52 h.

U NO de nuestros más conspicuos chorizos aparece sentado en un autobús urbano, camino del hogar, después de haber saldado su cuenta -frase hecha- con la justicia. Acaba de salir de una estancia de quince años en el maco -perdón, Centro de Reinserción Social- y el hombre se ve obligado a esperar en la parada a que llegue, pongamos, el 27.

¿No hay un ministerio de igualdad poscarcelera que ampare a estos presos desvalidos, personajes que lo tuvieron todo y hoy ni siquiera les alcanza para subir a un taxi? A otros ínclitos reclusos se les vio partir del módulo en autos de importación, ¿por qué, pues, ese clasismo entre colegas de talego? ¿Y adónde va, don Luis? Acaso viva bajo el Puente de Piedra o de la Almozara, o deba instalarse en alguna caseta abandonada por los chinos al terminar la Expo. ¿Alguien se ha preocupado? Es verdad que Roldán nunca fue el rey del glamour, cómo olvidar aquella estampa publicada de una especie de orgía, sórdida y zurraspera, donde se le veía con unos calzoncillos que bien pudieron ser moda en las Cruzadas, un latigazo de la felpa en toda la cresta de la lujuria. El puritanismo de Nueva Inglaterra habría aprobado con nota esos gayumbos. El encuadre lo remataban unas rabizas perfectamente dotadas para perder por goleada la promoción a tercera división. Pero, superado ese pasaje, existía una expectación fundada en la reinserción, y si no se rozaba la exquisita órbita de Vogue, cabía esperar un apaño para desterrar detalles como coger el autobús en la puerta del presidio y mostrar al mundo la indecencia de viajar hacia la libertad en transporte público. Igual que cualquiera de nosotros, pobres mortales, que no somos ni chorizos ni nada. Y ahí va, ocupando su asiento, junto a una pareja de abuelos maños que no sale de su asombro. Al principio no entendían el porqué de tanta cámara, pero luego han reconocido a su conciudadano, ése del que las malas lenguas hablan y no paran: que si tiene escondidos más de dos mil millones, una cartera inmobiliaria, cuentas en países ignotos. Un compañero de autobús muy viajado, sí señor, hasta tuvieron que ir a Laos para atraparlo. ¿Y qué hace aquí? No puede ser que tenga tanto dinero, viajaría en coche y con chófer. Va el matrimonio enredado en sus pensamientos y, de vez en cuando, echa un ojo al bolso, nunca se sabe, mejor pecar de desconfianza, ¡no les hubiera ido tan mal a otros si hubieran sido más cautos! También Luispiensa. No metería la mano en el bolso de esos dos, ¿para qué? Su campo de acción fue otro, hay maneras y maneras, y meter mano a los bolsos de las señoras es una de las peores para terminar mal. Admite que lo suyo no salió bien, pero fue una aventura apasionante, una auténtica obra de arte, una representación en directo, con su atrezzo... Prosigue el autobús su eslalon por el tráfico de Zaragoza. Y repaso esa foto quieta e insisto en que hemos ofrecido una imagen deplorable. Aunque sólo sea por egoísmo, un país serio debe cuidar su patrimonio y este ex preso representa unos activos de catorce millones de euros, tirando por lo bajo; su valor está fuera de toda duda, porque si no ha devuelto el dinero, en algún sitio estará y, pensándolo bien, sin tener las privilegiadas entendederas de un ministro, hasta es muy posible que don Luistenga el plano de esa isla del tesoro. Por lo tanto, si hemos de ganarnos a este prócer de las finanzas -un mago, todo fueron ganancias-, necesitaremos transmitirle más mimo. Nada abandonarlo a la aventura de un autobús que ni te garantiza intimidad ni sabe nadie en qué punto de la geografía urbana te puede dejar tirado. Los espías que le siguen debieron abonarle el taxi y apuntarlo en esas fichas de gastos que se llaman imprevistos y donde lo mismo se anota un bocata de mortadela que el nuevo buga de un subsecretario. Faltó mano izquierda. Dado que ha pagado su deuda moral con la sociedad, a ver si le sacamos la otra, la deuda material, que tampoco es moco de pavo. La cárcel ha hecho de Luis un hombre con papeles y ha enterrado a aquel prestidigitador que se sacaba de la manga diplomas de derecho y economía, ristras de documentos falsos. Gracias a Dios, nunca estudió carrera alguna (si llega a sumar mayores conocimientos, nos hipoteca El Escorial y hay que buscar un chamizo para casar a la hija de Aznar). Ahora exhibe su papela oficial, la que certifica que es un hombre libre, y ha comenzado echándose, con ayuda de la virtualidad de la Red, una esposa rusa. Tangible. Y ahí sí existe un peligro añadido porque sería dar otra dramática vuelta de tuerca contra este país si, aprovechando una visita a los suegros, los catorce millones de euros fueran a engrosar el oro de Moscú.

No te enfades, Luis, perdona la torpeza oficial y otro día me llamas, yo te adelanto el pago del taxi, ya me lo devolverás cuando vuelvas del zulo. Porque irás.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Manu B,que es mu facil,dinero en manos de socialistas es dinero gastado,¿o no lo tienes claro todavia??¿¿Ahorrar?? JA!!
  • Solo pido que me digan donde puedo encontrar a ese tal Roldan, lo cojo por mi centa un par de dias, le doy el mismo trato que el daba a losde eta y seguro que el me dice encantado donde estan esos millones y si los saco del escondrijo le doy la mitadManu B

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual