Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Los misterios de una villa romana

La revista "Conocer Navarra" convocó ayer a medio centenar de escolares para realizar una visita guiada a la villa romana de Arellano. Allí descubrieron una peculiar casa de campo en la que se producía vino y se conservaban extraños ritos religiosos

Actualizada Viernes, 18 de septiembre de 2009 - 04:00 h.
  • NEREA ALEJOS . ARELLANO

LA revista Conocer Navarra escogió como escenario de la presentación de su decimosexto número la villa romana de Arellano, a la que dedica uno de sus reportajes principales. En esta ocasión, el acto consistió en una visita guiada en la que participaron medio centenar de alumnos de 6º de Primaria del Colegio Público Mendillorri.

Junto a ellos recorrió la villa la arqueóloga Mª Ángeles Mezquíriz, responsable de las excavaciones arqueológicas que permitieron dejar al descubierto todos los vestigios que ayer pudieron conocer los escolares. A la visita, que duró una hora, también acudieron el consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas y el director general de Turismo, Carlos Erce, así como la directora de la revista Conocer Navarra, Ana Domínguez y José Ignacio Roldán, director de comunicación del grupo La Información.

Los escolares, de entre 10 y 11 años de edad, conocieron con todo detalle cómo vivían los habitantes de la villa gracias a las explicaciones de Nuria Osés, que les llevó por todas las estancias, distribuidas en torno a un patio interior.

"En Arellano elaboraban vino que iba hasta el Mediterráneo y luego a Roma", les contó. La villa estuvo ocupada del siglo I al VI, pero de forma interrumpida, ya que en el siglo III se produjo un incendio que hizo que el primer piso se desplomara sobre la bodega y ésta quedara sellada. El recorrido comenzó precisamente en la bodega, donde los escolares pudieron contemplar los dolia o enormes tinajas que servían para almacenar el vino. Osés explicó que se han restaurado 18 doliapero que se han conservado un centenar. "¿Los jarrones os los encontrásteis rotos?", preguntó una alumna en cuanto tuvo ocasión.

En la bodega también se mantienen las columnas que sostenían el piso superior que acabó derrumbándose debido al incendio. "¿Quién compró esta casa?", se interesó otro alumno. "No se sabe porque no hemos encontrado ningún documento", le contestó Osés.

La guía atrajo la atención de los visitantes hacia un detalle realmente "excepcional": la presencia de un altar o larario en la bodega, algo que no se ha visto en ninguna otra villa romana. "Los romanos oraban por la mañana, antes de ponerse a trabajar, y también antes de cenar, porque para ellos era la comida más importante", explicó.

A continuación les condujo al interior de la casa. "Vamos a ver algo muy curioso, una cisterna". adelantó. Pero antes les invitó a hacer un ejercicio de imaginación en el lugar en el que se encontraba el patio de la villa. Porque donde ayer había piedra desnuda en el pasado existían paredes de colores fuertes, como el granate, así como fuentes, columnas y estatuas. También hubo que echarle imaginación a la hora de contemplar el mosaico que representa el nacimiento de Attis, el joven del que se enamoró la diosa Cibeles. Decenas de miradas se clavaron en las teselas para tratar de encontrar el cuerpecillo de Attis y la silueta de la ninfa que le salva. "¿Dónde está el niño? ¿Y la mujer?", preguntaban inquietos. Precisamente ese mito de Attis y Cibeles inspiró los ritos paganos que hallaron refugio en la villa, cuyos habitantes debían ser reacios a convertirse al cristianismo. "Al tratarse de una casa apartada, aprovecharon para practicar sus rituales", comentó Osés.

Cuando llegó el momento de contemplar la cisterna, que permitía recoger el agua de la lluvia, la guía les contó que para mantener el agua potable se utilizan peces, en concreto barbos. "Como se mueven mucho, ayudan a oxigenar el agua y también limpian las paredes y los suelos, como los chupones de los acuarios", detalló.

El siguiente mosaico, el que ocupaba el comedor, utilizaba como principal motivo la boda de Attis. Pero no era con Cibeles, sino con una ninfa. La historia no podía acabar bien. Cibeles mató a la joven y Attis, que se volvió loco, murió desangrado.

Gracias a ese mosaico los alumnos pudieron conocer que los romanos comían recostados en bancos que se colocaban sobre motivos geométricos, dejando libre el centro, ocupado por la escena de la boda.

La visita culminó en el mosaico de Las Musas. Dividido en nueve casillas, en cada una de ellas se representa la figura de una musa, todas ellas acompañadas por un personaje masculino. Este mosaico fue el primero que apareció, a finales del siglo XIX, de ahí que la villa de Arellano se conozca como la de Las Musas.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El grupo de escolares del Colegio Público Mendillorri posó junto a sus profesores en la bodega de la villa romana de Arellano. Al fondo, Ana Domínguez (izquierda), directora de Conocer Navarra y la arqueóloga María Ángeles Mezquíriz flanquean al consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas. GARZARON

Detalle de uno de los mosaicos, donde la escena principal se rodea de motivos geométricos. GARZARON


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Cuando Romás Felones era el consejero responsable de cultura en el gobierno Urralburu la Villa de Las Músas no se podía visitar.Corpas y UPN están haciendo por la cultura cien veces más que Felones y el PSN. NaBai/ANV no solo no hacen sino que ostaculizan y sabotean todo lo que pueden.Claro que ellos verían un éxito que Navarra fuera mal.Ujué Naufragios

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra