x
    Navarra

Eslovenia se suma a la lucha por las medallas

Actualizada Sábado, 19 de septiembre de 2009 - 03:59 h.
  • EUROPA PRESS. KATOWICE (POLONIA)

La selección española busca hoy frente a Grecia -que derrotó ayer a Turquía en la prórroga por 74-76- la séptima final europea de su historia, un objetivo realista y más accesible, vista la evolución del equipo en el torneo, que pasó de bordear la eliminación en la segunda jornada a convertirse en un rodillo en los cuartos de final contra Francia.

La mejor generación del baloncesto español se plantó en este Eurobasket con la vitola de favorito frente a selecciones tradicionalmente fuertes que llegaron a Polonia huérfanas de sus mejores figuras. Sin embargo, una primera fase dubitativa sembró dudas en el horizonte español, muy nublado tras la derrota frente a Turquía.

Recuperados de sus problemas físicos y enrabietados por dos tropiezos inesperados, los españoles recuperaron parte de su potencial contra Lituania y Polonia. Una vez disipadas las dudas, España recuperó su mejor versión, la que guió a la gloria mundialista y olímpica, para arrasar a Francia en cuartos y recuperar su trono moral en el torneo.

Además, batiendo a les bleus, el combinado nacional se aseguró disputar su sexta semifinal consecutiva en un Eurobasket, ronda en la que está presente desde 1999, aunque nunca pudo conseguir la presea dorada.

La superioridad de Gasol

Buena parte del crecimiento español se enraizó en la recuperación de Pau Gasol. Tras un inicio renqueante, el catalán está calcando los números que marcó la temporada pasada en los Lakers y ya es el máximo anotador (18,9 puntos por partido), reboteador (8,3) y taponador (2,1) del Eurobasket.

Por encima de esta estadística, Gasol instaló una superioridad que condiciona el planteamiento de los rivales. Las defensas dobles contra el pívot dejan espacios abiertos a sus compañeros, y ahí es donde aparecen Juan Carlos Navarro y Rudy Fernández.

El capitán es el octavo anotador del torneo y, junto con Rudy, el máximo triplista por detrás del esloveno Lakovic y el alemán Schaffartzik. De su inspiración dependerá en buena medida el rumbo del equipo.

En defensa, Ricky Rubio parece adaptado a lo que Sergio Scariolo le demanda. El joven base notó al principio la titánica tarea de sustituir a José Manuel Calderón, pero ante una estrella de la NBA como Tony Parker mostró que está superando el reto.

La recuperación de Garbajosa, la labor interior de Felipe Reyes y Marc Gasol, o los minutos de apoyo de Llull y Mumbrú también serán importantes. Si la combinación funciona, el equipo español se asegurará su quinta medalla en una década.

Para conseguirlo, el conjunto dirigido por Scariolo deberá superar a un rival de entidad que es, además, un viejo conocido en estas rondas finales. Grecia, víctima en la final del Mundial de Japón y en las semis del último Eurobasket, se vuelve a cruzar en el camino de los españoles.

Sin embargo, los helenos se plantaron en Polonia sin sus principales referencias, Theo Papaloukas y Dimitris Diamantidis, dos de los mejores exteriores del continente. Sus ausencias, junto a la presencia en el banquillo del lituano Jonas Kazlauskas, cambiaron notablemente el perfil del equipo. El actual conjunto griego conserva su oficio y competitividad en ritmos bajos de partido, pero adquirió un peligroso gusto por el juego a campo abierto.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra