x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

EEUU y Rusia acuerdan un nuevo tratado START para reducir un 25% su arsenal nuclear

Obama y su homólogo ruso, Dimitri Medvedev firmarán el pacto en Praga el próximo 8 de abril

Actualizada Viernes, 26 de marzo de 2010 - 20:36 h.
  • AGENCIAS. Nueva York, Moscú

Estados Unidos y Rusia han anunciado este viernes la firma, el próximo 8 de abril en Praga, del nuevo acuerdo START para la reducción de armas nucleares que prevé recortar en un 25% el arsenal atómico de ambos países y que supone, primero, el segundo triunfo político de la Administración Obama en menos de una semana, esta vez en el plano internacional y, en segundo lugar, la primera medida real de acercamiento con Rusia tras la promesa del presidente estadounidense de "reiniciar" sus relaciones con el Kremlin.

Obama y su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, cerraron esta mañana por teléfono los últimos flecos de la negociación, por la que se limitará a 1.550 el número de armas nucleares por país, así como a 800 el de lanzaderas y a 700 el de submarinos intercontinentales con lanzaderas de misiles, según informó este viernes la Casa Blanca.

La firma del acuerdo ha estado sujeta desde un primer momento a la postura de ambos países sobre el sistema de defensa antimisiles que EEUU tiene previsto desplegar en el este de Europa. De hecho, el anuncio del nuevo START viene acompañado de dos declaraciones de carácter no vinculante que, en conjunto, garantizan que los proyectiles estadounidenses no apuntarán a Rusia, quien se reserva el derecho de abandonar las negociaciones en cualquier momento si ve que el sistema defensivo atenta contra sus intereses.

El nuevo START tiene, más que nada, una importante carga simbólica. Los expertos apuntan a que, en realidad, no es tanto un acuerdo de reducción de armas como un mensaje a aquellos "estados paria" con potencial nuclear como Corea del Norte o Irán: si las dos grandes potencias nucleares del mundo acuerdan limitar sus opciones, Teherán y Pyongyang deberían seguir el ejemplo.

Obama no piensa dejar nada al azar y para ello pretende enviar en las próximas fechas a Moscú nada menos que al elemento más temible de su administración, su jefe de Gabinete Rahm Emmanuel, según anunció con una sonrisa de complicidad la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, presente también en el momento del anuncio de la firma del tratado. "No ha habido nadie que se opusiera a esa idea", declaró.

En su comparecencia ante los medios, Obama ha descrito el anuncio de la firma como una ocasión histórica: "El acuerdo nuclear más importante de las dos últimas décadas", según lo describió Obama, representa "un paso adelante a la hora de dejar atrás el legado del siglo XX". "Hemos convertido nuestras palabras en acciones y hemos demostrado la importancia del liderazgo americano en nuestra seguridad y en la del mundo entero", añadió.

"Desde que asumí el cargo, una de mis prioridades más importantes para la seguridad nacional ha sido abordar la amenaza que las armas nucleares suponían para el pueblo estadounidense", declaró el presidente.

Obama trasladó su agradecimiento a Medvedev "por su continuo liderazgo a la hora de trabajar para este acuerdo". "Ambos coincidimos en que, a través de la estrecha cooperación, servimos a los intereses de nuestros ciudadanos", aseveró el presidente estadounidense, quien extendió el mérito al equipo negociador conformado por Clinton, Gates, y el jefe del Estado Mayor, el almirante Mike Mullen.

En Moscú, Medvedev elogió el acuerdo como un reflejo del "equilibrio de intereses de ambos países", dijo la portavoz de prensa de Medvedev, Natalia Timakova. "Las negociaciones no siempre fueron fluidas, pero la actitud constructiva de los negociadores y la participación activa de los presidentes de Rusia y EEUU nos permitieron resolver muchas cuestiones en una agenda apretada", añadió. El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov aseguró por su parte que la Duma rusa aprobará el nuevo acuerdo "al mismo tiempo" que el Congreso estadounidense, en declaraciones recogidas por la agencia oficial rusa, RIA Novosti.

A pesar de que este anuncio acerca un poco más la posibilidad de normalizar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, el propio Obama reconoció que todavía queda muchísimo por hacer. Sus esperanzas para lograr un mundo libre de armas nucleares "no serán cumplidas en un futuro cercano", pero este acuerdo tiene el objetivo de "detener la expansión de estas armas, impedir que los materiales nucleares vulnerables caigan en manos de los terroristas, y reducir los arsenales de armas atómicas".

Varios expertos se han hecho eco de la preocupación de Obama sobre el impacto real del tratado, que comporta una gran carga simbólica. "El significado general es deslegitimar la posesión de armas nucleares", apunta el presidente del grupo de estudio Sociedad para la Seguridad Global, Kenneth N. Luongo. "Ambos presidentes podrán proclamar: 'Esto es lo que conseguimos en materia de desarme, ahora hay que ponerse serio en cuestiones de terrorismo'", apunta.

En este sentido, Clinton envió un mensaje a países rodeados de polémica por sus respectivos programas nucleares, "como Irán y Corea del Norte" a quienes aseguró que con la firma de este acuerdo se cumple una de las principales prioridades de Estados Unidos: mantener los materiales nucleares lejos de las manos equivocadas".

Porque, de cara al cese de la carrera armamentística, el efecto de este acuerdo ha sido puesto en duda por expertos con más de 30 años de experiencia en materia de desarme, como Peter Huessy, de la consultora GeoStrategic Analysis. "Este acuerdo sólo representa la mitad de lo alcanzado en 2002 por George W. Bush con el tratado de Moscú, y ¿qué conseguimos entonces? Nada", asegura al 'New York Times'.

Sin embargo, el acuerdo es ejemplo de que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia han experimentado una leve mejoría. Minutos después de anuncio del acuerdo, el Pentágono ha anunciado que fortalecerá su capacidad militar en Georgia, los estados bálticos, Hungría y Croacia con el objetivo de que en el futuro puedan participar en la misión internacional en Afganistán.

Rusia, tradicionalmente opuesta a la presencia de tropas estadounidenses tan cerca de sus fronteras, no ha puesto hasta el momento ningún tipo de problema.

Así, el Pentágono informó al Congreso de sus programas para Georgia, Estonia, Letonia, Lituania, Croacia y Hungría. Se trata de proyectos ideados "para llevar a cabo operaciones de estabilización junto a las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán", relató el portavoz del Pentágono, Bryan Whitman.

El nuevo START será ratificado el próximo 8 de abril en Praga, un año y tres días después del histórico discurso de Obama en la capitalina plaza de Hradcany que daba el pistoletazo de salida a las negociaciones con el Kremlin.

Cuatro días después, Obama ejercerá de anfitrión de la Cumbre de seguridad nuclear que se celebrará en Washington el 12 y el 13 de abril y que contará con la presencia de 45 jefes de estado y de gobierno, entre ellos el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Un mes después, los líderes mundiales volverán a reunirse en Nueva York para acudir a la Conferencia Anual de Revisión del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (NPT) en la que esgrimirán, a buen seguro, el acuerdo bilateral entre Rusia y Estados Unidos para impedir el desarrollo nuclear de Teherán y Pyongyang. Ese será el verdadero valor del acuerdo.

"Creo que de aquí a 10 años", apunta el, en su día, negociador nuclear soviético Nikolai Sokov, "veremos el nuevo START como lo que realmente es: un pequeño 'acuerdo puente' sin el que otros logros más importantes jamás habrán sido posibles".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Qué bien, ahora sólo habrá armas nucleares suficientes para destruir 300 veces el planeta, en vez de 400.Panoramix
  • Bien!! estupendo!! ahora estamos mas seguros en el mundo!! mas armas nucleares ya!!pronuclear
  • Da igual aun asi mantendre el control de las cabezas Chinas, Israel y otros. De los 40.000 codigos que poseo del año 95 aun tendre activos 15.000Agente Ted
  • ¡ Qué buena noticia ¡ marijose

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual