x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ENVIDO

Eco

Actualizada Lunes, 28 de septiembre de 2009 - 04:00 h.

LLEGÓ al pabellón para ver el partido. Se sentó en la 3ª fila, pero no se encontró cómodo. Se cambió a la 5ª, pero tampoco su satisfacción era plena. Pasó a la 7ª. No. A la 9ª. No. A la 10ª. No. A la 12ª. Qué va. A la 15ª. No. A la 17ª. Bien, pero mejorable. Quizás en la 23ª. Perfecto. Desde su asiento en la 23ª fila podía escuchar claramente las instrucciones de los entrenadores a sus jugadores en los tiempos muertos. Un lujo.

Acomodó bien el culo y, de repente, se le deslizó una moneda desde el bolsillo. Cayó al suelo y quedó muerta, sin dar ni un bote. Clin... clin... clin. La recuperó. El partido avanzaba a cara de ogro. Golpes y más golpes. "¡Árbitro, en ataque!... ataque... ataque", gritó. El árbitro se giró para descuartizarle con la mirada. La segunda parte bajó en pulsaciones. Ventaja suficiente en el marcador, sólo había que administrar. Ante la atonía, se puso a mirar al resto de la grada. Barrido casi panorámico. "¿Me atrevo?", pensó. Se atrevió. Se puso en pie y chilló: "Si de normal venimos unos mil espectadores, ¿me puede explicar alguien a qué viene un pabellón para diez mil?... mil... mil". Al instante, oyó las pisadas de los guardias de seguridad que venían a por él. Muchas pisadas, por lo que dedujo que serían unos seis. Le sobraron cinco. "Acompáñeme a la salida...", le dijo el único guardia que había, "... salida... salida". Y de esta forma, a la fuerza, se marchó de un pabellón en el que, sí, se escuchaba el eco.

Nota: hoy, a las 12.00 horas, se colocará la primera piedra del futuro Pabellón Reyno de Navarra Arena de Pamplona. Dicha piedra albergará en su interior un ejemplar de este periódico y, por tanto, este texto, dedicado a un pabellón pensado a lo grande, cuando la realidad presente es muy modesta.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual