x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

80.000 'camisas rojas' se concentran en Bangkok para pedir la disolución del Gobierno

El Ejecutivo tailandés se ha replanteado declarar el estado de excepción en la capital ante la presión de los miles de detractores

Actualizada Domingo, 14 de marzo de 2010 - 09:01 h.
  • AGENCIAS. Bangkok

El Gobierno de Tailandia decidirá hoy en una reunión de urgencia si declara el estado de excepción en Bangkok, donde más de 80.000 detractores exigen en las calles la inmediata disolución del Parlamento y elecciones anticipadas. La medida da al Ejército poder para hacerse con el control de la seguridad en la capital en el caso de disturbios, anula el derecho de asamblea pública, y autoriza el cierre de aquellos medios de comunicación locales que las autoridades consideren que incitan a la violencia.

La Policía calcula que el número de "camisas rojas", llamados así por el color de su indumentaria, alcance los 100.000 debido a la continua afluencia de manifestantes al lugar de la concentración, situado en el casco viejo de la metrópolis.

La víspera, los cabecillas de la protesta organizada por el Frente Unido por la Democracia y contra la Dictadura, la plataforma del ex primer ministro depuesto Thaksin Shinawatra, dio un ultimátum al jefe del Ejecutivo, Abhisit Vejjajiva, para que durante el día de hoy anuncie la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones anticipadas.

"Si el primer ministro (Abhisit Vejjajiva) no disuelve el Parlamento el domingo, tomaremos nuevas medidas. Estamos planeando marchar a lugares clave que pertenezcan a aquellos que detentan el poder", dijo a la prensa Jatuporn Prompan, uno de los líderes de la protesta.

"Queremos que devuelva el poder al pueblo", sentenció este cabecilla, que a su vez aseguró que las protestas se desarrollarán de manera pacífica y que no tratarán de ocupar la sede del Gobierno o los aeropuertos.

No obstante y a raíz de que los líderes del Frente anunciasen que planean celebrar también una manifestación ante el cuartel en el que el primer ministro se reunirá con los altos mandos de las Fuerzas Armadas y Policía, el jefe del Ejército, general Anupong Paochinda, ordenó reforzar la seguridad con otros 6.000 efectivos, señaló el portavoz militar, coronel Sansern Kaewkamnerd.

"No sorprende que el gobierno pretenda declarar el estado de excepción, pero ni siquiera esa ley impedirá que los camisas rojas nos manifestemos", dijo Natthawut Saikua, otro destacado dirigente del Frente.

En una intervención televisada, el primer ministro Vejjajiva reiteró que un golpe de estado empeorará todavía más la crisis política en la que Tailandia está sumida desde la asonada militar de de 2006.

"Si hay un golpe de estado, este gobierno será desalojado del poder y los manifestantes tendrán que continuar con las protestas, supondrá agravar el conflicto", apuntó el jefe del Gobierno.

A primeras horas del día, se reanudó el flujo de familias enteras que ataviadas con prendas de color rojo se sumaron a la protesta, que de momento, se centra en una zona de la parte vieja de la urbe, donde la organización ha levantado un escenario, e instalado puestos de camisetas, comida y bebida.

Decenas de seguidores de Shinawatra procedentes del norte y el noreste del país continúan llegando a la capital en caravanas de coches y hasta por barco navegando el río Chao Praya, que cruza la capital tailandesa.

Las calles de la capital permanecen en tensa calma, aunque se pueden escuchar los bocinazos que dan grupos espontáneos de vehículos, sobre todo taxistas, para expresar su apoyo a Shinawatra, depuesto mediante un golpe de Estado militar en 2006.

Las autoridades han desplegado en Bangkok más de 50.000 efectivos de la Policía y el Ejército para mantener para evitar que se repitan incidentes similares a los ocurridos el pasado abril, cuando dos personas murieron y más de 120 resultaron heridas durante otra protesta de los "camisas rojas".

Shinawatra, un ex policía que se convirtió en magnate de la comunicación, consiguió ganarse a las clases bajas y el medio rural del norte y el noreste con un discurso populista, así como la ampliación de los servicios sanitarios y prestamos a bajo interés.

Siempre contó con la oposición de la mayor parte de las clases medias urbanas, así como la elite cercanas a la monarquía y el Ejército.

El pasado febrero, el Tribunal Supremo se incautó de 1.391 millones de dólares del total de 2.315 millones que el Estado ordenó inmovilizar en las cuentas de Shinawatra y las de sus familia tras la asonada por presuntas irregularidades.

Esta manifestación es otro episodio de las crisis que arrastra Tailandia desde la asonada contra Shinawatra, quien se dirige a sus seguidores por videoconferencia desde el exilio.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual