x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Enel aportará 860 millones a Endesa y sus activos en Eufer para una nueva sociedad de renovables

La italiana incrementa su beneficio un 1,9% en 2009, hasta los 5.394 millones de euros, y lanza un plan de inversiones de 30.000 millones entre 2010 y 2014

Actualizada Jueves, 18 de marzo de 2010 - 16:36 h.
  • AGENCIAS. Londres (Reino Unido)

Enel aportará a Endesa 860 millones y sus activos en Eufer para crear una nueva sociedad de renovables. La nueva compañía operará en España y Portugal, tendrá una capacidad instalada de 1.400 megavatios (MW). Estará participada en un 40 por ciento por la eléctrica española y en un 60 por ciento por la italiana. De esta forma, la filial de renovables de Enel, Enel Green Power, y Endesa, participada en un 92 por ciento por la compañía italiana, alcanzan un acuerdo de integración de activos 'verdes'. Enel aportará, además del capital, los megavatios que se lleve tras la disolución de su sociedad conjunta eólica con Gas Natural, Eufer. Por otro lado, Enel obtuvo un beneficio de 5.394 millones de euros en 2009, un 1,9 por ciento más que en el ejercicio anterior, e invertirá 30.000 millones de euros entre 2010 y 2014, de los que 10.500 corresponderán a Endesa. De esa cantidad, 6.825 millones se destinarán al mantenimiento de sus activos, y 3.675 millones a la expansión del negocio. Endesa prevé alcanzar un Ebitda de 7.400 millones en 2014, un 12 por ciento más que lo previsto para 2011.

En concreto, Enel Green Power comprará por 326 millones el 30 por ciento de Endesa Cogeneración y Renovables (Ecyr) y suscribirá en su totalidad una ampliación de capital que será realizada posteriormente por la segunda. En esta operación, aportará 534 millones y los activos procedentes de la disolución de Eufer, en cuya valoración trabajan los bancos de negocio. El resultado de estos movimientos, aprobados en los consejos de administración de Endesa del lunes y de Enel del martes 17, será una sociedad conjunta de renovables participada en un 40 por ciento por la eléctrica española y en un 60 por ciento por la italiana.

La nueva sociedad operará en España y Portugal, tendrá una capacidad instalada de 1.400 megavatios (MW) y dispondrá de una cartera diversificada en distintas tecnologías de energías renovables: 88 por ciento eólico, 4 por ciento minihidráulica, 1 por ciento fotovoltaico y 7 por ciento cogeneración y biomasa. La compañía presidida por Borja Prado mantendrá una involucración en el gobierno de la sociedad resultante, con un "papel clave" en la gestión operativa de los emplazamientos, la gestión de la energía producida y la gestión de las relaciones con la Administración estatal, autonómica y local.

La adquisición y las aportaciones a Ecyr se realizarán a valor de mercado en una operación asesorada por BBVA y Santander, según explicó la compañía española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Endesa explicó que la transacción permitirá la creación de un operador de "primera fila" en el mercado ibérico con una mayor visibilidad de los activos actuales de renovables como parte de un proyecto con entidad propia, enfocado específicamente a las energías renovables y con un plan de negocio independiente.

Otra ventaja de la operación, según Endesa, es el apoyo de un socio industrial de relevancia que facilita la ejecución de un plan de crecimiento en un contexto de "estrechez financiera". En concreto, Enel cuenta con una capacidad instalada operativa de 4,8 gigawatios (GW) y una producción de 18,9 TWh en 2009.

Por otro lado, Enel obtuvo un beneficio de 5.394 millones de euros en 2009, un 1,9 por ciento más que en el ejercicio anterior, e invertirá 30.000 millones de euros entre 2010 y 2014 como parte de su nuevo plan estratégico, de los que 10.500 millones corresponderán a Endesa. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 16.044 millones, un 12,1 por ciento más, mientras que los ingresos aumentaron un 4,7 por ciento y alcanzaron 64.035 millones. El beneficio operativo (Ebit) creció un 12,7 por ciento, hasta 10.755 millones.

La deuda de la compañía se situó en 50.870 millones, frente a los 49.967 millones al cierre del ejercicio anterior, y sigue siendo una de las principales preocupaciones de Enel. En sus previsiones para el próximo ejercicio, la eléctrica planea vender activos por 7.000 millones para reducir el pasivo y, con ello, mejorar su estructura financiera.

Enel tiene créditos por 2.464 millones de euros cuyo vencimiento se producirá entre este año y junio, de los que 1.868 millones corresponden a la matriz y otros 596 millones a Endesa.

Los resultados presentados incluyen la consolidación en términos absolutos de Endesa a partir del 25 de junio de 2009, cuando Enel adquirió a Acciona el 25 por ciento de la eléctrica, alcanzó un 92 por ciento y dejó de consolidar proporcionalmente el 67 por ciento que controlaba hasta ese momento.

Además, dentro del beneficio aparece un apunte extraordinario de 970 millones a favor de Enel, correspondiente al valor del ejercicio anticipado por parte de Acciona de su derecho a vender su 25 por ciento en Endesa en las condiciones acordadas en su pacto accionarial con la eléctrica italiana.

El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, explicó durante la presentación de resultados que el pasado ejercicio estuvo marcado por "el final de la expansión internacional" y la "mayor integración de los activos adquiridos". La eléctrica, añadió, está "prestando una atención constante a su estructura financiera".

Por otro lado, Enel presentó un plan estratégico que, aparte de las inversiones por 30.000 millones, incluye una previsión de beneficio de 4.000 millones en 2010, un 24 por ciento inferior al de 2009, así como unas ganancias de 4.100 millones en 2011 y de 5.400 millones en 2014.

El Ebitda se mantendrá en torno a los 16.000 millones en 2010 y aumentará hasta 19.000 millones en el último año del plan estratégico. La deuda rondará los 45.000 millones en 2010 y se recortará hasta 39.000 millones en 2014.

Endesa invertirá 10.500 millones de euros entre 2010 y 2014, de los que 6.825 millones se destinarán al mantenimiento de sus activos y los 3.675 millones restantes, a la expansión del negocio.

En su nueva estrategia, la compañía prevé además alcanzar un Ebitda de 7.400 millones en 2014, lo que supone un 12 por ciento más que los 6.600 millones previstos para 2011. De la partida final, 3.800 millones se obtendrán en Iberoamérica y 3.600 millones en la Península Ibérica. En todo caso, la previsión de 2011 supone un recorte del 8,3 por ciento con respecto a los más de 7.200 millones de Ebitda de 2009. La compañía asegura que este descenso responde a un cambio de perímetro de consolidación provocado por la venta de activos en Grecia y en otros negocios.

El plan parte de un escenario en el sector energético marcado por el limitado crecimiento de la demanda eléctrica, el incremento de la capacidad renovable, la reducción del hueco térmico y el limitado crecimiento de precios.

En este contexto, el grupo se ha propuesto un objetivo de 1.052 millones en sinergias, después de haber superado en 2009 los 436 millones previstos y haber alcanzado 494 millones. Los gastos operativos se reducirán un 5 por ciento y el coste por cliente será inferior a 90 euros al cierre del periodo.

En generación, Endesa pondrá en práctica un plan de capacidad que le permitirá sumar 1.690 nuevos megavatios gracias a los proyectos en desarrollo de Besós y Tejo II (Portugal). Fuera de la peninsular, el plan de capacidad le aportará otros 550 MW adicionales.

El 'mix' en 2014 en España, al margen de los activos renovables integrados en la nueva sociedad conjunta con Enel, se distribuirá a razón de un 43% para nuclear, un 23% para carbón, un 13% para hidráulica y un 12% para carbón nacional. En el negocio nuclear, en 2014 los factores de disponibilidad se situarán en el 91%, lo que repercutirá en un Ebitda adicional de 60 millones al año.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual