x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Zelaya rechaza la oferta de diálogo de Micheletti y dice que no pedirá asilo político a Brasil

Por su parte, el mandatario brasileño, Lula da Silva, renuncia a ejercer como mediador en la crisis política en Honduras y dice que le corresponde a la OEA

Actualizada Miércoles, 23 de septiembre de 2009 - 08:14 h.
  • AGENCIAS. Tegucigalpa

El mandatario depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, calificó a última hora de ayer (madrugada en España) de "manipulación" la propuesta de diálogo hecha horas antes por el Gobierno 'de facto' de Honduras, que accedió a negociar con el depuesto mandatario si éste reconocía los comicios generales del 29 de noviembre.

Zelaya rechazó la negativa del presidente interino, Roberto Micheletti, de restituirle en el cargo del que fue expulsado el pasado mes de junio en un golpe militar que le obligó a partir al exilio. Asimismo, acusó a las autoridades hondureñas de negarse a lograr una solución pacífica de la crisis nacional.

"No hay voluntad de resolver la crisis de Honduras, el país vive una convulsión después del golpe de estado", dijo. "He venido para que el diálogo sea directo, para que se reconstruya el sistema democrático del país y nunca se vuelva a suplantar los poderes del ciudadano, la soberanía popular", apuntó en declaraciones a la emisora Radio Globo

El presidente 'de facto' dijo esta noche estar dispuesto a dialogar si Zelaya reconoce el proceso electoral del 29 de noviembre próximo y propuso una mediación que encamine las conversaciones en las próximas semanas. Zelaya respondió que los comicios deben realizarse en condiciones de igualdad para todos los candidatos, no con algunos privilegios y otros reprimidos.

Al respecto, descalificó la celebración de comicios en el clima de "represión, crímenes y otras violaciones a los Derechos Humanos de la población, que sólo exige la restitución de sus derechos".

El presidente derrocado en Honduras Manuel Zelaya descartó este martes pedir asilo político a Brasil, en cuya Embajada en Tegucigalpa permanece refugiado desde que regresara por sorpresa al país el lunes pasado.

Zelaya confirmó al canal de televisión brasileño Globo que no tiene intención de pedir asilo político a Brasil. "Sólo le pido a Brasil protección", insistió el ex mandatario hondureño.

Preguntado por cuánto tiempo tiene previsto permanecer en las dependencias de la Embajada brasileña, Zelaya rechazó dar una fecha al asegurar que ello "depende de un proceso de negociación política" para dar salida a la crisis política que vive Honduras después de que Zelaya fuera derrocado en un golpe de Estado el pasado 28 de junio.

El presidente derrocado regresó este lunes a Honduras con el objetivo de impulsar un diálogo con el presidente del Gobierno 'de facto' en el país, Roberto Micheletti, a fin de dar una salida a la crisis.

Micheletti por su parte reconoció este martes estar dispuesto a abrir un diálogo con Zelaya si éste acepta reconocer la legitimidad de las elecciones presidenciales previstas para el 29 de noviembre.

El presidente brasileño, Luiz Ignácio Lula da Silva, dejó claro este martes que su Gobierno no pretende actuar como mediador en la crisis política en Honduras pese a que Brasil ha permitido al presidente derrocado Manuel Zelaya refugiarse en su Embajada en Tegucigalpa a su regreso a Honduras.

En los márgenes de la reunión de alto nivel auspiciada por la ONU celebrada este martes en Nueva York, Lula aseguró que el papel de mediación en Honduras corresponde a la Organización de Estados Americanos (OEA), aunque hasta ahora la labor de mediación la venía encabezando el presidente de Costa Rica, Óscar Arias.

"El negociador es el jefe de la OEA, él se tiene que sentar en la mesa de negociaciones y negociar", aseguró Lula, según la agencia de noticias brasileña Estado. El ministro de Exteriores brasileño, "Celso Amorim, ya habló con (el secretario general de la OEA, José Miguel) Insulza para ver si la OEA va para allá para tratar de ayudar", agregó.

Por su parte, Insulza aseguró desde Nueva York que está a la espera de recibir garantías para poner impulsar la mediación en Honduras y viajar a Tegucigalpa. Insulza tuvo que aplazar su viaje al país centroamericano, previsto para ayer, debido al cierre decretado de los aeropuertos en Honduras tras el regreso de Zelaya al país.

"Tenemos que tener garantías para poder negociar", explicó Insulza en declaraciones recogidas por el diario hondureño 'El Heraldo'. "Nosotros queremos contribuir a la paz, no queremos contribuir a la división ni a las confrontaciones (...) Vamos a intentar el diálogo y la mediación porque esas son las herramientas que tenemos, no tenemos un ejército para ir allá y no lo utilizaríamos", aseguró.

El secretario general de la OEA aseguró que está en contacto tanto con Zelaya como con el Gobierno 'de facto' que derrocó al presidente legítimo Manuel Zelaya el pasado 28 de junio y defendió como base de la negociación el Acuerdo de San José promovido por Arias que, por su parte, contempla el retorno de Zelaya al poder y la celebración de elecciones presidenciales en noviembre, aunque ha sido rechazado por ambas partes.

Aunque Insulza reconoció que el regreso de Zelaya "ciertamente aumenta la tensión", también crea, a su juicio, "una gran oportunidad" para dar una salida a la crisis que vive el país centroamericano durante casi tres meses.

Por otra parte, Brasil y Estados Unidos han apoyado convocar este jueves al Consejo de Seguridad de la ONU para abordar la situación en Honduras, según el propio Zelaya. La decisión fue adoptada a última hora del martes entre representantes del Gobierno brasileño y de la Organización de Estados Americanos, explicó la agencia Estado.

Pese a las garantías del Gobierno 'de facto' de que no allanará la Embajada brasileña en Tegucigalpa, Brasil está preocupado por "la seguridad de Zelaya y con la seguridad e integridad física de las instalaciones de la Embajada y de sus funcionarios", reza la carta de Brasil dirigida a la embajadora estadounidense ante la ONU, Susan Rice, que ostenta la presidencia del Consejo de Seguridad, informó la agencia Estado.

Amorim explicó ayer que la reunión del Consejo de Seguridad está destinada a informar a sus miembros debatir formas para evitar que "algo peor llegue a pasar", según la cadena de televisión brasileña Globo.

Según la TV Globo, Amorim dijo que la convocatoria del Consejo de Seguridad está destinada a informar a los países miembros del organismo sobre la situación en Honduras para debatir formas de evitar que "algo peor llegue a pasar".

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Ian Kelly, aseguró por su parte que Estados Unidos busca dar ayuda a la Embajada brasileña en forma de suministros de diésel para operar generadores, dado que la legación permanece sin agua, luz y electricidad.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Seguidores del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, se enfrentan con la Policía hoy, 22 de septiembre de 2009, en la colonia el Pedregal de Tegucigalpa (Honduras). El mandatario de facto del país centroamericano, Roberto Micheletti, está dispuesto a conversar con Zelaya, quien se encuentra en la embajada de Brasil en calidad de huésped, para resolver la crisis si éste reconoce la convocatoria de las elecciones para el 29 de noviembre.

Seguidores del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, se enfrentan con la Policía hoy, 22 de septiembre de 2009, en la colonia el Pedregal de Tegucigalpa (Honduras). El mandatario de facto del país centroamericano, Roberto Micheletti, está dispuesto a conversar con Zelaya, quien se encuentra en la embajada de Brasil en calidad de huésped, para resolver la crisis si éste reconoce la convocatoria de las elecciones para el 29 de noviembre.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual