x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SUCESOS

La fragata "Canarias" detiene a dos de los secuestradores del pesquero "Alakrana"

Defensa insiste en que no se hará nada que ponga en riesgo la seguridad de la tripulación del barco con sede en Bermeo

Actualizada Lunes, 5 de octubre de 2009 - 04:00 h.
  • ALFONSO TORICES . COLPISA. MADRID

La fragata Canarias de la Armada española capturó ayer a dos de los piratas somalíes que el viernes secuestraron el atunero vasco Alakrana. La dotación del buque español los atrapó el sábado por la noche, poco después de que ambos delincuentes abandonasen el pesquero en una lancha con destino a la costa.

El Alakrana, que sigue en poder de los piratas, está fondeado desde primeras horas del domingo frente a Haradera, una pequeña ciudad situada en el centro de Somalia, entre Obbia y la capital, Mogadiscio, que se ha convertido en una de las principales bases de los clanes piratas. Es el lugar donde esperaron muchos de los barcos secuestrados en los últimos años en el Océano Índico mientras los piratas negocian el pago del rescate y la liberación de los detenidos.

La lancha pirata capturada, la misma que permitió el asalto, se separó del Alakrana el sábado por la noche, cuando el pesquero se encontraba todavía a unas 160 millas de Somalia y tenía al Canariasya casi a su altura.

Asalto al esquife

La barca de motores fuera borda, con dos piratas, dos escalas de abordaje y unos 14 depósitos de gasolina, se dirigió hacia la costa a velocidad de seis nudos mientras el atunero cambiaba de rumbo al norte, hacia Haradera.

Tras ser localizada por el avión P3 Orión español, la fragata recibió autorización del Gobierno y del mando europeo para abordar la lancha. Envió un helicóptero que frenó a los piratas con disparos de advertencia, a unas 135 millas de la costa, y que los mantuvo vigilados hasta que dos lanchas ligeras con infantes de marina abordaron el esquife y detuvieron a los filibusteros.

Durante el arresto uno de los somalíes sufrió una herida leve, posiblemente de bala, al protagonizar lo que los militares describen como una "reacción amenazante".

Los piratas, las lanchas y helicóptero embarcaron en el Canarias, que se dirigió "a toda máquina" en persecución del Alakrana. En su ausencia y por orden del mando Atalanta, el atunero era vigilado por la fragata francesa Germinal. La persecución terminó unas horas después en Haradera.

Una decena de piratas armados y pertenecientes a un grupo autor de numerosos secuestros protegía el domingo la cubierta y los pisos del pesquero y tenía encerrados en el comedor a los 36 tripulantes retenidos, 16 de ellos españoles.

Vigilancia a distancia

El Alakrana y la actividad de los asaltantes son vigilados por la fragata española y por su homóloga francesa, que están fondeadas a pocas millas al norte y al sur de Haradera, a la distancia más corta a la que no pueden ser vistas desde el pesquero apresado.

La comisión gubernamental de coordinación dirigida por la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, mantuvo ayer nuevas reuniones para estudiar todos los informes diplomáticos, militaressobre la evolución del secuestro, para conocer todos los detalles sobre la detención de los dos piratas y sus consecuencias, y para debatir los pasos a dar a partir de este momento.

Seguridad a toda costa

El jefe del mando de operaciones del Estado Mayor de la Defensa, Jaime Domínguez Buj, señaló que, ante la nueva situación, "están abiertas todas las posibilidades" para rescatar a los 36 tripulantes, aunque coincidió con un portavoz del Gobierno en que la "premisa esencial" de cualquier operación o decisión será "preservar la seguridad de la tripulación". "No vamos a hacer nada que ponga en riesgo la seguridad de los pescadores", adelantó Domínguez Buj.

Una de las decisiones del Gobierno es que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, iniciará en breve las conversaciones con las autoridades somalíes "para intercambiar impresiones e información en torno al secuestro y a sus autores", con el objetivo de que "las gestiones se intensifiquen en días siguientes, hasta la liberación del barco".

No obstante, todavía está por ver la rentabilidad de esta línea de negociación en un estado fallido en el que su gobierno no controla buena parte del país, en manos de milicias y señores de la guerra.

Imagen de archivo del atunero "Alakrana" recogiendo sus redes durante una jornada de pesca en el Oceano Índico. EFE

Chacón, De la Vega, Moratinos y Espinosa, miembros de la comisión. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual