x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Molinos chilenos con aire navarro

Quince navarros se encuentran en la región chilena de Coquimbo inmersos en la construcción de tres parques eólicos. Una experiencia única con el Pacífico y la cordillera de los Andes como telón de fondo.

Actualizada Domingo, 4 de octubre de 2009 - 02:01 h.
  • JAVIER FELONES . PAMPLONA

E STOY encantado con trabajar por todo el mundo. Cuando estás fuera echas de menos a tu gente, pero la vuelta a casa siempre vale la pena. Quiero seguir trabajando fuera por lo menos durante algunos años". Son palabras de Sergio Gómez, vecino de Los Arcos de 24 años que, tras una experiencia laboral en Australia, se encuentra en Chile montando molinos. Permanecerá allí entre dos y siete meses, como el resto del grupo.

Junto a él conviven los también navarros Iban Urtasun, Cristina Arana, Borja García, José Budiño, Paco Gálvez, Raúl Angos, Roberto Lapeña, Helena Mellado, Francisco Ochoa, Íñigo Barriola, David Castellot, Rubén Alonso, Álex Colmenero, Juanra Herrero y Javier Morentin.

"Vivimos en Ovalle, un municipio de unos 60.000 habitantes situado en la cuarta región de Chile, Coquimbo, a unos 400 kilómetros al norte de Santiago. Nuestro lugar de trabajo está a 120 kilómetros del hotel porque la oferta hotelera en esta zona es escasa. Era el lugar más cercano con un alojamiento digno. Aquí trabajamos dos empresas españolas, en proyectos diferentes pero cercanos. Las empresas son Eiffage Energía y Acciona Windpower", explica Javier Morentin, un vecino de Oteiza de 24 años que lleva desde mayo en tierras chilenas.

Él mismo señala las diferencias entre trabajar en Latinoamérica y en España. "La manera y el ritmo de trabajo aquí es mucho más pausado que el europeo. Además, la gente no tiene experiencia en el sector. La zona en la que actuamos es pre desierto de Atacama, lo cual tampoco facilita la labor. Los proyectos que dirigimos son tres: Monte Redondo, Canela y Totoral. Están a las orillas del Pacifico, lo que nos permite trabajar con unas vistas de lujo, con el océano a un lado y la cordillera de los Andes al otro", apunta.

Pese a encontrarse a once mil kilómetros de casa valoran la experiencia que supone desempeñar su labor profesional en el extranjero. "En los tiempos que corren te agarras a lo que sea. Si nos mandan a la luna, seguro que vamos, tal como está la cosa. En principio no hace mucha gracia, pero acabas viendo que tiene mucho de bueno", indica Cristina Arana.

Aunque los comienzos siempre son duros, el hecho de desembarcar en un país de habla hispana y el parecido entre la comida chilena y la española favorecieron su rápida adaptación al país. "La gastronomía chilena no está nada mal y no hay gran diferencia con la comida española. Sobre todo me quedo con la calidad de sus verduras y mariscos, que además están a buen precio. Me llama la atención el excesivo consumo de pollo y de arroz", indica José Budiño.

Caracoles para "la tropa"

"Al principio la comida de aquí me gusto mucho, pero con el paso del tiempo me fue cansando un poco. Extrañaba la comida de casa, así que me puse manos a la obra. Compré hornillo, bombona de gas e implementos de cocina para preparar comida española. He cocinado tortilla de patatas, guisantes, garbanzos... . Un día incluso me atreví con unos caracoles, que por cierto quedaron muy ricos. Mis guisos causan mucha aceptación entre mis compañeros", señala David Castellot.

Pese a que trabajan seis días a la semana, también les queda tiempo para recorrer la geografía chilena. "Hemos viajado dentro del país lo que hemos podido en días de descanso. Destaco lugares espectaculares como San Pedro de Atacama y Valparaíso", explica Raúl Angos. Además, cuando no pueden viajar salen por Ovalle. "Ya nos conocen como "los españolitos", y nos lo dicen mucho aprecio", explica Morentin.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Arriba, de izquierda a derecha, Borja García, Mikel Alzualde, Rubén Alonso, Raúl Angos, Roberto Lapeña y Juan Ramón Herrero. Abajo, David Castellot, Alex Colmenero, Javier Morentin y Paco Gálvez. CEDIDA

David Castellot y Javier Morentin en un molino a ochenta metros de altura cerca del desierto de Atacama.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Animo para todos, como bien decis lo mejor de ese trabajo ( trabajar fuera de casa) es la vuelta , seguro que os sabe a gloria. Por mi experiencia desde décadas en trabajos en gran parte del mundo es una forma de ganar dinero y poder salir adelante con el piso, novia, coche y se conoce mundo.MIS MEJORES DESEOS
  • Un saludo para todos desde BARASOAIN.ANIMO !!
  • Estuve de vacaciones en Chile y es una tierra estupenda, y como dicen, la comida también es buena, cosa muy importante cuando sales de casa..
  • Vamos chic@s!! buen trabajo!! Los molinero estamos por todo el mundo! Recuerdos desde Australia! Itxaso

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual