x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUICIO POR EL CRIMEN DE NAGORE LAFFAGE

Los investigadores creen que no cuenta toda la verdad

El agente que encontró las bolsas con las pertenencias de ella dijo "que se situaron con la intención de ocultarlas"

Actualizada Miércoles, 4 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • L.P.M. / G.G.O. . PAMPLONA

Los dos agentes de la Policía Foral que dirigieron la investigación del crimen declararon ayer en la sesión vespertina del juicio, que se alargó hasta las nueve de la noche. Uno de ellos apuntó que, según su experiencia, lo que dice el acusado "es cierto, pero no dice toda la verdad". Su compañero añadió al respecto: "Me llama la atención que hay un intervalo de tiempo muy amplio y aporta muy poquita información" [en referencia a que una cámara capta a los dos a las 7.

06 horas cerca del domicilio y a las 10.04 horas se produce la llamada a Sos Navarra desde el teléfono de José Diego]. La defensa preguntó al policía por qué sabe que fueron directamente al piso: "No hay una prueba objetiva ni a favor ni en contra. Pero en su relato él dice que pasan por esa calle y van al piso", contestó el agente.

Acerca de la llamada, el instructor del caso afirmó que encuentra tres fragmentos de interés: "En el primero se oye "matar"; en el segundo, "muerta" y un suspiro, y en el tercero, agitación y un susto, no hay palabras". Interpreta este tercer momento como que "Nagore sabe lo que le va a pasar". "Percibo una angustia total", añadió. Además de esta llamada saliente, recordó, se produjeron dos llamadas entrantes al teléfono del acusado. Primero llamó su madre y la llamada duró 9 segundos, desconociéndose el contenido de la misma. "Entendemos que es Nagore la que contesta la llamada de la madre", añadió. Segundos después se llamó a Sos Navarra desde ese teléfono y un minuto más tarde volvió a llamar la madre del acusado, pero el teléfono ya estaba apagado. Los agentes agregaron que no consiguieron localizar a algún vecino que hubiera oído algo extraño procedente del piso.

El letrado de la defensa preguntó a los instructores por qué no se le hizo al acusado una prueba de detección de alcohol y sustancias estupefacientes cuando fue detenido. "No tenía síntomas de estar bajo la influencia y ninguna parte lo solicitó". Uno de ellos fue el que condujo a José Diego Yllanes desde Erro hasta la comisaría de Pamplona: "Se encontraba abatido. Lo único que dijo fue: "Estaba muy borracho, no me acuerdo de nada".

El instructor aseguró que tuvieron "serios problemas" para identificar el cadáver, ya que no portaba objeto ni documentación alguna, y las pertenencias de la joven, metidas en bolsas y a varios metros del cadáver, no fueron encontradas hasta el 8 de julio. El agente que halló las pertenencias dijo que estaban "en una zona de abundante vegetación, de boj, con zarzas...". "Estaban muy escondidas, ocultas en la base de la vegetación, y me dio la impresión de que se habían situado con la intención de ocultarlas, sin ninguna duda, porque si las hubiera lanzado hubieran quedado por encima y no junto a la raíz". Entre los objetos había dos botellas de Coca-Cola y un vaso que no contenían huellas de ellos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual