x
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El mundo de la música lamenta la muerte de la pianista Alicia de Larrocha

Dio su primer concierto a los 6 años y tras ser descubierta por Frank Marshall, llegó a ofrecer 120 recitales al año

Actualizada Domingo, 27 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • EFE. MADRID/BARCELONA

El mundo de la música lamenta la muerte de Alicia de Larrocha, a la que sus compañeros no dudan en calificar como la mejor pianista de la historia de España, una intérprete que representaba "todos los valores del gran arte".

De Larrocha, fallecida el viernes por la noche en Barcelona a los 86 años, era la pianista de mayor proyección internacional del panorama musical español al atesorar, entre otros premios, dos Grammy, además de haber sido distinguida con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1994. Virtuosa de la música desde la más tierna infancia, De Larrocha, nacida en Barcelona en mayo de 1923, dio su primer concierto público a los seis años y a los once ya participó en su primer concierto oficial, con la Orquesta Sinfónica de Madrid.

Esta niña prodigio para la música fue descubierta por Frank Marshall, discípulo de Enrique Granados, que la llevó a iniciar su carrera como concertista en 1940, con escasos 17 años. En 1947, comenzó sus giras por Europa y en 1955 dio el salto a Estados Unidos. En los años 60 llegó a programar alrededor de 120 conciertos anuales en el mundo. Esta vertiginosa carrera estuvo a punto de verse truncada en 1968 cuando se lesionó un dedo con la puerta de un taxi, aunque consigue recuperarse.

Entre otros premios, De Larrocha estaba en posesión del título de "Mejor Artista del Mundo" (1977), de la medalla de oro del Spanish Institute de Nueva York (1980), del Premio Nacional de Música (1985) y del Premio de la Fundación Guerrero (1999), además de obtener dos Grammy: uno en 1989 a la mejor solista instrumental de música clásica por los Cuadernos de Iberia de Albéniz, y el segundo en 1994 por su interpretación en el disco Goyescas. Tras recibir en 1993 el Premio Ondas a la mejor solista de música clásica, un año más tarde le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, y en 1995 obtuvo el Laurel del Consejo Internacional de la Música (CIM) de la Unesco.

Alicia de Larrocha fue la única concertista española incluida en unas grabaciones con recopilaciones de los 74 mejores pianistas del siglo XX promovidas por diversas compañías discográficas. Casada con el también pianista Juan Torra y madre de un hijo y una hija, se mantuvo activa hasta hace relativamente poco ya que emprendió un gira en 2000 por países de Sudamérica, ofreció un recital en Miami en 2001 y participó en varias actuaciones en 2002 en lugares tan emblemáticos como el Palau de la Música de Barcelona y la sala Carnegie Hall de Nueva York.

Una referencia

"Alicia ha sido siempre para mí una referencia, desde que comencé mis estudios la miraba, la escuchaba, fascinada por su maestría, por su forma de tocar", comentaba ayer Rosa Torres Pardo, otra de las más célebres pianistas españolas. "Ella ha sido un ejemplo importante para toda mi generación, todos hemos seguido sus pasos", ha destacado mientras apuntaba que de Larrocha ha sido la pianista española "más reconocida" y una intérprete que ha llevado por todo el mundo el repertorio español.

Para Javier Perianes, uno de los pianistas jóvenes españoles más destacados, De Larrocha "paseó la música española con la batuta de los más grande, porque ella era la más grande. Uno de sus discípulos, Luis Hernando Pérez, que estudió "seis o siete años" en la academia de Alicia de Larrocha en Barcelona, explicó que en sus clases le "inculcó sobre todo el equilibrio, la serenidad, el temple a la hora de tocar y me aconsejaba siempre ir poco a poco".

Compositores como Cristóbal Halffter o Tomás Marco también han lamentado la muerte de la pianista. Halffter, "muy amigo" de "la gran señora del piano", comentaba que todos los profesionales "la tendremos siempre en el recuerdo". Tomás Marco aseguraba que "ha representado como nadie los ideales de la música española."

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Alicia de Larrocha, fotografiada en 2004. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra