x
    Navarra

El Baradei viaja a Irán para discutir sobre su programa atómico

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica pretende exigir a Teherán el acceso de los inspectores de la ONU a la nueva instalación de enriquecimiento de uranio

Actualizada Sábado, 3 de octubre de 2009 - 11:45 h.
  • AGENCIAS. Viena

El director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica, Mohamed El Baradei, viaja este fin de semana a Teherán para tratar con las autoridades iraníes sobre el programa nuclear de la República Islámica, informó un portavoz del OIEA. Baradei hablará sobre las fórmulas de acceso de la agencia de la ONU a la nueva planta de enriquecimiento de uranio, mantenida en secreto hasta ahora, y la idea presentada en las recientes negociaciones en Ginebra de que parte del uranio del régimen iraní se enriquezca en el exterior, posiblemente en Rusia, agregó el portavoz.

El responsable del OIEA no pudo confirmar si El Baradei llegará este mismo sábado a Teherán, como han asegurado otras fuentes.

El Baradei no se desplaza a Irán desde enero de 2008, cuando acudió a la República Islámica para intentar resolver las dudas sobre la verdadera naturaleza del programa atómico iraní.

El viaje del director general del OIEA se producirá apenas unos días después de las conversaciones de Ginebra, calificadas de "constructivas" tanto por las grandes potencias como por Irán, que se reunieron después de un parón de 14 meses en las negociaciones.

Irán se comprometió a colaborar en ese primer encuentro con "plena transparencia" con la comunidad internacional respecto a la planta de enriquecimiento de uranio cerca de la ciudad de Qom, cuya existencia había mantenido oculta hasta el pasado 21 de septiembre.

El Baradei tratará en Teherán sobre dos de las cuestiones que exigía el llamado Grupo 5+1 (Reino Unido, Rusia, China, Estados Unidos, Francia y Alemania) para aplacar las sospechas desatadas por el descubrimiento de la nueva planta.

La primera cuestión es la exigencia de que Teherán permita al OIEA el acceso en unas dos semanas a la nueva instalación de enriquecimiento.

Y el segundo punto sería un principio de acuerdo para poder purificar fuera de Irán el uranio poco enriquecido que alimente un reactor nuclear de investigación, otro elemento necesario para mitigar las sospechas sobre las intenciones del régimen iraní.

Según las negociaciones en Ginebra, Rusia y Francia serían los dos países que podrían enriquecer el combustible necesario para las investigaciones del programa nuclear iraní, que según Teherán sólo está destinado a actividades pacíficas.

Esto permitiría hacer descender las reservas de uranio poco enriquecido de Teherán, fruto de sus investigaciones en los últimos años, y evitar así que sea purificado por encima del 90 por ciento, el nivel necesario para crear un arma nuclear.

El enriquecimiento de uranio, un material que tiene aplicaciones civiles y militares dependiendo de su grado de pureza, está en el centro de la controversia entre Irán y la comunidad internacional.

La revelación de la existencia de la proyectada planta nuclear alimentó el temor de EEUU y los países europeos de que Teherán esté desarrollando un programa nuclear con fines militares bajo el paraguas de sus investigaciones civiles.

Desde que el OIEA comenzó a investigar en 2003 el controvertido programa atómico iraní, aún no ha sido capaz de descartar la existencia de una dimensión militar en los experimentos atómicos de los ayatolás, al tiempo que las acusaciones de Occidente al respecto han aumentado.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha dictado ya tres tandas de sanciones contra Teherán para obligarle, de forma infructuosa, a detener sus actividades nucleares.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra