x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Negredo y el "agujero negro"

El público reclamó una mano de Adriano en el control del balón. La jugada es muy difícil para el árbitro

Actualizada Domingo, 20 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA .

No había hecho nada en 35 minutos. Apenas había tocado un par de balones sin peligro alguno. Pero los jugadores con la clase de Álvaro Negredo, que estuvo a punto de vestir la camiseta de Osasuna hace pocas temporadas, les basta una sola ocasión para machacar al rival.

Al de Vallecas pocos equipos se le dan mal, y Osasuna no está lamentablemente entre ellos. Negredo, con el de ayer, le ha marcado a Osasuna cinco goles en cinco partidos.

El de ayer quizá no sea el más bonito de todos ellos, pero vale tres puntos de oro para el Sevilla. El delantero madrileño se aprovechó del agujero que permitió la defensa navarra. Ni Sergio ni Oier aciertan a llegar al área pequeña antes que Negredo, que remata a placer. Era el 0-1 y Osasuna pareció recibir desde entonces un rejón de muerte del que sólo se recuperó, a ráfagas, en los primeros minutos de la segunda mitad.

Eso sí, el gol llegó con polémica. Adriano fabricó la jugada en la banda derecha, junto al vértice del área. El público pidió mano en el control del balón que hizo el sevillista. Adriano estira el brazo para recibir mejor el esférico en su pecho, y éste golpea en una zona muy complicada de determinar entre el sobaco y el brazo. Viendo la repetición de la jugada en repetidas ocasiones sigue sin estar claro. Lo único claro es que el árbitro y su asistente decidieron que no lo era, la jugada siguió y el fallo defensivo de laterales y centrales propició el gol de Negredo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Yo con Osasuna a muerte, pero vamos, sed un poco imparciales, eso no es mano jamás, el hombro o la tetilla o esa zona es el tronco. El jugador hace uso de su cuerpo, de su tronco, para llevarse el balón. Me imagino a Martínez de Zuñiga (Cadena Ser) y otros forofillos si le anualn un gol así a Osasuna. Más le vale a Izco ser más osasunista y menos madridista. No somos el Castilla, pero lo parecemos: el año pasado la camiseta con ribetes blancos, entrenador meregón y del despiece de la vaca blanca, las puestas que nadie quiere.Con este RealMadrid-B derechitos a 2ª
  • Pues yo he visto la jugada por lo menos diez veces en la tele y no veo la mano por ningún lado. camachograciasporestarperonoestar
  • la mano fue clara, a mi no me hace falta ver ninguna imagen,vi el partido encima de la jugada y fue mano y clara y con intencion de parar el balon con el brazo,no disculpes al arbitro que el linia estaba a dos metros,igual que estaba cuando le sale el balon a juan fran en la linea del corne medio metro y el no lo ve,pero como no habia peligro...........................cucograciaspornoestar
  • Así, así, vamos poco a poco hacia arriba..., ¡que dios nos pille confesados!!!fg

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual