x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Se desvanecen la posibilidades de un arreglo en la crisis de Honduras

Micheletti responde a las voces que llegan desde la ONU diciendo que el cerco policial es para proteger la embajada

Actualizada Domingo, 27 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • EFE. TEGUCIGALPA

Las esperanzas de un diálogo sobre la crisis en Honduras se desvanecieron, en una jornada en que el Gobierno de facto respondió a la condena del Consejo de Seguridad de la ONU a las intimidaciones contra la Embajada de Brasil con la afirmación de que el cerco policial es para proteger el edificio.

Las denuncias de Manuel Zelaya sobre ataques con gases tóxicos por parte de la policía, negados por el Ejecutivo interino, los matices del presidente depuesto sobre las conversaciones del día previo y las protestas de sus seguidores volvieron a relegar la posibilidad de un diálogo en Honduras.

"Nosotros sólo estamos respondiendo a la petición que hizo el Gobierno del señor Lula da Silva al Gobierno de Honduras que quería garantizar la Embajada, el edificio y también la vida del que estaba dentro", dijo Micheletti en declaraciones a periodistas.

"Estamos comprometidos a garantizarle la parte de afuera al Gobierno de Brasil", insistió el presidente de facto, después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenara los "actos de intimidación" contra la Embajada de Brasil, donde se encuentra el presidente depuesto, Manuel Zelaya, desde el lunes.

Micheletti insistió en esa respuesta y al ser preguntado si iba a acatar la resolución de las Naciones Unidas, negó que se pinchen teléfonos o haber lanzado gases en ese edificio, y acusó de los cortes de luz y agua a los seguidores de Zelaya que acamparon en el lugar el lunes, antes de ser sacados por la fuerza.

Estado de salud

Fuentes del entorno de Zelaya declararon ayer que se encuentra bien de salud a pesar de los supuestos ataques con gases contra la embajada de Brasil.

"El presidente está bien, lo miraron los médicos y está bien", dijo telefónicamente a Efe el sacerdote Andrés Tamayo, uno de los colaboradores más cercanos de Zelaya, quien se encuentra en la legación desde el pasado lunes, cuando regresó al país por sorpresa.

"Hemos amanecido tranquilos, siempre con las supuestas informaciones de que anoche (los militares) iban a meterse" en el edificio, agregó Tamayo.

El sacerdote aseguró que en la víspera sufrieron los efectos de gases emanados de "bolsas con químicos y mangueras" colocadas en los alrededores de los predios de la sede diplomática.

El religioso indicó que el viernes "doctores independientes, fieles a la resistencia" examinaron al presidente y le encontraron irritación en la garganta.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El cerco policial visto desde una terraza de la embajada de Brasil donde se encuentra Zelaya. AFP


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual