Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUICIO POR EL CRIMEN DE NAGORE LAFFAGE

Los forenses afirman que Nagore Laffage fue golpeada "durante tiempo prolongado"

Sobre cómo reaccionaba él cuando ella decía "no" a mantener relaciones sexuales, indicó: "Si era rotundo, era "no"

Actualizada Sábado, 7 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • LAURA PUY MUGUIRO NACHO CALVO . PAMPLONA

Nagore Laffage Casasola fue golpeada y después estrangulada. Esta información se conocía desde que fue hallado su cuerpo el 7 de julio de 2008. Ayer, durante la quinta sesión del juicio, los forenses que practicaron la autopsia aportaron más datos sobre las heridas que le produjo el acusado, José Diego Yllanes Vizcay. La joven recibió "varios golpes durante un tiempo relativamente prolongado, compatible a quince minutos".

Los que sufrió en la cabeza le pudieron provocar "una disminución del nivel de consciencia, como mínimo cierto atontamiento". No habría muerto de haber sido sólo golpeada. Fue estrangulada "con una mano". La presión en el cuello "tuvo que ser continua y no durante un tiempo corto". Y, "por la situación de la lesión en el cuello", el acusado estaba "de frente a la víctima".

Los dos forenses que declararon ayer pertenecen al Instituto Navarro de Medicina Legal: Rafael Teijeira (director) y Teresa Morata. Al contrario de lo que puede parecer por las series de televisión, establecer la hora exacta del fallecimiento de una persona no es posible, de ahí que la de Nagore se haya determinado entre las 7 y las 11 de la mañana, indicaron los forenses. No obstante, la investigación de la Policía Foral ha determinado que a las 10.04 estaba viva, pues llamó al 112 para pedir ayuda.

Rafael Teijeira expuso los hematomas y erosiones de la cabeza: en los ojos ("que podrían ser producto de puñetazos"), en el labio (centro, parte superior e interior del labio), en una ceja, en la nariz (pequeño hematoma), en ambas mejillas, hematomas y erosiones en la mandíbula y en la zona central del cuello.

El perito explicó que esos golpes en la cabeza son "traumatismos contusos, que debieron haber sido contra elementos de superficie dura (pared, suelo...)". "Los golpes debieron ser intensos". Algunos provocaron hemorragias internas.

"Segundos apretando"

Respecto a las lesiones en el cuello, el fiscal requirió si se apretó fuerte, a lo que los peritos contestaron que sí por lo que reflejan, "más que las lesiones externas, las internas". El abogado de la familia de la víctima quiso conocer el tiempo de presión que provocó el estrangulamiento. Teijeira explicó que la valoración se realiza en base a experiencias científicas, y que, según éstas, "no fue un tiempo corto, no fueron segundos breves". El letrado comenzó a contar números. Hasta que el magistrado le cortó, había llegado al número 15, sin interrupción por parte de los forenses. "Bueno, veo que es una cantidad de segundos más allá de los 15 segundos que el magistrado me ha dejado contar".

Los expertos también examinaron pequeñas lesiones erosivas en el hombro izquierdo y el pecho derecho que podrían haberse producido por el roce de alguna cadena o colgante y las mismas heridas en la zona pélvica, compatibles con la rotura de la ropa interior, indicaron a preguntas de las acusaciones. También había lesiones contusas (cardenales) en la mano, antebrazo y codo izquierdos, "hematomas típicos de sujeción, que surgen por prensión".

El perito habló de la amputación del dedo índice de la mano derecha y de las lesiones cortantes de la muñeca producidas con el machete (similar a los utilizados en una carnicería) que empleó el acusado, como él mismo ha confesado en todas sus declaraciones.

El experto indicó, "como hipótesis", que se intentó "un corte de las muñecas". El machete, dijo, era "elemento idóneo para lesiones como las del dedo amputado". La amputación, añadió, no se hizo con un sólo golpe, sino con varios, "porque supuso el corte del hueso".

Para la autopsia se analizó el nivel de alcohol en sangre en la víctima: 1,2 gramos por litro. Los forenses explicaron que "la afectación es algo muy individual, pero en este caso es el límite en el delito de conducción". Teniendo en cuenta los márgenes de error de esas tasas en tráfico, "ni siquiera se considera delito".

Desde el jurado popular también se planteó una pregunta: querían saberse si podía determinarse si el nexo temporal entre los golpes y el estrangulamiento había sido inmediato, una cuestión "que no es posible determinar".

Zona en la que fue encontrado el cadáver de Nagore Laffage. IVÁN BENÍTEZ


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra