x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Gordon Brown alerta a los británicos de una posible vuelta al "tatcherismo"

Los laboristas no ocultan sus problemas ante las próximas elecciones pero apoyaron con calor el plan de su líder

Actualizada Miércoles, 30 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • ÍÑIGO GURRUCHAGA. . COLPISA. LONDRES .

El líder laborista Gordon Brown ofreció ayer a su partido, en el discurso a la conferencia anual del laborismo, la visión de un gobierno que, en su cuarto mandato consecutivo, crearía un nuevo modelo de economía y de política, tras derrotar de nuevo a los conservadores, que intentarían regresar al Gobierno ocultando sus planes de regresar al thatcherismo..

El líder laborista Gordon Brown ofreció ayer a su partido, en el discurso a la conferencia anual del laborismo, la visión de un gobierno que, en su cuarto mandato consecutivo, crearía un nuevo modelo de economía y de política, tras derrotar de nuevo a los conservadores, que intentarían regresar al Gobierno ocultando sus planes de regresar al thatcherismo.

Las conferencias anuales de los partidos británicos indican el tono que tendrá la política en los meses de invierno y los laboristas llegaron a la suya en este otoño con los sondeos señalando una desventaja de quince puntos porcentuales ante los conservadores de David Cameron, en el camino hacia las elecciones de junio.

Sobre la personalidad del líder se han escrito ríos de tinta y la última entrega de la saga es que está aquejado de problemas de salud. Pero los políticos laboristas, que cerraron en junio una agria disputa sobre el liderazgo, argumentan que lo que falta es una explicación coherente de su programa de Gobierno, un motivo para su campaña electoral.

Oportunidad

Brown no desechó ayer la oportunidad de volver al reciente pasado, de recordar a la conferencia que él ha tenido una buena crisis, que sus políticas habrían amortiguado el impacto de la crisis financiera. Le sirvió sobre todo para fustigar a Cameron afirmando que durante la crisis "se equivocaron ante la más grave decisión del siglo". Pero, para justificar un Gobierno futuro, eso no es suficiente y el líder laborista se remontó aún más hacia el pasado con el fin de presentar lo que él llamó "la más importante elección en una generación". La línea divisoria que Brown quiere marcar es entre un laborismo que mantiene el gasto social y unos conservadores que devolverían al país "a las ciudades de cartón de los años ochenta".

El cartón era el abrigo de las personas sin vivienda que dormitaban en las calles como consecuencia de la gran crisis industrial del final de los años setenta, a la que el gobierno de Margaret Thatcher respondió con presupuestos públicos austeros, que crearon desempleo y fracturas sociales.

Una parte de la sociedad británica cree que aquellas políticas de Thatcher permitieron un resurgimiento de la economía británica y otra parte, que elige a los políticos que se congregaban ayer en Brighton, cree que aquella receta era innecesaria y que se tradujo en un alto coste para los más pobres.

Brown contrapuso ayer una política conservadora de "pesimismo y austeridad" con la laborista de "prosperidad y esperanza". Ésas fueron las grandes palabras, las líneas que Brown traza en la arena de la política británica y que aplaudieron los delegados, entre los que la esperanza no es a día de hoy el sentimiento más común.

Programa

Pero Gordon Brown ha adquirido reputación como un político puntilloso, más ducho que su predecesor, Tony Blair- maestro de la oratoria alada-, en la confección de políticas parciales, y ofreció a los laboristas un programa electoral en torno al que puedan agruparse para afrontar con algún optimismo la batalla electoral.

Propuso reformas del sistema de seguridad social con la creación de un Servicio Nacional de Asistencia a los ancianos que palie el problema de las familias para cuidar a una población cada vez más longeva, la supervisión por el estado de familias problemáticas, el mantenimiento del gasto público en educación secundaria y profesional. Y, al mismo tiempo, una reforma política. Se completará la reforma de la Cámara de los Lores, se celebrará un referéndum para introducir proporcionalidad en el sistema electoral y los ciudadanos adquirirán por ley el derecho a revocar a sus diputados cuando se revele corrupción.

Apoyos y dudas

Sería muy extraño que el discurso de un líder a una audiencia del partido fuese recibido con críticas. Los laboristas reunidos en Brighton aplaudieron a Brown, sin grandes vítores- la más larga ovación se ofreció a los soldados en Afganistán e Irak- aunque sí con calor. Es difícil imaginar a un solo laborista que, tras las ovaciones rituales, pueda creer que ese programa será suficiente para ganar las próximas elecciones.

Con Gordon Brown hay dudas de salud. Perdió la visión en su ojo izquierdo en un accidente cuando jugaba al rugby en su juventud. Y en ha mostrado recientemente signos de agotamiento de su ojo derecho.

El pasado fin de semana, fue preguntado en la BBC por la veracidad de los rumores que dicen que es tratado con medicamentos antidepresivos. Sus asistentes reaccionaron con furia ante las especulaciones.

Brown esbozó ayer un programa electoral, pero en ningún momento dijo que él será el líder que lo lleve a cabo. Fue su mujer, Sarah, quien subió al estrado, , para decir a los delegados laboristas que han vivido juntos "momentos duros y momentos estupendos", que su marido "no es un santo", pero que es su "héroe".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Gordon Brown, durante su discurso programático. ANDY RYAN./EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual