Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

De fabricar armas a atraer turistas a Eugi

El concejo de Eugi y el Ayuntamiento de Esteribar han dado los primeros pasos para recuperar y rescatar del olvido la Real Fábrica de Armas de Eugi, del siglo XVIII. Una vez sea estudiada y consolidada, pretende ser un reclamo turístico.

Actualizada Lunes, 24 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • ASER VIDONDO . EUGI

TOTALMENTE oculta por el arbolado y la maleza en pleno puerto de Urkiaga, la Real Fábrica de Armas de Eugi, "una gran desconocida frente a la de Orbaitzeta", aguarda para ser rescatada del olvido. Industria puntera en la zona y clave para la Corona en el siglo XVIII, se construyó en 1766 y llegó a dar trabajo a cientos de personas en los montes de Quinto Real, hasta que cesó su actividad en 1794, tras ser destruida por tropas francesas.

Ahora, el concejo de Eugi y el ayuntamiento del valle de Esteribar, con asesoramiento de Cederna-Garalur, han dado los primeros pasos para recuperarla y convertirla en un punto de referencia turística. Asimismo, se está tramitando su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC).

"La fábrica se ubicó aquí por ser un sitio estratégico", explica Maite Errea Errea, presidenta del concejo de Eugi. "Además de estar junto a la frontera con Francia, tenían todo lo que necesitaban: madera para hacer carbón, minas de hierro, y cursos de agua para mover maquinaria", agrega.

Es la tercera ferrería que se instaló en Eugi. Entre los siglos XV y XVII hubo una en la zona de Olaondo, debajo del actual embalse, que después se trasladó a Olazar, 4 km río arriba, en donde hoy se ubica el cruce hacia Irurita desde el puerto de Urkiaga. Pertenecía al Reino de Navarra, y después al de España, tras la conquista del primero. Aquí se producía armamento de hierro, cascos y armaduras. "Hay 70 de éstas en el Palacio Real de Madrid", señala Errea. "En 1536, el rey Felipe II hizo contratar armeros de Milán, la elite europea en la elaboración de armaduras, y estuvieron aquí", agrega.

Después se creó, en Olaberri, la que ahora se quiere recuperar (1766-1794). "Se cerraba una ferrería y se abría otra, principalmente, porque se agotaban los recursos madereros próximos, y porque las infraestructuras se quedaban antiguas", explica. De 1784 a 1874, por su parte, estuvo funcionando la Real Fábrica de Armas de Orbaitzeta (Aezkoa), más conocida y que también será recuperada.

Adaptada al monte

El conjunto de la Real Fábrica de Armas, ubicado a 8,5 km de Eugi y a 9 de la muga con Francia, abarca 10.000 m2, contando con los restos del antiguo poblado anexo. Aquí llegaron a vivir 500 personas, en pabellones, y había hasta escuela, centro médico y capilla. Las instalaciones de la fábrica, en parte derruidas, mantienen la esencia de su estructura. Están especialmente conservados los arcos sobre el río Arga. La fábrica se levantó adaptada al talud del monte.

En esta instalación se fabricaban, sobre todo, munición para cañones y armas ligeras de hierro. La fábrica funcionaba con el carbón vegetal obtenido por los carboneros con la madera de haya. Con éste, se fundía después en el horno el hierro extraído de minas próximas, y se empleaba el agua que discurría por el río, bajo la misma fábrica, para mover los fuelles. Después, se separaba el mineral más puro de las escorias, y ya eran los herreros los encargados de dar forma a ese hierro.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El río Arga pasa por debajo de los arcos de la Real Fábrica de Armas de Eugi, que ahora busca ser recuperada. JOSÉ CARLOS CORDOVILLA

Desde la izda., y ante la puerta de una carbonera: Edurne de Miguel (agente de Cederna-Garalur); José Antonio Errea Errea, concejal del ayuntamiento de Esteribar; Maite Errea Errea, presidenta del concejo de Eugi; Francisco Javier Borda Garde, alcalde de Esteribar; y Bidane Gracia Binue, concejal del concejo de Eugi. JOSÉ CARLOS CORDOVILLA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra