x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONCESTO | ADECCO PLATA

Taponados en su propia casa

La ansiedad pudo de nuevo con los navarros, que fallaron numerosos tiros y pases y carecieron de intensidad defensiva

Actualizada Sábado, 7 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA

Después de haber logrado sus dos primeras victorias de forma consecutiva y a domicilio, el Grupo Iruña se presentaba ayer en Anaitasuna con un doble objetivo: ganar y convencer. La visita del filial del DKV Joventut a Pamplona parecía una ocasión propicia para demostrar que este equipo es capaz de jugar un buen baloncesto. Sin embargo, el equipo fracasó estrepitosamente en sus dos propósitos.

A priori, los dos triunfos ante Coruña y Tarragona tenían que haberle dado al Grupo Iruña las dosis de confianza necesaria para querer gustarse ante su público, pero los de Guripa comparecieron de nuevo llenos de dudas, temerosos. El primer cuarto no ayudó a disiparlas. Los ataques tediosos, los tiros errados, los balones perdidos acabaron por enterrar a ambos equipos en la mediocridad. Sólo la lucidez navarra en los últimos dos minutos permitió que los locales se colocasen arriba (16-13).

La ventaja parecía un buen punto de partida para ofrecer algo distinto en el segundo cuarto, pero el equipo seguía incómodo, con ganas de correr pero sin saber cómo. La defensa, efectiva a ráfagas, y los fallos del jovencísimo equipo catalán permitieron que el Grupo Iruña mantuviese sin ninguna brillantez la ventaja al descanso (30-26). Tocaba cambiar, y mucho.

Pero tan frágil es este equipo ahora mismo, sobre todo mentalmente, que le soplaron y se vino abajo. En cinco minutos encajó un 5-18 de parcial sin enterarse y cometiendo cuatro faltas que le ponían muy complicada la posibilidad de defender, y menos en un partido como el de ayer en el que el más leve contacto era sancionado por la pareja arbitral. El atisbo de reacción del Grupo Iruña acabó frenado en seco por el triple de Jelinek al final del tercer cuarto (47-54).

Con el equipo de Guripa contra las cuerdas tuvo que ser el público el que le diese vida al partido con sus gritos y protestas. El equipo pareció despertar entonces de su letargo y a pesar del recital arbitral comenzó a imprimirle al partido el ritmo y la tensión que hasta entonces no había tenido. Los navarros lograron un 11-4 de parcial y con un tiro libre de Parmer igualaron el encuentro (58-58). Pero no sirvió de mucho porque la reacción del equipo, liderada por un gran Chema González (lástima que nadie le acompañase), careció de continuidad. Sólo eran chispazos en la oscuridad. El equipo perdió la concentración en la maraña defensiva del conjunto catalán y le permitió cobrar de nuevo una ventaja que ya resultaría insalvable para el Grupo Iruña, víctima de nuevo de su precipitación.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Ávila salta pero recibe el tapón de Adam. JOSÉ CARLOS CORDOVILLA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual