x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Doce detenidos en una operación antidroga en Tudela y Madrid

Los implicados eran de nacionalidad colombiana, guatemalteca y dominicana

Actualizada Jueves, 1 de octubre de 2009 - 17:35 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Doce personas han sido detenidas por la Policía Nacional en Tudela (Navarra) y Madrid en la operación denominada "Bujías", con la que se ha dado por desarticulada una organización dedicada al tráfico de drogas y en la que se han incautado de diez kilogramos de cocaína. Los detenidos, cuatro de los cuales han ingresado en prisión, son seis hombres y tres mujeres de nacionalidad colombiana, un hombre de nacionalidad guatemalteca y dos mujeres de República Dominicana, según ha informado hoy la Jefatura Superior de Navarra en un comunicado.

Durante la operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, la Policía ha procedido además al registro de siete domicilios -uno en Pamplona, dos en Tudela, uno en Guadalajara y tres en distintas localidades de Madrid- y de un bar en Pamplona.

Entre lo incautado había cerca de diez kilogramos de cocaína de elevada pureza, unos 130.000 euros en efectivo, varios vehículos de gran cilindrada, gran cantidad de aparatos de telefonía móvil y equipos informáticos, máquinas de contar billetes, así como un laboratorio equipado para realizar el "corte" de la sustancia estupefaciente y distintas cantidades de diferentes tipos de sustancias para el mismo.

La operación se ha desarrollado en dos fases "claramente diferenciadas", la primera de ellas llevada a cabo en su totalidad en Pamplona y Tudela, mientras que la segunda fase se ha centrado en Madrid y Guadalajara.

El modo de proceder de esta organización era siempre el mismo, ya que introducían la droga directamente de Colombia en España a través de Madrid, "donde disponían de varios domicilios por los que la iban rotando en su almacenaje, para dificultar así su localización".

El transporte de la droga lo realizaban en vehículos de alta gama, entre los que contaban con motocicletas de gran cilindrada, "con las que se movían con una gran agilidad sobre todo por la capital de España", según dicha fuente.

La Policía ha subrayado que estas medidas de seguridad no solo estaban destinadas a impedir la intervención policial, "sino también para evitar el asalto de otras organizaciones criminales".

A este respecto, ha señalado que dos meses antes de practicar las detenciones, "sufrieron la irrupción en la vivienda de uno de los cabecillas de la organización, de cuatro individuos de origen colombiano que les robaron importantes cantidades de droga y dinero en efectivo que escondían en el inmueble".

Una de las principales vías de distribución de la cocaína era Navarra, el destino final de la droga, "habiéndose evitado con esta operación la presencia en el mercado de la droga de una cantidad importante de la misma".

La distribución se llevaba a cabo siempre a través de un enlace situado en Guadalajara, que tenía como misión fundamental recoger la droga en Madrid para después servirla directamente en Tudela, "bien subiéndola él mismo o utilizando a gente de su confianza para ello".

Una vez que llegaba la cocaína a Tudela, era tratada en el citado laboratorio, en el que procesaban la droga adulterándola con diferentes sustancias químicas, consiguiendo así aumentar el volumen de sustancia para vender, a costa de reducir su pureza.

Gran parte de la droga procesada en este laboratorio se distribuía en la Ribera de Navarra, principalmente Tudela, si bien continuas partidas de cocaína eran trasladadas para ser vendidas en Pamplona y su comarca a los consumidores últimos, utilizando principalmente como centro de distribución un bar de Pamplona, el cual ha sido clausurado cautelarmente.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual