x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Peritos de la Defensa dicen que Yllanes sufría una intoxicación etílica, pero no determinan el grado

También comparecieron en el juicio los técnicos que analizaron la llamada que realizó la joven al 112 solicitando auxilio antes de ser asesinada

Actualizada Viernes, 6 de noviembre de 2009 - 20:53 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Dos peritos psiquiátricas llamadas por la defensa en el juicio por el asesinato de Nagore Laffage aseguraron este viernes que el acusado, José Diego Yllanes, sufría una "intoxicación etílica" el día en que cometió el crimen, basándose en las declaraciones del propio procesado y de las amigas de la víctima que estuvieron con él aquel día. Una de las peritos manifestó que la intoxicación podría ser "más bien leve", aunque la otra apuntó que no tiene datos suficientes para dar su opinión.

Según manifestaron, los datos recabados a lo largo de su análisis son "congruentes con una intoxicación etílica" y creen que existe la "posibilidad" de que el acusado sufriera un "delirium". No obstante, reconocieron que no existe una prueba toxicológica que confirme si el procesado se encontraba ebrio el día del asesinato y señalaron igualmente que no han podido determinar exactamente en qué grado de intoxicación etílica podría encontrarse el acusado.

Además, manifestaron que el acusado puede ser "más vulnerable al alcohol" por una historia familiar de intolerancia al alcohol, si bien él propiamente no padece una enfermedad. Igualmente, recordaron los dos casos de coma etílico que padeció en el pasado José Diego Yllanes.

En cualquier caso, apuntaron que el alcohol consumido por el procesado y por la víctima "supondría un catalizador en el desarrollo de los acontecimientos, en el sentido de una mayor impulsividad y de una visión distorsionada de la realidad".

Igualmente, sostuvieron que existe "falta de planificación" en la conducta de Yllanes el día de los hechos, "enfatizando la no premeditación del consumo de alcohol para el desarrollo de los hechos posteriores". Además, manifestaron que "la desorganización de las conductas posteriores al suceso sería consistente con un cuadro de reacción al estrés aguda".

Las dos peritos, que estudiaron a José Diego Yllanes en tres sesiones durante un total de seis horas, establecieron que el acusado padece un "trastorno de personalidad mixto con rasgos narcisistas, paranoides y obsesivos" y señalaron que tiene un "fuerte sentimiento de inseguridad, vulnerabilidad, asociada a un importante temor a la desaprobación social, que deriva en un comportamiento marcadamente defensivo en el que predominan el autocontrol y la represión de sentimientos hostiles".

Además, una de las especialistas aseguró que "la muerte de Nagore es una pérdida de aquello por lo que había luchado hasta ahora" el procesado y añadió que "parece que no hay un beneficio en estos hechos".

Llamada al 112

Por otra parte, también comparecieron en el juicio los técnicos que analizaron la llamada que realizó la joven al 112 solicitando auxilio antes de ser asesinada. Los peritos no se pronunciaron sobre el contenido de la grabación y se centraron en cuestiones técnicas.

Básicamente, los dos peritos de la Universidad Pública de Navarra informaron sobre el proceso técnico que realizaron para mejorar la calidad del sonido y para eliminar ruidos e interferencias en la llamada.

Uno de los peritos apuntó que la señal de la llamada "es compleja, tiene mucho ruido, es muy difícil de entender" y añadió que "con más tiempo, con más recursos y con otras técnicas se puede llegar más lejos".

"Poner la mano en el fuego por decir 'esto es lo que se dice' yo no la pondría al cien por cien', pero si me ponen una lista de diez posibles alternativas a lo mejor sí me decanto, pero no voy a decir por cuál me decanto", dijo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual