x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Prisioneras de las mafias en Buztintxuri

Las mafias de la prostitución obligan a 15 mujeres en el barrio pamplonés de Buztintxuri a prostituirse y a pagar en tres años 60.000 euros por haberlas sacado de sus países. Distintas fuentes afirman que si no lo hacen, amenazan con asesinar a sus familias

Actualizada Lunes, 28 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • IVÁN BENÍTEZ . PAMPLONA

ATRAPADAS de por vida. Esclavas de una deuda que no pueden pagar. Vivir o morir. La prostitución no es el oficio más antiguo del mundo, sino la esclavitud más antigua. Un sometimiento que se da en Pamplona cada noche en pleno siglo XXI. Lo peor de todo: no se puede erradicar. El paso del tiempo lo ha demostrado.

Violadas y engañadas

La policía tiene identificadas a todas las mujeres. Aseguran que son 15, la mayoría subsaharianas. Aunque es difícil de comprobar, creen que no hay ninguna menor. Los proxenetas les quitan el pasaporte en cuanto caen en sus manos. Según fuentes policiales, siempre sucede la misma historia: salen de su país ilusionadas. Un amigo o familiar les hace creer que han conseguido un trabajo para ellas, normalmente de cuidadora, y les ayudan a salir.

No llegan en avión sino en patera. Durante el viaje sufren todo tipo de vejaciones, violaciones, palizas, muchas mueren en el intento y, una vez que desembarcan en la costa española, caen exhaustas sobre su propia realidad. Les han engañado. La persona que un día les prometió una vida digna, y era amigo de la familia, es ahora un proxeneta con toda una red de tentáculos a sus pies. A partir de este momento, derrotadas sobre la arena blanca de alguna playa, se convierten en esclavas de un "jefe", así les califican entre ellas a los "chulos". Quedan cautivas de una "deuda" que oscila entre los 40.000 y 60.000 euros y que deben pagar en tres años si no quieren morir. Se convierten en prisioneras de su propia vida. Sírvase de ejemplo: para sufragar esta cantidad, si cualquiera de estas chicas cobra 30 euros por servicio mínimo, necesitaría 2.000 servicios para poder pagar la deuda. Y esto, sin descontar el dinero que un ser humano necesita para cubrir lo básico para vivir: comer, medicinas, alquiler de la habitación... Toda una vida.

La noche cae en el barrio pamplonés de Buztintxuri como una lápida. Es sábado, 19 de septiembre. El periodista atraviesa la rotonda de entrada al barrio y advierte las botas blancas de una joven de raza negra. Se apoya sobre el círculo rojo de uno de los semáforos de la Avenida Guipúzcoa, en dirección a Berriozar. El periodista detiene su vehículo. Ella se aproxima con prudencia. Los focos del coche iluminan su rostro. De lo delgada que es parece una niña. Se llama Nzinga y tiene 19 años. Le gustaría llegar a ser modelo. A su espalda, sentada, en un banco, próximo al supermercado BM, se encuentra Jinga, más gruesa, de 22 años, y con el pelo recogido en una diadema blanca. Conversa dos palabras con el periodista. "Sueño con ser actriz", dice.

A 500 metros, en paralelo al carril bici, Sandra, una brasileña de 20 años baila a ritmo de música. El periodista vuelve a frenar. Baja la ventanilla. La muchacha se acerca. "30 euros 20 minutos", dice, quitándose los cascos y mascando chicle. En la mano sujeta un móvil. De repente, se aparta. Ha visto la mochila cerrada de las cámaras. No le gusta. Empieza a correr. Se esconde entre la maleza del callejón que hay al otro lado de la tapia encalada de la fábrica Bosh y que, estos días se encuentra con pintadas por despidos.

El periodista continúa por este camino hacia el interior del barrio. Aparca frente al portal nº 45 de la calle Madres de la plaza de mayo. Apaga las luces. Espera. Unas botas blancas, muy parecidas a las de la muchacha del primer semáforo. Se aproximan despacio desde la Avenida. Atraviesa los 50 metros del camino y se queda a medio metro del coche. Esta chica, de 25 años, vestida con medias, minifalda roja y un suéter de cuello vuelto de invierno, la temperatura ha descendido hasta los once grados, se llama Ana y es centroafricana. Lleva dos años atrapada en la prostitución. Las primeras palabras que lanza al aire en un mal castellano y de manera autómata son: "30 euros....". La conversación no se prolonga demasiado. "No puedo hablar, necesito dinero", expresa . Se da la vuelta. Durante unos segundos se queda con la mirada fija en la pared. Han dibujado una cruz gamada. Acelera el paso al distinguir las luces de freno de un vehículo en el cruce con la Avenida Guipúzcoa. Ana abre la puerta del copiloto y se mete en el coche. Desaparece. Son las diez y media de la noche. A esta hora, sale del portal Marlin Sánchez , de 30 años. Pasea el perro. "Ahora vienen más temprano", explica, "se suelen quedar hasta las seis de la mañana. Los clientes aparcan allí", indica con el dedo, "detrás del Caprabo. Dejan el suelo lleno de preservativos y toallitas de higiene.

En un piso de una calle cercana, detrás del BM, Mari Jose retira la cortina de su habitación. Se queda unos segundos mirando por la ventana: tres prostitutas se protegen del frío. Suspira.

La policía también confirma esta cifra de 60.000 euros de deuda. Al parecer, los proxenetas exigen a las prostitutas esta cantidad para costear la compra de sus propios pisos. Durante este tiempo, las mujeres sufren todo tipo de sometimientos. Quedan completamente anuladas, encarceladas en sus propios cuerpos. Las mafias les han arrebatado la documentación y algo más: la libertad. Si huyen les amenazan con quemar vivos a sus familiares. Hay mucho miedo. No se pueden empadronar sin el consentimiento de sus "chulos", tampoco pueden escolarizar a sus hijos. Al amanecer, llegan a casa, abren la puerta de sus habitaciones y caen heridas en un sueño profundo. Están tan mal heridas que no les quedan fuerzas ni para comer. El dolor no es sólo físico.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Sábado 19 de septiembre. Las mafias obligan a prostituirse a las mujeres, en este caso africanas, y a devolver una cantidad de dinero que les esclaviza de por vida. IVÁN BENÍTEZ


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ¿Y tal dificil es detener a las mafias que se dedican a la trata de mujeres? A lo mejor esto no está entre las prioridades de los numerosos cuerpos policiales que pagamos. Posiblemente estas mujeres no son Estado, ni ciudadanas de segunda...Fariseos
  • Es curioso... no se puede opinar por la señora del burka...¿miedo a los infieles anclados en la Edad Media??copy paste
  • Qué afortunada soy: no me he visto obligada a prostituirme, no debo nada a nadie, nadie es mi dueño. Por eso mismo me siento tan agradecida a mi destino que haría cualquier cosa por ayudar a esas mujeres. Yo también ofrezco mi voto, pero tengo claro que mientras no cambien las leyes no hay nada que hacer. ¿Que hay prostitutas que eligen serlo? Supongo que la excepción. Probablemente la diferencia entre unas y otras sea que mientras las primeras eligen clientes, las segundas son elegidas por ellos. Basta Ya!
  • Explicado así, Hipias, estoy totalmente de acuerdo contigo. En cuanto a las mafias, da la impresión de que se asientan en nuestro país con demasiada facilidad. Continuamente hay redadas pero por lo general los que detienen llevaban demasiado tiempo campando a sus anchas sin que nadie hiciera nada y no es que sean muy difíciles de localizar precisamente. Y si encima una vez detenidos entran por una puerta y salen por otra, apaga y vámonos.Mieira
  • ¿para que tenemos a la policia?no entiendo nada.¡Que pena me dan esas chicas!Que detengan a los jefes de esas bandas y a la carcel sin compasión que para otros asuntos bién que actuan...seguro que están las cárceles llenas de gente con menos delitos. Enhorabuena al periodista por tan buén reportaje. solidaria con las chicas
  • Hablais de chulos pero nadie dice que muchas de estas mujeres son victimas de "jefas" de chulas. Sin ir muy lejos en un periódico local puedes encontrar teléfonos que controlan a cuatro cinco chicas, la jefa es una que antes lo hacia en otro barrio de Pamplona.iren
  • No a la esclavitud, desde luego. Tanto en este tema de la prostitución como en la recogida del espárrago o el tomate. Sí a la regulación. Para que ellas puedan cotizar, tener Seguridad Social y el Estado reciba su correspondientes impuestos. Rehabilitación para los clientes. Estudios sociológicos para entender por qué hay tanta demanda en Navarra y tratamientos psicológicos o castración químicaBUZTINCHURI
  • Estoy en contra de las mafias, de los chulos, de toda esa historia que rodea a muchas prostitutas. También es verdad, aunque os parezca indignante a muchos, que hay mujeres que ejercen ese oficio voluntariamente y lo hacen porque ganan mucho más que haciendo otros trabajos. ¿A las mujeres que hacen esto voluntariamente, como las prostitutas de lujo, por ejemplo, también hay que prohibir que hagan este trabajo? ¿Esto no sería ir en contra de su libertad? Mi punto de vista es que hay que perseguir a las mafias y proxenetas y situaciones aberrantes como las que salen en las noticias de este periódico, pero también respetar a aquellas mujeres que voluntariamente ejercen ese oficio porque les interera más que hacer otros trabajos. Hipias
  • Aquí se pretenden mezclar temas interesadamente. Una cosa es la prostitución y otra la esclavitud mediante la coacción, que parece ser el caso de estas chicas.Si nos ponemos a hablar de aguantar, lo inaguantable, igual tendríamos que mentar la madre de más de uno, y volveríamos a mezclar asuntos.Kan
  • Es un claro tema de esclavitud, como las mafias que emplean a trabajadores irregulares. Otra cuestión es el oficio al que se dedican.Luis
  • Las mafias obligan a prostituirse a los autónomos, en este caso Navarros, y a devolver una cantidad de dinero que les esclaviza de por vida. Sí, Sí....135.000,00 EUR para las "SS" a lo largo de toda su vida laboral intereses gastos generados en favor de la banca por falta de liquidez permanente. Vivir o morir. La recaudación es el oficio más antiguo del mundo, también la esclavitud más antigua. Un sometimiento que se da en Pamplona cada día en pleno siglo XXI. Lo peor de todo: no se puede erradicar. El paso del tiempo lo ha demostrado. VOLVÍAN ZETINEBJAVIER
  • Hay que denunciar a los clientes y "pillar" a los chulos.La prostitucion siempre ha existido pero ahora deberia ejercerse en locales autorizados y con los trabajadores en regla,sin abusos de ningun tipo.Nueatros hijos pequeños no tienen porque ver o preguntar quienes son esas chicas ni ver "gomitas" por el suelo...No existen las de lujo que viven muy bien? Pues las de clase media y que ellas elijen esta profesion que esten aseguradas como en los demas trabajos. 2009
  • Cuando el sexo se trivializa termina por pasar factura con dramas de este tipo. La solución pasa por educar a la gente con una visión más humana de la sexualidad y combatiendo por ejemplo, la pornografía. CARLOS
  • Para "es indignante": le recuerdo que en España no es delito la prostitución, sí la trata de blancas o la explotación sexual. Pienso que hay que abrir un debate serio en la sociedad sobre la regulación de la prostitución. Hoy viene un interesante artículo sobre ello en la edición digital de Público. No se puede permitir que estas pobres chicas y sus familias sufran chantaje y esclavitud. ¡Bravo por este artículo valiente sobre el tproblema!corneta
  • Kaña a las mafias antes de que se establezcan definitivamente entre nosotros!!Ciudadano de a pie
  • La regularización no es la solución, en modo alguno, y precisamente tú Hipias que citas a Holanda deberías saberlo. Me quedo con el modelo sueco, represión pura y dura de quienes exprimen y esclavizan a las mujeres. Empezando por los chulos, sí, y siguiendo por los que buscan sexo de pago con mujereres indefensas, que no sé quien es peor. Tal y como ha dicho "Problema de ley" no es un problema policial, la policía desmonta toda la trata de blancas (irónico nombre) de esas calles en una noche, pero en pocas horas/días los jueces, en aplicación de la ley, se ven obligados a soltarlos. Endurecimiento de las leyes YA.Observador en el Tíbet Buru Batzar
  • es francamente vergonzosa la inactividad de los políticos acerca de este problema tan importante, estoy por oir alguna declaración de alguno de ellos comprometiendose a algo.un navarro
  • Muy buen reportaje Iván Benitez, lleno de ternura y compasión por las chicas que sufren el drama de la esclavitud. Y yo me pregunto ¿que podemos hacer ante esta tragedia que se desarrolla delante de nuestros portales y en nuestra ciudad?.Algo huele a podrido en nuestra sociedad si somos capaces de manifestarnos por chorradas y no movemos un dedo ante esta injusticia.edurne
  • ..muy buen artículo..no se puede hacer nada...o so INTERESA hacer nada.....Que si encarcelan a los proxenetas un juez los pondria en la calle? bueno, pero el trabajo de la policia es hacerlo todos los dias...y al siguiente dia..lo mismo ...y asi cn todos..... QUE VERGUENZA!!chica indiganda solidaria
  • Si la prostitución es ilegal deberian hacer algo no? lo primero detener a los clientes y despues a los chulosO es que hay algo oculto?No me gustaría pensar malEs indignante
  • Hipias, entérate bién de lo que pasa en Holanda donde la prostirución, otro forma más de explotacíón de la mujer, no solo no ha disminuido sino que ha crecido alarmantemente y donde los chulos ahora son empresarios legales y respetables. ¿genial verdad? y ya no se ven obligados a blanquear su asqueroso dinero.navarro 100%
  • Hipias, a ver si te crees tu que en Holanda no hay prostitutas exclavas.El que va con esas señoritas es el primer maltratador, pues se aprovecha de la situación de las chicas, así pues, multa a los puteros, generalmente hombres que engañas a sus mujeres y gente que no sabe que hacer para divertirse...Jos
  • Esto ya es algo más que la prostitución. Esto se llama EXCLAVITUD, mercancia de personas. Si con la policia no es suficiente, ¿dónde estamos las personas que pertenecemos a ONGs; grupos de cristianos y etc.....? No podemos permanecer pasivos, solo con críticas baratas.carmen
  • Esto no puede ser. Se debe controlar para que no haya mafias que esclavicen a estas mujeres. Creo que la prostitución se debería regularizar y ordenar legalmente para que este tipo de cosas no ocurran. Tenemos un ejemplo como Holanda, donde hay una legislación que protege y regula el trabajo de las mujeres que se dedican a este oficio.Hipias
  • El viernes pasado, en los comentarios de lectores sobre la prostitución en Badostáin, había vecinas que decían que a ellas no les molestaban... Espero que reflexionen. Felicidades a DN por el artículoUn vecino

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual